‘Historia digital’

El acceso abierto y los historiadores: algunas promesas y muchas incertidumbres

¿Deben ser accesibles en abierto las publicaciones académicas, siempre y sin límite alguno? Esta cuestión está generando un amplio debate entre los historiadores. La red H-Asia ha promovido una discusión que después ha recogido la red de especialistas en historia contemporánea de España H-Spain. 

Este es el texto lanzado en H-Spain:

 

El acceso abierto y los historiadores: algunas promesas y muchas incertidumbres

 

Cierta preocupación y desconcierto se ha instalado entre docentes, investigadores, decanatos y equipos rectorales ante la reciente condena contra la Universidad de Barcelona por violar derechos de autor en su campus virtual (4 de septiembre de 2013). Esta sentencia es la segunda contra una institución española de educación superior, después de que la Universidad Autónoma de Barcelona fuera condenada por idéntico motivo hace unos meses (7 de mayo de 2013). Y puede no ser la última: está pendiente una acusación contra la Universidad Carlos III y CEDRO, la entidad demandante, no descarta actuar contra otras universidades.

“La UB es multada por violar los derechos de autor en su campus virtual” (El País, 4 septiembre 2013):
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/09/04/catalunya/1378301138_732819.html

“La Autónoma de Barcelona, condenada por piratería” (El País, 7 mayo 2013):
http://cultura.elpais.com/cultura/2013/05/06/actualidad/1367866695_683817.html

Aparte de arrojar la sospecha del delito sobre las universidades por la práctica habitual de difundir materiales científicos y docentes exclusivamente entre sus estudiantes y con fines académicos, estas sentencias parecen ir en contra del espíritu de la Ley española de Ciencia y Tecnología (Ley 14/2011, en vigor desde el 2 de diciembre de aquel año). El artículo 37.2 de esta ley obliga a todo investigador cuyo trabajo esté financiado mayoritariamente con fondos de los Presupuestos Generales del Estado a hacer pública una versión digital de los contenidos que le hayan sido aceptados para publicación en publicaciones seriadas o periódicas (curiosamente no en libros),  en un plazo máximo de doce meses desde su primera publicación. Para ello se invita a exponer dichos trabajos en repositorios de acceso abierto, institucionales o de otro tipo. Esto no implica que todos los investigadores estén cumpliendo lo establecido en este artículo. De hecho, al menos en el campo de las Humanidades, es posible que pocos de los concernidos conozcan esta obligación.

La misma ley complica las cosas al estipular en su artículo 37.6 que lo anterior no será aplicable cuando estén protegidos o transferidos a terceros los derechos de autor. No parece, pues, que los investigadores puedan tener muy claro a qué atenerse.

http://www.boe.es/boe/dias/2011/06/02/pdfs/BOE-A-2011-9617.pdf


En fecha reciente, los compañeros de H-Asia iniciaron un debate relacionado con tales cuestiones. En él introducen además la controversia de las “revistas predadoras“, que si bien en el caso de España no está en el candelero, sí resulta similar al de la práctica -cada vez más frecuente- de las editoriales que exigen a los autores un pago (bajo la fórmula de la cofinanciación, coedición o la ayuda a la edición) como requisito para publicar sus monografías históricas. El debate puede seguirse en el siguiente enlace:

http://h-net.msu.edu/cgi-bin/logbrowse.pl?trx=vx&list=H-Asia&month=1309&week=b&msg=YuCKozMgPcm2PXtLN8pVjw


Entretanto, los gobiernos de países como Estados Unidos y Gran Bretaña se unieron en 2013 al movimiento Open Access mediante las correspondientes directivas presidenciales o decisiones de sus Research Councils. El gobierno español, a pesar de la retórica que ha acompañado a la Ley de Ciencia y a la Ley de Transparencia en trámite actualmente, no ha expresado un compromiso comparable con el acceso abierto.

Las tres declaraciones fundamentales en las que se fundamenta el movimiento Open Access son las siguientes:

1) Iniciativa de Budapest para el Acceso Abierto (también conocida como BOAI: Budapest, 2002) http://www.budapestopenaccessinitiative.org/translations/spanish-translation

2) Bethesda Statement on Public Access Publishing (Bethesda, 2003) http://legacy.earlham.edu/~peters/fos/bethesda.htm

3) Declaración de Berlín sobre el Acceso Abierto al Conocimiento en la Ciencia y las Humanidades (Berlín, 2003)http://oa.mpg.de/lang/en-uk/berlin-prozess/berliner-erklarung/


Enlaces de interés relacionados:

Nigel Vincent and Chris Wickham (ed.) (2013), Debating Open Access. London, The British Academy for the Humanities and Social Sciences (libro en acceso abierto, 128 pp.):
http://issuu.com/thebritishacademy/docs/debating_open_access-ed_vincent_and

“Open access: MPs slam research policy”. Artículo de Stephen Curry (Imperial College London) en “The Guardian” sobre el Open Access en el caso británico (publicado el 11 septiembre 2013):
http://www.theguardian.com/higher-education-network/blog/2013/sep/11/open-access-report-bis-committee?j=48802&e=carlos.sanz%40ghis.ucm.es&l=350_HTML&u=2642046&mid=1059027&jb=39&CMP=&et_cid=48802&et_rid=7638598&Linkid=Open+access:+MPs+slam+research+policy


David Jorge / Florentino Rodao / Carlos Sanz Díaz
H-Spain

URL del debate (para publicar respuestas y aportaciones):

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un brutal buscador cultural

Le tomo prestada la expresión al espabilado estudiante que me ha alertado por twitter sobre la posibilidad de buscar simultáneamente en los fondos de la Digital Public Library of America y de Europeana, y además gracias a una aplicación creada por una empresa española,  DIGIBÍS. Una maravilla para la investigación.

