Archivo de enero, 2018

Nitrógeno. Mario Markus.

Enlace a Nitrógeno de Mario Markus en poesía y ciencia

Me gustaría pensar que una minúscula aproximación a la teoría del caos es lo que ha hecho que haya llegado a mi conocimiento el libro Poemas químicos. Un poema para cada elemento del físico Mario Markus, nacido en Chile en 1944, que ha ejercido toda su amplia y relevante carrera científica en Alemania; en el Instituto Max Planck de Dormundt.

 

Ocurrió que estaba a la búsqueda en internet de un poema del que me habían hablado: El hombre químico del poeta modernista malagueño Salvador Rueda; búsqueda que resultó fallida pero que hizo que me topara con alguno de los poemas que he mencionado en el anterior párrafo.

 

El autor: Mario Markus

La trayectoria de Mario Markus es un ejemplo de personalidad curiosa e intransferible; de vocación por la ciencia viva, ocurrente y original que nace de la intuición y la osadía, y que alienta un saber por el saber primigenio y fundamental. Ciencia inútil en principio, (que muchas veces resulta que no es tan inútil), pero que es la que acaba abriendo los caminos más sugerentes e insospechados, alimentando más ciencia de calidad que, en buena parte, acaba siendo aplicada y llenando el mundo de nuevos descubrimientos.

Tras graduarse en 1965 en la universidad de Chile, Mario Markus se trasladó a la universidad de Heidelberg en Alemania, donde  se doctoró en Física en 1973 con una tesis sobre inestabilidad en plasmas semiconductores. Desde enero de 1975 trabaja en el Instituto Max Planck de  Fisiología Molecular de Dormundt donde ha realizado una brillante carrera científica en los campos de Fisiología, Biofísica y Teoría del Caos.

En los años ochenta descubrió las artes plásticas a través de las representaciones gráficas de ecuaciones ligadas a la teoría del caos realizadas por ordenador,  en las que acaba siendo considerados como un reputado especialista; lo que motivó, (además de artículos y portadas en revistas como Nature), la realización de exposiciones de sus creaciones visuales en diversos centros como la Royal Society y  en los Institutos Goethe con gran éxito. Una iniciativa de la Editorial Birkhaeuser (Basilea, Suiza) reunió a poetas de renombre como, por ejemplo, M. H. Enzensberger, para escribir textos sobre cada uno de sus dibujos computacionales.

Estas experiencias de contacto con escritores le hicieron dedicarse con gran intensidad a la literatura para escribir, en castellano, su primer libro de poesía, Poemas de invierno en 1990. En 2005 escribió, también en castellano la novela de ciencia-ficción Bilis negra, cuyo argumento transcurre en España y que fue llevada con posterioridad al comic; y en 2007 publicó la colección de poemas de título  Punzadas.

En 2010, tuvo lugar la publicación de Poemas químicos. Un poema para cada elemento, (LOM Ediciones, Chile)poemario que cuenta con ediciones en alemán y en inglés. (Nota 1).

 

 

Mario Markus (Wikipedia)

En la actualidad  Mario Markus es profesor  emérito y continúa sus tareas de investigación en el campo de los cristales cuasi-bidimensionales, realiza una importante labor de divulgación científica, (habiendo publicado en 2014 un libro sobre la extinción de insectos), es editor de poesía chilena y sigue escribiendo poesía y dando recitales poéticos. En la última frase del CV artístico que figura en su página web se dice:

El principal afán de Mario Markus es unificar las “dos culturas”: ciencia y arte.

Finalizo esta parte de resumen biográfico haciendo mías las palabras textuales con que me contestó una compañera a la envié noticia de Mario Markus y sus poemas: “Me ha chiflado el personaje y lo que hace el personaje. Yo elegiría para empezar el nitrógeno.” 

 

Poemas químicos. Un poema para cada elemento

Creo que estamos ante una obra importante en el ámbito de la poesía científica actual en castellano por varias razones. En primer lugar, Poemas químicos. Un poema para cada elemento es un poemario que plasma un ambicioso programa. No se trata de algunos poemas sueltos dedicados a elementos químicos, trata como indica en su título de “todos” los elementos de la tabla periódica; es decir, los 118 que se han descubierto o sintetizado a los que añade, ademas, algunos elementos de los que se intuye su existencia y de los que sólo existen simulaciones teóricas. Es decir hay un extenso programa con mucho que estudiar y discurrir; y mucho tiempo, trabajo y entusiasmo en él. Sólo por ello es un referente claro de cara al futuro.

