Archivo de enero, 2015

Vida póstuma. Pere Mata i Fontanet.

Enlace a Vida póstuma de Pere Mata i Fontanet en poesía y ciencia

Poco después de la presentación de la sección de Poesía y ciencia realizada en la Real Academia de Ciencias el pasado mes de noviembre un buen amigo que asistió a la misma, me escribió lo siguiente:

“Respecto a Ciencia y poesía, no citaste, la poesía satírica como esta que recuerdo referida a un médico que también era poeta (apellidado Mata), al que un poeta irritado dedico la siguiente:

Vive en esta vecindad
Cierto médico poeta
Que al pié de cada receta
Pone Mata, y es verdad.”

Calle del Doctor Mata en Madrid

Después de algunas indagaciones fue fácil descubrir que el poema, en cuestión, se refiere a Pere Mata i Fontanet,  (o Pedro Mata Fontanet), ejemplo donde los haya de esos grandes personajes decimonónicos que parece que no tuvieron sólo una vida sino media docena; ni una sola ocupación, sino docena y media. Nacido en Reus en 1811 su biografía es un repertorio de la idas y venidas, exilios, entradas y salidas de la política de un liberal de aquella época. Médico, periodista, escritor y político español, catedrático de Medicina Legal y Toxicología, se considera el creador de la medicina forense o legal en España. Una calle en Madrid lo recuerda muy cerca de la antigua Facultad de Medicina. (Ver Nota 1).

Precisamente en el blog caminandopormadrid.blogspot.com.es, se explica la historia del poema  anterior del modo siguiente.

El doctor Mata, médico y poeta del siglo XIX, tenía como vecino a uno de los poetas románticos más bohemios y juerguistas: Bretón de los Herreros. A menudo, los amigos de Bretón iban a buscarlo a altas horas de la madrugada y se equivocaban de puerta, llamando al timbre del honorable  médico.

Mata, harto de que le perturbaran el sueño, colocó un cartelito en la puerta del edificio, que decía:

“No vive en esta mansión
ningún poeta bretón”

A lo que Bretón contestó en otro cartel con el poema inicial.

Y es que el doctor Mata, además de revolucionario, liberal, creador de la disciplina de la medicina forense en España, Senador, Gobernador de Madrid, etc., fue también, en efecto, un estimable poeta.  La recopilación de su obra poética fue publicada en Madrid en 1875 en un volumen con el título Fotografías íntimas. Hemos encontrado su poema Vida Póstuma en que vemos como, ante la muerte, el positivismo y el realismo pueden ir unidos al optimismo y la esperanza.(Ver Nota 2).

El Dr. Pere Mata i Fontanet (Wikipedia) 

Vida póstuma es poesía científica del siglo XIX al 100%. En el poema vienen mezclados indisolublemente la herencia neoclásica en la estrofa inicial totalmente descriptiva y objetiva, casi didáctica:

en tanto que recoja el blanco suelo
de mis materias sólidas las sales,
y al plácido regar de aguas pluviales
se nutran cien semillas

con el romanticismo; ya que el punto de vista es individual y subjetivo; no se habla de la muerte o de los muertos, es el yo narrador el sujeto de la acción:

Deshecho mi cadáver, sus vapores
que rueden por las zonas superiores
del anchuroso cielo,

Finalmente el positivismo de la segunda mitad del siglo XIX surge en la segunda estrofa, en que aparece un sentido materialista optimista y positivo de la química tras la muerte, y donde el poeta vislumbra su pervivencia en otros seres después de su muerte.

Al círculo vital así devuelto,
me esparciré en mil seres diferentes…

Así que del inicial Deshecho mi cadáver… , que peor no se puede empezar, se llega a un final de positivismo utópico en que con el tornaré a sentir en el revuelto / mar pasional de ardientes corazones, / que latirán con la sustancia mía; más parece que daría gusto morirse.

Tremendo personaje este Pere Mata i Fontanet, doctor, poeta y muchas cosas más; de quien su paisano Francesc Gras i Elias, también escritor y poeta, dijo:

Que en la ciencia fue un Descartes
Y en la idea un Mirabeau
..por lo que junto a su tumba helada
Velarán eternamente
Postrando en tierra la frente
La ciencia y la libertad.

Nota 1.   En internet, se pueden encontrar buenos resúmenes biográficos de Dr. Mata i Fontanet. En Wikipedia, se puede encontrar un buen resumen general   y en filosofía.org, con mayor grado de detalle , en lo que se refiere a su faceta de filósofo materialista. En Revista Española de Medicina Legal se puede encontrar el artículo Bicentenario del nacimiento del Profesor Dr. Pere Mata i Fontanet, de 2011 en el que se detalla su papel como creador de la disciplina de Medicina Forense en España. 

Nota 2. En la monografía La Ciència en la poesia catalana del segle XIX, de Xavier Vall, profesor del Departamento de Filologia Catalana de la Universidad Autónoma de Barcelona, publicada en el nº 39 de la revista Caplletra de 2005, se comenta la obra poética, (pgs. 18-20), de Pere Mata y se incluye el poema Vida póstuma. Se recuerda también la anécdota con Bretón de los Herreros, reseñando cómo el Dr. Mata le replicó en El Diario de Reus, (4-3-1868), con otro poema en el que frente al verso “que al pié de cada receta”, afirma que “ni visita ni receta”.

