El ingeniero. Joao Cabral de Melo.

Enlace al poema El ingeniero en la sección poesía y ciencia

El ingeniero, del brasileño Joao Cabral de Melo Neto, que abre poesía y ciencia como entrega inicial este curso 2014-2015, presenta la actuación del ingeniero y, por extensión, las características de la técnica que vendrían a caracterizarse en el poema por el realismo, la claridad y la precisión y que se sitúan en sintonía con la naturaleza en que se desenvuelven.

 

Joao Cabral de Melo. (De la web g1.globo.com)

Interesa el tema del poema a la sección de poesía y ciencia por dos motivos. En primer lugar porque trae la técnica – la tecnología – con nombre y apellido a una sección en la que, si bien en su título solo lleva la palabra ciencia, lo cierto es que en bastantes de los poemas que han ido apareciendo, tratan más bien de tecnología o de las consecuencias tecnológicas de la ciencia.

En segundo lugar presenta una visión optimista y positiva  de la técnica que, caracterizada por la claridad y la precisión, se situaría al servicio del hombre facilitando la vida cotidiana, completando y desarrollando la naturaleza. Una visión contrapuesta a otras negativas, pesimistas y alienadoras de la ciencia y la tecnología que, muchas otras veces, aparecen en la literatura y en la poesía.

 

(De la web mirabismo.blogspot.com.es)

Así, en el poema el ingeniero sueña pero sueña cosas claras y objetivas:

El lápiz, la escuadra, el papel;
el dibujo, el proyecto, el número:

símbolos de lo concreto, delimitado y preciso. Lo que el ingeniero hace no es soñar, sino pensar y proyectar un mundo exacto o justo. Y todo ello se produce adaptándose espontáneamente a la naturaleza,

El agua, el viento, la claridad,
a un lado el río, en lo alto las nubes,
situaban en la naturaleza el edificio
creciendo de sus fuerzas sencillas.

Joao Cabral está considerado como uno de los más grandes poetas brasileños del siglo XX. (Ver Nota 1). En 1945 apareció su libro O Engenheiro (El ingeniero). Según el poeta español Ángel Crespo  (1926-1995), que trató y tuvo amistad con Cabral, en este libro: “… se inicia un proceso cuyo desarrollo tendrá una importancia decisiva: los temas tratados no proceden ya del mundo de los sueños, como sucedía en Pedra do Sono, sino de la realidad de la que el poeta se sirve, tomando así por primera vez contacto con lo real, en función del problema que pretende plantear y que no es otro que el del origen, fin y existencia actual de la poesía.”

De esta forma, el poema O Engenheiro, (valiéndose de la metáfora de la técnica y la ingeniería tal como es descrita), constituye una declaración de los principios poéticos de Cabral: una “poética” en la que se rompe con su pasado anterior, moviéndose hacia una voluntad de realismo y de claridad como principios explicadores del mundo. Se sientan pues en este poema lo que sería en adelante, su rasgo de estilo más relevante: una poesía racional y realista. Poesía como llave (o clave) de la realidad; la poesía más como trabajo que como inspiración, caracterizada por el intento de lograr una mayor objetividad, concreción y austeridad, gracias a una forma cuidada y al rechazo de ornamentos y sentimentalismos. (Nota 2).

 

Joao Cabral entre Angel Crespo y Pilar Gómez Bedate.  (De la web cvc.cervantes.es)

La profesión de diplomático de Joao Cabral de Melo, lo llevó a vivir en diversos países y concretamente en España, (a dónde llegó en 1947 como Vicecónsul de Brasil en Barcelona), residiendo  en total en nuestro país, en diversos periodos, unos trece años, siendo su ultimo cargo el de Cónsul General en Barcelona de 1967 a 1969.

Estas largas estancias en nuestro país produjeron en Joao Cabral un especial afecto por España, que se constituyó en fuente de inspiración para muchos de sus versos y donde hizo grandes amigos. Especialmente en Barcelona, donde se relacionó estrechamente como el pintor Joan Miró y el poeta Joan Brossa y animó el incipiente grupo Dau al Set. Por otro lado, la influencia de Cabral en la poesía española ha sido muy importante a través de los poetas Angel Crespo, (el cual fue durante varios años director de la Revista de Cultura Brasileña), y Gabino-Alejandro Carriedo con los que mantuvo, asimismo, unas intensas relaciones de amistad y colaboración. (Nota 3).

 

Notas y enlaces

1. Una biografía bastante detallada (en portugués) de Joao Cabral de Melo se puede encontrar en www.releituras.com/joaocabral_bio.asp

2. Sobre la poesía de Joao Cabral de Melo, dos buenos artículos son Realidad y forma en la poesía de Joao Cabral de Melo de Ángel Crespo Pilar Gómez Bedate en la Revista de Cultura Brasileña, (nº 8, marzo de 1964) en http://hemeroteca.fchb.es/hemeroteca/ver/940; y Joao Cabral, poeta insomne de Santiago Kovaldoff en http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/boletin-de-la-academia-argentina-de-letras–0/html/ff8e7f46-82b1-11df-acc7-002185ce6064_13.html

3. Inicialmente postistas, Ángel Crespo Gabino-Alejandro Carriedo  y ambos con una amplia, dilatada y variada trayectoria vital y poética, alentaron la corriente poética denominada “realismo mágico” en los años 50 y 60. De los dos, Gabino-Alejandro Carriedo es autor de bastantes poemas con temática científica y técnica, de los que algunos se encuentran incluidos en poesía y ciencia; como por ejemplo Unidad en la línea.

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Todo un descubrimiento. Gracias, Pedro

(requerido)

(requerido)


*