En segundo lugar está el formato. En Poemas químicos, no hay solo poemas sino que a su lado, (en la página de la izquierda en la versión impresa), se ha escrito para cada elemento un texto descriptivo con un fin doble: de divulgación científica y de apoyo y explicación de los poemas. Y el experimento funciona perfectamente porque estos párrafos en prosa están muy bien escritos. Relatan, a veces, la historia del elemento; siempre sus propiedades, (las principales y las más llamativas), con una especial atención a aquellas cuestiones relativas a los efectos sobre la salud y el medio ambiente; y en ocasiones, sin que resulte abrumador, se indican enlaces bibliográficos para aquellos lectores más curiosos que precisen o le apetezca más información sobre el elemento en cuestión.

En esa descripción se incluyen siempre los detalles del elemento que van a aparecer en el poema, lo cual es importante porque el conocimiento que tenemos el común sobre los elementos químicos es bastante elemental y referido sólo a unos pocos. ¿Quién sabe, por ejemplo, que el Osmio es el elemento mayor densidad?; o ¿quién, que el Selenio se ha utilizado ampliamente para dar  el color rojo a los semáforos?. Estos son ejemplos de características indicados en el texto que aparecen, después, en los poemas correspondientes.

 

Cartel de exposición de obras de Mario Markus. Oporto 2001.
(de www.mariomarcus.com)

Los poemas sobre los elementos que se reproducen, en castellano en internet, figuran en solitario, sin la descripción que hemos mencionado; salvo los que aparecen en el artículo “Salud, ciencia biomédica y epistemologia de la complejidad. La propuesta poética de Mario Marcus en Poemas químicos. Un poema sobre cada elemento”escrito por Antonella Cancellier de la Universidad de Padua. En este interesante artículo se encuentran los poemas dedicados al Nitrógeno, al Selenio y al Osmio; junto a los que se reproducen – casi literalmente, aunque sin referencias bibliográficas – las descripciones de los mismos.

Entre esos tres, hemos elegido para poesía y ciencia el Nitrógeno; abundantísimo elemento que nos resulta bastante conocido y es uno de los más “autónomos” en la lectura aislada del poema. Pero igual podríamos habernos inclinado por el Selenio, o por el más desconocido Osmio: “El más pesado de todos…/ (…)  / El que enceguece… (…) / El que mata/ nos da vitaminas.” No me extiendo más, remitiendo a las descripciones y reflexiones del artículo mencionado.

Una visión más completa de cómo resulta el formato – de las descripciones íntegras y los poemas – se puede visualizar, para 18 elementos en la sección The Poem of the Month de la página web www.chemistryviews.org. Enlacen aquí al Fluor que me parece excepcionalmente conseguido. (Nota 2).

Así planteado, el resultado global es ameno y excelente como producción poética de temática científica; pero es que, a mi juicio, configura además dos ejemplos prototípicos. El primero de gran utilidad porque considero que el conjunto comentario-poema de cada elemento, en los términos en que esta configurado y que hemos descrito, constituye una potente y atractiva herramienta didáctica para todos; y en especial para los jóvenes estudiantes de química.

En segundo lugar, se configura como un ejemplo excelente del acercamiento y comprensión necesarias entre los mundos de la ciencia y de la cultura, que muchos lamentamos que anden tan separados y del que Snow alertó hace ya tiempo. Mario Markus así lo considera y está, en estos últimos años, en la lucha por evitar ese distanciamiento de la mano de uno de sus maestros, el premio Nobel de química de 1977 Ilya Prigogine, que también está en esa batalla.

Notas y enlaces

1. En www.mariomarkus.com, página personal de Mario Marcus, se puede encontrar en detalle, (y en tres idiomas), noticia bastante completa de sus tres facetas: científico, artista plástico y escritor.

2. Además de los poemas sobre elementos químicos que aparecen en el mencionado artículo: “Salud, ciencia biomédica y epistemologia de la complejidad. La propuesta poética de Mario Marcus en Poemas químicos. Un poema sobre cada elemento”, de Antonella Cancellier pueden ver más poemas sobre elementos en castellano en el blog Libro abajo, después de una inteligente nota de presentación de Miguel Guajardo.

También resultan muy interesantes la entrevista a Mario Markus en chemistryviews.org;  y el artículo “La ciencia de evitar lo útil”, publicado en marzo de 2004 en el diario El Mercurio de Santiago de Chile, con motivo de la entrada del científico en la Academia Chilena de Ciencias.

 

 

 

 

Etiquetas:
Categorias: General