 

Etiquetas:
Categorias: General

Contribución a la estadística. Wislawa Szymborska.

Enlace a Contribución a la estadística de Wislawa Szymborska en poesía y ciencia

Sea cual sea la causa última, raro es el día en que no nos vemos asaltados en los medios de comunicación por una o varias noticias sobre estadísticas variadas. Oficiales o no. Sobre economía o sobre saludes y enfermedades; sobre nuestros gustos y costumbres. Porcentajes, gráficos, tartas… Todo parece sometido al escrutinio de las estadísticas que parecen servir para denostar, para discutir, para opinar y, espero que algunas de ellas también, para actuar y para mejorar.

Samurai, Hamlet, Brigitte. Collage de Wislawa Szymborska

“Números insaciables que parecen haber enterrado la batalla de las ideas, abstracciones que ocultan millones de rostros preocupados, miles de tragedias personales. Sin embargo, a pesar de los abusos, no descreo de las estadísticas. Al menos cuando es iluminada por una gran poeta y salvada del pesimismo de sociólogos y economistas”

Palabras, estas últimas, de Belén Altuna, que se acaba refiriendo al poema Contribución a la estadística de la poeta polaca Wislawa Szymborska, Premio Nobel de Literatura de 1996, de cuyo fallecimiento se cumplirán 3 años el próximo 1 de febrero.

Wislawa Szymborska en 2009. (Wikipedia)

Contribución a la estadística es un poema fascinante sobre la condición humana a través del tránsito del discurso poético por la estadística descriptiva.  La poeta toma cien personas y va asignando, en porcentajes, cualidades y comportamientos, virtudes y defectos.

Así, según Szymborska, cincuenta y dos son las que todo lo saben mejor y las prontas a ayudar, siempre que no dure mucho,  hasta cuarenta y nueve. “Las capaces de ser felices: / como mucho, veintitantas, / las inofensivas de una en una, / pero salvajes en grupo: / más de la mitad seguro”. Junto con las cifras se nos muestran matices inteligentes y estudiadas imprecisiones. También se huye de ciertos dolorosos conocimientos: “las crueles / cuando las circunstancias obligan: / eso mejor no saberlo / ni siquiera aproximadamente”. Y el memorable final.

tarde o temprano,
dignas de compasión
noventa y nueve,
las mortales:
cien de cien.
Cifra que por ahora no sufre ningún cambio.

Encontramos una poderosa poesía que, resumiendo, en palabras de Fernando Savater, podría calificarse como: “reflexiva sin engolamiento ni altisonancia, de forma ligera y fondo grave, directa al sentimiento pero sin chantaje emocional”. (Ver Nota 1).

Demasiados pensamientos. Collage de Wislawa Szymborska

Pocas voces han sido capaces de incluir, con tanta gracia, soltura y claridad, la ciencia en la poesía como la gran poeta polaca, de la que en la sección poesía y ciencia están, además del presente, incluidos los poemas: ¿Y si todo esto?, El número pi y Movimiento.

En su breve discurso de recepción del Premio Nobel, (lo bueno si breve,…), reflexionaba acerca de la poesía y de la tarea del poeta y decía:

… La inspiración, cualquier cosa que sea, nace de un perpetuo no lo sé  Si Isaac Newton no se hubiera dicho no sé, las manzanas en su jardín podrían seguir cayendo como granizo, y él, en el mejor de los casos, solamente se inclinaría para recogerlas y comérselas. Si mi compatriota María Sklodowska-Curie no se hubiera dicho no sé, probablemente se habría quedado como maestra de química en un colegio para señoritas de buena familia y en este trabajo, por otra parte muy decente, se le hubiera ido la vida. Pero siguió repitiéndose no sé y justo estas palabras la trajeron dos veces a Estocolmo, donde se otorgan los premios Nobel a personas de espíritu inquieto y en búsqueda constante. (Ver Nota 2).

De dónde surge una fascinante conexión entre poesía y ciencia en la que, desde esta ventana en madrimasd, seguiremos indagando. Feliz año 2015.

Nota 1.

Contribución a la estadística es un poema bastante conocido que ha sido ampliamente reseñado y comentado. Lean, por favor, los artículos Contribución a la estadística de Belén Altuna y Ligeramente grave de Fernando Savater. Wislawa Szymborska, sonrisa y agonía en la poesía de Javier Rodríguez Marcos, además de reseña necrológica, alumbra la respuesta a la pregunta de para qué sirve un Premio Nobel.

Nota 2.

El discurso pronunciado por Wislawa Szymborsaka en la ceremonia de entrega del Premio Nobel, es una pequeña joya que vale la pena leer. Pongo enlaces al texto en inglés en la página nobelprice.org, y en español a la interesante página proyectandoleyendo.files.wordpress.com.

 

 

Etiquetas:
Categorias: General