Exteriores anuncia una revisión del acuerdo que blinda toda su documentación

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha anunciado que su departamento revisará el acuerdo de 2010 que clasifica la práctica totalidad de la documentación del ministerio sin ningún límite temporal, según informa el periodista de El País Miguel González.

Exteriores revisará el acuerdo que declara secretos todos sus documentos

  • La medida provoca que los investigadores no tengan acceso a documentos de interés histórico

El Gobierno tiene intención de revisar el acuerdo del Consejo de Ministros de 15 de octubre de 2010, bajo el mandato de Zapatero, que clasifica como secretos o reservados todos los documentos del departamento de Asuntos Exteriores, incluso los más inocuos, y sin límite temporal, según ha declarado el ministro José Manuel García Margallo.

Este acuerdo, que EL PAÍS difundió el pasado lunes, ha provocado que desde hace unos meses el Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores niegue a historiadores e investigadores documentos de interés histórico a los que hasta ahora tenían acceso. Se da la circunstancia de que este acuerdo, del que nunca se informó, también estaba clasificado como secreto, por lo que Exteriores ha tenido que desclasificarlo para poder comunicar su contenido al profesor de la Universidad Complutense Carlos Sanz Díaz, quien recibió una transcripción del mismo en mayo, según Margallo. El Gobierno también se ha visto en la tesitura de tener que desclasificar documentos relativos al contubernio de Munich, el encuentro que representantes de la oposición antifranquista del interior y del exilio mantuvieron en la ciudad alemana en 1962 invitados por el Movimiento Europeo, del que Exteriores está celebrando el 50 aniversario con exposiciones y mesas redondas.

Según Margallo, el nuevo acuerdo, que se está negociando con otros departamentos, será acorde con el espíritu de la Ley de Transparencia y determinará con mayor precisión las materias que afectan a la seguridad y defensa nacional, según lo previsto en la Ley de Secretos Oficiales de 1968, reformada una década después. La intención es evitar la generalización del secreto y fijar un plazo temporal, transcurrido el cual los documentos serían desclasificados, salvo excepciones, como sucede en la mayoría de los países de nuestro entorno.

http://politica.elpais.com/politica/2012/06/05/actualidad/1338903319_488877.html

Se trata de una buena noticia que hace esperar que desaparezcan pronto las obstáculos que historiadores e investigadores estamos encontrando para consultar la documentación del Ministerio desde hace casi un año.

No obstante, quedan por despejar algunas incógnitas. Hasta que llegue el nuevo acuerdo que se está negociando, ¿cuál va a ser el criterio de la Secretaria General Técnica sobre el acceso a la documentación del archivo del MAEC? ¿Se van a desbloquear inmediatamente todas las solicitudes de acceso que están paralizadas? ¿Se van a rectificar las negativas cursadas a los investigadores en los últimos meses? ¿Se avisará a los solicitantes, algunos de ellos regresados a sus países de origen sin haber podido ver un solo papel, de cuándo podrán consultar la documentación histórica?

Reales cédulas sobre la provisión de obispados y abadías. 1668-1680, Santa Sede, 122. (c) Archivo MAEC

Por otra parte, persisten no ya las dudas, sino la preocupación por la situación del Archivo General del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, uno de los archivos diplomáticos más ricos del mundo, con fondos que se remontan al siglo XVI, y que década tras década ha sufrido la tradicional dejadez de los máximos responsables del Ministerio. El archivo necesita urgentemente mejores instalaciones y que se le garanticen los medios humanos y materiales imprescindibles para que sus excelentes profesionales puedan desarrollar adecuadamente su labor y para que todos los ciudadanos, y no solo los investigadores, puedan conocer su valioso patrimonio documental. Esto es algo más laborioso que enmendar un acuerdo o dictar una nueva norma, pero la importancia de sus fondos, el interés de la historia de la política exterior española -todavía en gran parte desconocida-, y el deber de garantizar el acceso de todos al patrimonio histórico y a la documentación pública, bien merecen un esfuerzo.

"Corona borbonica reynante en España, Franzia y Nápoles...", 1734, Ms. 1 (c) Archivo MAEC

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Exteriores ha ordenado que toda la correspondencia que se reciba en los registros, dirigida a cualquier cargo, jefe de área, sección, etc… sea abierta y registrada de entrada su contenido. De momento, se salva sólo aquella en la que aparezca la identidad del destinatario y conste como único lugar de destino MAEC, AECID, etc…

Ojo si alguien manda documentos personales, privados, facturas, etc… porque todos los sobres van a ser abiertos y registrados de entrada, y dejaran el consiguiente rastro, vulnerando la privacidad marcada por la Ley de Protección de Datos.

(requerido)

(requerido)


*