Archivo de septiembre, 2007

Umbral

 Fue un príncipe de la lengua de Castilla, para la que forjó nuevas palabras (guerracivilismo), sublimó giros vulgares (lo cual que), hasta acuñó nuevos signos de relación (creemos/pensamos). Además escribió varias novelas bellísimas, hermosos libros memoriales  y demostró de nuevo (manes de Azorín y Ruano) que el periodismo no era incompatible con la dignidad del lenguaje y su pureza sin arqueologías. Fue un hombre libre; algunos no se lo perdonaron nunca. Un editorial de un periódico dedicó muchas líneas a un joven futbolista prematura y trágicamente desaparecido  por las mismas fechas que Umbral y “consagró” la última línea  –solo la última– al gran escritor, que fue destacado colaborador de ese periódico durante quince años. Una manera como cualquier otra de insultar. Allá el editorialista. Y el periódico.

 

Miguel García-Posada

 

Etiquetas:
Categorias: General

Afganistán

Las televisiones públicas han resuelto no intensificar su información  sobre las recientes víctimas  de Afganistán. Pero de lo más grave no se habla: los españoles no nutren como debieran su defensa. La demagogia se cargó el servicio militar obligatorio y nuestro Ejército  debe buscar sus soldados en el altiplano andino. Es una perversión que no sean los naturales de un país o  no lo sean exclusivamente quienes lo defiendan, ordinariamente. Porque no tenemos tropas profesionales sino mercenarias, que es cosa bien distinta, y aquí hay paz y después gloria y a quien san Pedro se la dé san Pedro se la bendiga. O séase, que ocurra lo que tenga que ocurrir, que aquí estamos a otro cosa: las hipotecas, la liga de fútbol, las broncas entre periodistas… Pero las bombas de Al Qaeda revientan a españoles sobre todo.

 

Miguel García-Posada

 

Etiquetas:
Categorias: General

Móvil

Nunca habíamos pensado en tener un tan omnisciente testigo de nuestras vidas. El móvil ha concitado más adhesiones que cualquier otro instrumento  de comunicación. Desde que comenzaron a aparecer en España a principios de los noventa hasta ahora su expansión ha sido fabulosa; en la actualidad salimos a casi un móvil por cabeza. Su utilidad es manifiesta y clamorosa; sus contrapartidas: ha acabado, o puede acabar con la privacidad, con la intimidad, con lo que un ensayista español llamó felizmente el arte de quedarse solos. El móvil puede ser un pequeño terrorista y un agente de alienación, engolfado el individuo en sus problemas. Con todo, bienvenido sea este ubicuo demonio o ángel electrónico.

 

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

 

Etiquetas:
Categorias: General

Camisetas

 No fue amable el espectáculo de las camisetas “nacionales” en el Congreso, pero se veía venir. Y ante la situación caben dos actitudes: la “tridentina”, que encarnó un diputado por Ceuta, a quien solo le faltó cantar aquello de “Banderita, tú eres linda”, o alcanzar una solución pactada, que regule el qué, el cómo, el cuándo, la existencia de  varias Federaciones al modo británico o la fórmula que se adopte, que incluya la obligación de que los clubes participen en las competiciones de ámbito español, la libertad para federarse, etc. Rasgarse las vestiduras no conduce a ninguna parte. Si se niega la realidad, la realidad acaba llevándose por delante y en cueros a los negadores sin que resulte posible otra elección

 

 

Miguel García-Posada

 

Etiquetas:
Categorias: General

Cambio de rumbo

Todo parece indicar que el nuevo ministro de Cultura ha decidido no seguir el consejo de aquel capitán británico jubilado al joven colega que iba a hacerse cargo del barco: no cambiar el rumbo de la nave hasta dentro de un mes. El nuevo Ministro, de cuya competencia no dudamos, va de cese en cese y de nombramiento en nombramiento, y va a veces de modo ruidoso, como el de las explicaciones que dio en el Congreso sobre la “dimisión” de Rosa Regás. Tampoco elogiamos la gestión de la conocida editora, pero, desde luego, hay que reconocer que con las instrucciones de no cachear a los investigadores, el camino estaba abierto a la desaparición de documentos. Por lo demás, pensamos que un Ministerio que tiene los meses contados exigía especial prudencia si se quería gestionar con razonable eficacia.

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

 

Etiquetas:
Categorias: General