noticias


¿Cuánto pesa un kilo?

Pues exactamente 999,99995 gramos, a tenor de lo que reconoce la famosa Oficina Internacional de Pesos y Medidas de Sèvres. Un nombre familiar para los que hace tiempo que peinamos canas, porque formaba parte del batiburrillo de letanías que en los colegios de hace cuatro o cinco décadas había que aprenderse de memoria; y de memoria recito, con riesgo de errar, aquello de: "el metro es la distancia existente entre dos marcas de una barra de platino-iridio que se conserva en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas de Sèvres, cerca de París, y equivale a la milmillonésima parte de un cuadrante de meridiano terrestre".

FUENTE | madri+d 09/01/2008
 
Comenarios Enviar a alguien Imprimir
Imprimir en blanco y negro
Compartir noticia

Delicious  Digg  Yahoo meneame

Hace tiempo que el metro dejó de tener esa cierta pátina de aventura (yo me imaginaba que se trataba de un tesoro férreamente resguardado y constantemente vigilado por madelmans bien armados, porque si alguien lo robaba podía dejar el mundo sin uso de sus pilares fundamentales), para convertirse en "la longitud que recorre la luz en el vacío durante 1/299.792.458 segundos", lo cual tiene la ventaja de usar como referencia un valor absoluto bien conocido, Einstein dixit, que es la velocidad de la luz, pero también obliga a definir la otra referencia, el segundo. Y el segundo hace tiempo que también dejó de estar oficialmente definido como 1/86.400 veces la duración del periodo de rotación terrestre, entre otras cosas porque ahora sabemos que la Tierra se mueve cada vez más despacio y el día dura un segundo más cada 50.000 años. Puestos a buscar precisión, la encontramos en el siempre sorprendente mundo del átomo, y hoy, como es bien sabido, un segundo es igual a "9.192.631.770 períodos de radiación correspondiente a la transición entre dos niveles del átomo de cesio 133, en condiciones iguales a 0 Kelvin".

Pero en cuanto empezamos a movernos por la física, ya sea la clásica, ya la moderna, enseguida nos aparece otro concepto esencial, el de masa, cuya unidad de medida es el kilogramo, y que de acuerdo con el Sistema Internacional de Medidas se define todavía a la vieja usanza como "la masa que tiene el cilindro patrón, compuesto de una aleación de platino e iridio, que se guarda en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas en Sèvres". Así que la famosa oficina todavía tiene un tesoro que guardar... y no parece que lo estén haciendo a la altura de las circunstancias. La costosa aleación se escogió por su especial estabilidad, y se conserva en condiciones de ultravacío dentro de una campana de cristal, donde nada pueda perturbarle; mil precauciones para tratar de evitar lo inevitable: todo muda, nada es eterno. Heráclito ya lo sabía hace dos milenios y medio, nosotros al parecer nos hemos enterado hace unos meses, cuando se ha dado a conocer que nuestro preciado patrón ha adelgazado 50 microgramos en los casi 130 años transcurridos desde que fue fundido y casi 120 desde que fue consagrado.

Uno se pregunta (seguro que ustedes ya lo han hecho también) qué patrón de medida han utilizado para comprobar el dato, teniendo en cuenta que la referencia es el propio patrón, ¿puede haber una medida que detecte el error en el patrón de esa medida? Buena cuestión para plantearle a Gödel; lástima que ya no esté con nosotros.

Dicen que se ha calculado utilizando las copias que periódicamente se hacen para servir de referencia fuera de la urna donde se conserva ese kilo delgadito (eso recuerda aquello de la horita corta que se deseaba antaño a las parturientas). Es uno de los problemas que se producen al confiar el valor de una medida a un objeto en lugar de a un concepto. De hecho, de las siete unidades básicas contempladas en el Sistema Internacional de Medidas es la única que sigue definiéndose con un patrón de muestra.

¿Hasta cuándo? Pues parece que no habrá que esperar mucho. Ya hay dos proyectos en marcha que pretenden conseguir una definición conceptual del kilo, compitiendo entre sí por llevarse el beneplácito de los responsables de la Oficina Internacional de Pesos y Medidas. Uno se basa en el número de Avogadro (NA) que nos proporciona la relación entre la masa atómica y el volumen de un isótopo. Podemos así saber el número exacto de átomos de ese isótopo que formarían un kilo de masa siempre que esa constante NA la conozcamos con la suficiente precisión, que actualmente es de una parte por diez millones. Varios grupos de diversos países trabajan en la construcción de esferas cristalinas de silicio-28 de enorme pureza, cuyo volumen exacto sólo podremos determinar con precisión dependiendo de la perfección de la forma. De hecho, el grupo australiano que confecciona las bolas presume de haber conseguido la esfericidad más perfecta de un objeto hasta la fecha, con una desviación máxima de 35 nanómetros. El otro proyecto es el de la "balanza de Watt", que pretende determinar cuanta energía es necesaria para generar una fuerza electromagnética que equilibre de forma perfecta la atracción gravitatoria de un objeto de masa 1 kilo. La incertidumbre en este caso es menor que en el anterior, ya que es de 1 entre 200 millones.

Gane quien gane, en breve tendremos una definición adecuada para la unidad de masa y el actual patrón adelgazado pasará a las vitrinas de un museo, aunque, de igual manera que la actual definición del metro no alteró un ápice los marcadores kilométricos de las carreteras, la del kilo no corregirá los desajustes de la balanza del tendero de la esquina, pero esa es otra cuestión.

Autor:   Ignacio F. Bayo



   Enlaces de interés
Weblog madri+d: Matemáticas y sus fronteras




1 comentario



  1
   deyaneira estrella vazquez | 17/03/2011   mexico, tehuacan puebla
 
esta muy  bien la noticia  a mi  me  gusta
Inicio


Añada un comentario a esta noticia


Los comentarios de esta noticia han sido cerrados.


 




Texto a buscar:
Tema:
Desde:
Hasta:


 


Nube de tags



Accesibilidad en las Ciudades del Futuro Accesibilidad en las Ciudades del Futuro

URJC-Escuela Técnica Superior...








sonda1@madrimasd.org sonda2@madrimasd.org