Criticar

Principio básico de todo discurso crítico es que la descripción debe preceder al juicio de valor, sea el discurso literario, taurino o deportivo. Y ello por varias razones, la primera de las cuales es que el juicio debe estar asentado sobre la argumentación, y ésta solo es posible si se describe previamente el objeto analizado. Pero el crítico deportivo de uno de los periódicos más influyentes de España, considerado comúnmente como un maestro, arrancaba el pasado lunes su comentario de la final del Campeonato del Mundo de Fútbol diciendo que Italia fue una “injusta” vencedora.

Así, porque a él no le caen en gracia los italianos, las italianas o vaya usted a saber qué. Todo mucho más vulnerable, además, cuando la ausencia de argumentos puede ser revertida de modo clamoroso: Italia ganó la final porque el fútbol es un juego cuya regla esencial es la de marcar más goles que el adversario, y recibir menos que el rival. Justo lo que pasó en la tanda de penaltis: Italia marcó siempre y Francia no.

MIGUEL GARCÍA-POSADA

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

No sé si mi admirado García-Posada se está refiriendo (¡ojalá no me equivoque!) a Santiago Segurola (cuando menciona a un crítico deportivo magistral), de "El País" (cuando habla de un periódico prestigioso), y su análisis del partido Italia-Francia. Pero, tras el titular inicial periodístico, retórico, proléptico, se describía y argumentaba sobre el encuentro. Otra cosa bien distinta es que el periodista-crítico, por su percepción (prejuiciosa) de la realidad futbolística, nos esté describiendo un partido que los demás no hayamos visto. Que pudiera ser el caso.

De todos modos, aunque los periodistas deportivos orales sean muy famosos, yo valoro más a aquellos que saben escribir (como S. Segurola, que ya por eso gana enteros). Es muy sencillo sentarse a hablar de lo que se ve, como hacen los locutores, quienes, cuando acaba el partido, se marchan a tomar el avión. Otros, en cambio, tienen que teclear un buen rato y ajustar al idioma lo que han visto.

Un saludo.

(requerido)

(requerido)


*