Actores

Los actores se movilizaron rápido a favor del Gobierno hace un par de semanas;  se movilizaron urgentes, vehementes, ardientes, impacientes, algunos se movilizaron “ad nauseam”, como el desafortunado que pidió la creación de “un cordón sanitario” para el principal partido de la oposición. Cada uno puede tener los fervores que desee, pero éstos son más llamativos  cuanto menos gratuitos. El Ministerio de Cultura acababa de donar a la Academia del Cine un restaurado y modernizado palacete en el centro de Madrid por un alquiler simbólico de 50 años.

Es de lamentar pero no de extrañar, que los estómagos más agradecidos se desbordaran en sus entusiasmos. Sólo les falto irse a la residencia del presidente del Gobierno y gritar aquel grito que los sumisos taquígrafos registraban siempre en la trascripción de los discursos del dictador: “¡Viva la madre que te parió!” Grito castizo, hispánico, celtibero, que revelaba íntimas satisfacciones complacidas,  personales y pecuniarias, y  que, con máscara más adusta y cabreada, alentaba al fondo del clamante por un “cordón sanitario” para los enemigos de la causa… del palacete.

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Lo curioso es que el palacete se lo cedió el Presidente Aznar, así le pagaron, el Ministerio sólo ha finalizado ahora la restauración y la entrega.

¡Ay si lo hubiera regalado de verdad la ministra! No un cordon mil cordones hubieran hechos.

(requerido)

(requerido)


*