Archivo de junio, 2007

Contra Francia

Tal vez fue en el entusiasmo de los mítines electorales, pero Nicolas Sarkoszy produjo durante su campaña algún pensamiento particularmente inquietante. Vino a decir que el Estado no tenía por qué gastarse el dinero en las Humanidades, que con lo que había ya era suficiente, y que debía invertir en las cosas prácticas: ingenierías, laboratorios, investigación…  Cuando habla así Sarkoszy le da la razón a quienes le niegan la condición de francés genuino y lo ven más como un inmigrante, pues, desde luego, lo que ha dicho, lo que dijo “Le Monde” “dixit” es un torpedo lanzado contra la misma línea de flotación del barco de la  gran cultura francesa, sustentada desde el siglo XVII  en sus brillantísimos y muy abundantes escritores. Sin Rousseau (y antes de él los grandes del clasicismo), Voltaire y los enciclopedistas, Hugo y los románticos, Baudelaire y Stendhal, Balzac y Flaubert, por citar solo unos  pocos nombres, Francia no habría tenido esa cultura que ha deslumbrado al universo entero y ha dado su propia y profunda identidad. Es tan evidente que parece mentira que el flamante presidente haya dicho esto.

 

Miguel García-Posada

 

Etiquetas:
Categorias: General

Taurófobos y taurófilos

Reaparición del torero José Tomás. Los entendidos dicen  que es el más grande.  Conmovido, fascinado, el cronista escribió: “No veíamos torear así porque ese toreo no se ve, se dice; se oye”. Mientras tanto, los taurófobos llenaban de gritos y gestos de protesta el centro de Barcelona y los alrededores de la Plaza. Tienen quien los defienda, el Ayuntamiento que, en un gesto propio del despotismo ilustrado, declaró hace años “antitaurina” a la ciudad de Barcelona. Dudamos que ésta sea misión del Ayuntamiento, no porque le falte razón, sino porque los gobiernos no son quienes para regular las fiestas populares. Ese no es el ámbito de la acción gubernativa, que, en el mejor de los casos, contribuye a la gloria de lo denostado y prohibido. Se pagaron hasta 3000 euros por conseguir una entrada. Menudo capotazo el que los taurófobos le han echado a la llamada “fiesta nacional”, “bárbara y cruel” para el taurófobo Cernuda; “cultísima” para el taurófilo García Lorca.

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

 

Etiquetas:
Categorias: General

¿Clásicos?

Los clásicos son los primeros, dice la etimología, pero los clásicos son los últimos de la fila cuando se les ningunea, se les falta al respeto, se les manipula,  se les toma  por tontos, en fin. Como acaba de hacer una editorial española, que ha lanzado “versiones” actualizadas de los clásicos, donde además de modernizar la lengua, lo cual seria lo de menos,  se “subsanan” lagunas, “se corrigen” lapsus, se “perfeccionan” y se “revisan” las historias. Clásicos “puestos al día”, es decir,  despojados, triturados, escarnecidos. Tonto más que tonto el autor del “Lazarillo”.¡ Dios! ¿El autor del “Lazarillo” tratado así, uno de los hombres mas cultos y sagaces de toda nuestra historia, fuera o no fuera el gran Alfonso de Valdés quien se ocultaba bajo la anonimia. ¿Completar la historia más completa de la novela española, en que en pocas páginas cabe todo, la crítica al emperador, la deshonra, la corrupción de la clase estamental y clerical, como supo la Inquisición  que entró a saco en el librito (en extensión)? La ignorancia, en verdad, es atrevida.

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

Etiquetas:
Categorias: General

Novela histórica

La novela histórica ha tenido eminentes cultivadores, tanto es así que no son pocos quienes piensan que, después del “Quijote”, es “Guerra y paz”, de Lev Tolstoi la novela capital por excelencia. Hay otros cultivadores excelentes: Galdós y sus “Episodios Nacionales”,  Dickens y “Dos ciudades”,  Manzoni y “Los novios”, Yourcenar y “Memorias de Adriano” u “Opus nigrum”, Thornton Wilder y “Los idus de marzo”, Scholojov y “El Don apacible”,  Thomas Mann  “Los Brudenbok”, Martin du Gard y “Los Thibault”,  Mika Waltari y “Sinuhé el egipcio”,  Rober Graves y “Yo, Claudio”,  Sender y “La aventura equinoccial de Lope de Aguirre” o “Carolus rex”, etc. Pero últimamente bajo tan prestigioso marbete se están colando títulos penosos, que ni son históricos ni son veraces ni son literarios (carecen de calidad). Y tienen éxito, mucho éxito, que es lo peor, tratándose de fábulas fraudulentas que tergiversan la historia sobre irreales supuestos legendarios, trátese de los Templarios, Jesús y María Magdalena, el Santo Grial o la Sábana  Santa. Si no estamos equivocados, fue el polaco Mankiewicz quien inició esta seudoserie con “Quo Vadis”  –divulgada “ad nauseam” por el cine– y otros le hicieron eco, como el cardenal Wiseman con “Fabiola” “e tutti quanti”.

 

 

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

 

Etiquetas:
Categorias: General

Juan Ramón Jiménez

 El eminente poeta sigue más vivo que nunca. La Consejería de Educación acaba de publicar dos títulos juanramonianos: una espléndida guía del Madrid de Juan Ramón, que vivió en la capital de España buena parte de su juventud y madurez y solo lo abandonó cuando tuvo que marchar al destierro, y un cederrón interactivo con el texto de <<Platero y yo>>. Los progres de salón y “gauche divine”, que execraron en los tiempos oscuros a Juan Ramón, por esteta y descomprometido (cuando el hecho es que murió en Puerto Rico fiel a la causa liberal, en la que creyó siempre) ahora callan o balbucean su recién descubierta admiración. Bien está que sea así, rectificar es de sabios, y también,  y pese a todo, de progres,  incluso de progres revenidos. Los dioses del Parnaso poético español se llaman Jorge Manrique, Garcilaso,  Luis de León, Juan de la Cruz, Góngora, Lope de Vega,  Quevedo, Andrés Fernández de Andrada, autor de la “Epístola moral”, Gustavo Adolfo Bécquer (más Rosalía, diosa floral), Antonio Machado, Federico García Lorca y Luis Cernuda.

 

   Y Juan Ramón Jiménez, el andaluz.

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

 

Etiquetas:
Categorias: General

Feria del libro

 Dicen que los resultados son espectaculares; ya veremos. Mientras tanto, la única verdad incontrastable es que se compra más, lo que es probable, se sigue leyendo poco. Tenemos la Liga más importante de Europa según la prensa –¿qué hacemos con la inglesa?–, pero no estamos en cabeza en nuestro índice de lectores, y hay libros que valdría más pena que no se leyeran como todas las seudohistorias de Jesucristo, el Graal, la Ultima Cena y todo eso. Mientras tanto es agradable ver las parejas, a veces con sus niños, paseando plácidas por el hermoso Parque del Retiro Madrileño, como en aquellos carteles inefables de José Ramón, cuando entonces, es decir , cuando el socialismo era una promesa en flor y no se había ajado aún  la emblemática rosa, que ahora está no solo ajada sino escondida, trémula y doliente, por los más raros rincones. 

 

 

Miguel García-Posada

 

Etiquetas:
Categorias: General