Palestinos

Los israelís mataron el día 6 de este mes de julio 26 palestinos. 26, de una “tacada”. La comunidad internacional ha deplorado el suceso, pero no se ha rasgado las vestiduras, como hubiera hecho de haber sido los muertos ingleses o franceses o norteamericanos, por ejemplo. La carne palestina, como la carne turca o la centroafricana, no vale mucho, o vale bastante menos que la occidental.

Los palestinos, se dice, son terroristas, o al menos una parte de ellos, pero reventar el hotel Rey David como hizo un prohombre israelí, entrar destrozando niños y mujeres inermes como hizo Sharon en Sabra y Chatila, practicar la tortura policial como norma hasta hace poco, destruir con “bulldozers” las viviendas de las familias de los terroristas, sitiar Gaza impidiendo la entrada del agua y de la luz, eso no es terrorismo sino “defensa de la civilización”. Israel, si no el martirizado pueblo judío, está sembrando muchos y poderosos vientos y acabará recogiendo tempestades que pueden ser trágicas.

MIGUEL GARCÍA-POSADA

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*