Haikus. Andrés Neuman.

Enlace a Haikus de Andés Neuman en poesía y ciencia

El haiku es una de las formas más populares de la poesía lírica japonesa de gran influencia en Europa en el último siglo. En su forma occidentalizada, es una composición de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente.

La esencia del haiku es cortar por yuxtaposición y mediante un término cortante o separador dos ideas o imágenes. Por lo general, una imagen visual se contrasta con otra, sin comentarios, o a una imagen se sigue una reflexión concisa y, a la vez, fugaz. Tradicionalmente un haiku debe contener también una referencia directa o indirecta a la estación del año, mediante el uso de una palabra que las evoca, existiendo listas canónicas de las palabras que se podían utilizar.

Se considera que el haiku surge del asombro del japonés primitivo por lo que ocurre en la naturaleza si bien, a partir del siglo XVII, con la obra del monje budista Matsuo Basho que lo lanzó a la popularidad, el haiku pasó a vincularse a una espiritualidad zen.

Andrés Neuman, que es uno de los grandes escritores actuales en castellano, dominando pese a su juventud, prácticamente, todos los géneros: novela, relato, ensayo y poesía; es en lo que se refiere a esta última, uno de los poetas con mayor sensibilidad respecto de la ciencia y la técnica como, fácilmente, pueden comprobar si se asoman a poesía y ciencia, en que están presentes varios poemas suyos.

En esta ocasión hemos traído estos singulares haikus en que las imágenes visuales, que los componen, no son los árboles, arroyos, flores, etc. que aparecen en la naturaleza representada de forma clásica.

Son imágenes de transistores perdidos que suenan (ronronean) en la hierba, donde no deben. Son los faros de automóviles que nos rodean, por pares siempre, en la noches de ciudades y carreteras. Es el sonido de un teléfono móvil, quizás perdido, que escuchamos en una avenida. O si después, por esa misma avenida, aparece un fantasmal neumático solitario rodando.

Son imágenes y reflexiones alrededor de artefactos técnicos y aparatos que, si bien en el inicio de su invención eran extraños a la naturaleza, han pasado en la actualidad, con su uso continuado, a formar parte de la naturaleza real que rodea y en que se mueve el hombre del siglo XXI.

Los haikus anteriores están incluidos en el libro Gotas negras. Gotas de sal, editado en Berenice el año 2007. Dicho libro se encuentra, asimismo, incluido en la antología Decada (Poesía 1997-2007) en Acantilado.

En la página web de Andrés Neuman, se resume el poemario del modo siguiente:

Gotas negras es un álbum de instantáneas poéticas tomadas sobre el asfalto. Una colección de imágenes que bucea en la tradición milenaria del haiku para extraer la esencia de los días contemporáneos, alejándose de cualquier impostado orientalismo. Un diario del paseo cotidiano, fascinado ante la belleza de la lluvia sobre los desperdicios, los ancianos en los parques, las mujeres que corren ante el lector, los teléfonos móviles a los que nadie contesta o los taxis solitarios, siempre con una mirada virgen que ve lo fantástico de la realidad y lo real en la fantasía. Una reflexión lírica, sensible, sobre el rumor de la vida urbana.

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola , me gusta mucho , gracias por el articulo

(requerido)

(requerido)


*