La nueva ministra de educación.

Pero con esta Administración habrá pocas novedades, aunque le deseamos todo el éxito del mundo a la nueva titular del Departamento. El PSOE ha fracasado de modo estrepitoso con la escuela pública, que ha degradado y envilecido convirtiéndola en escuela para pobres. La nueva Ley de Educación no resuelve los problemas fundamentales de la escuela pública: equidad en la promoción de los alumnos, disciplina, progreso social. En las zonas más avanzadas del país los colegios públicos son guetos. De hecho, los padres progresistas de ayer, que suscribían el armonioso modelo escolar de la UCD, llevan hoy a sus hijos a la escuela privada, con subvención o sin ella. La sociedad tiene derecho a defenderse y el PSOE le ha puesto cerco con recalcitrante tozudez. Pero sin una buena escuela pública las sociedades avanzadas encuentran problemas insolubles: difícil calificación del personal laboral, compleja integración de los inmigrantes, desarrollo político lastrado. Todo sea por el seudoprogresismo, que lleva a leer o atender a Rousseau y no hacerle ni caso al sensato Popper. Porque con su modelo –por decir algo– educativo estos socialistas están demostrando que no creen en la sociedad abierta, que es, hoy por hoy, la verdadera palanca del progresismo. MIGUEL GARCÍA-POSADA

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*