Acceso a la búsqueda combinada en Europeana y la DPLA desde la web de esta última.

Europeana es la biblioteca de referencia para las bibliotecas, archivos y museos europeos, cuyos fondos están disponibles gratuitamente en línea desde 2009. La Digital Public Library of America (DPLA) viene a ser la hermana estadounidense de este proyecto, aunque mucho más joven puesto que inició su andadura en abril de 2013. Al igual que Europeana, la DPLA aspira a que cualquier persona pueda consultar en un solo portal los fondos de una amplia variedad de instituciones académicas y culturales de los EE.UU.

La novedad es que ahora se pueden consultar ambas bibliotecas digitales simultáneamente gracias a una aplicación diseñada por una empresa de software española, DIGIBÍS. Todo un logro para la I+D+i que se hace por aquí y un excelente ejemplo de las oportunidades que abren las herramientas digitales para los historiadores.

Un ejemplo de búsqueda simultánea: resultados para “Marshall Plan” en la DPLA y Europeana

El acceso a la aplicación se puede realizar a través de cualquiera de estos enlaces:

http://dp.la/apps/2

http://www.digibis.com/dpla-europeana/

P.S.: Para conocer un poco más lo que ofrece la DPLA recomiendo esta entrada del blog Clionauta del historiador Anaclet Pons: “La National Digital Public Library comienza su andadura“.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Ha nacido H-Spain, una nueva red de Historia contemporánea de España en H-Net

Este post es a la vez un anuncio y una invitación en nombre de todo el equipo de H-Spain, una nueva aventura colectiva que acaba de nacer para conectar en una red de discusión académica online a todas las personas interesadas en la historia y la cultura de la España contemporánea. A continuación se reproduce el primer mensaje de los editores de H-Spain.

Estimados compañeros,

nos complace anunciarles que H-Spain, un nuevo proyecto dentro de H-Net (principal red de discusión académica online a nivel internacional), acaba de comenzar su andadura con la intención de convertirse en una amplia fuente de información y debate acerca de la España contemporánea.

Las principales actividades de la red son las reseñas de novedades bibliográficas y los debates derivados de las mismas, además de ofrecer a los suscriptores información acerca de las novedades relativas a nuestro campo de interés (no cerrado a la Historia, sino abierto al más amplio campo de las Ciencias Sociales) a través de una lista de difusión propia vía e-mail, en la que se notificarán seminarios, publicaciones, presentaciones de libros, oportunidades laborales, intercambio de estancias académicas, colaboración en proyectos, etc.

El objetivo de H-Spain es promover un conocimiento riguroso de la España contemporánea aprovechando las ventajas de difusión que permite la red para aprender e investigar con rigor, en interacción con gente alrededor de todo el mundo que comparta unos intereses comunes.

El equipo está compuesto por las siguientes personas:

David Jorge (Universidad Complutense de Madrid / Wesleyan University, CT)

Ángel Viñas (Universidad Complutense de Madrid)

Helen Graham (Royal Holloway,UniversityofLondon)

Florentino Rodao (Universidad Complutense de Madrid)

Carlos Sanz (Universidad Complutense de Madrid)

Imanol Herreros (Universidad Autónoma de Madrid)

Sebastiaan Faber (Oberlin College,OH)

Soledad Fox Maura (WilliamsCollege, MA)

Gina Herrmann (University of Oregon,OR)

James Matthews (Centre for War Studies,UniversityCollegeofDublin)

Aquí les dejamos el enlace a H-Spain:

http://www.h-net.org/~spain/

Gracias por su atención y estaremos encantados de contar con sus sugerencias y participación en esta iniciativa.

El equipo de H-Spain

Aspecto del primer mensaje de H-Spain

Etiquetas: , , , ,

Cine + Historia + Web 2.0 = FilmStory

Portales sobre cine e historia hay muchos, pero para quienes investigan y enseñan historia internacional o relaciones internacionales FilmStory es un recurso especialmente útil. Antes que nada, echemos un vistazo a su pantalla de inicio y conozcamos algo más sobre la filosofía del proyecto, en palabras de sus propios impulsores.

“Mucha gente se relaciona con, y aprende acerca de otras personas, lugares y acontecimientos a través del cine. Y aunque muchos historiadores adoran despotricar contra las inexactitudes históricas de películas que retratan el pasado, no podemos ignorar simplemente el hecho de que el público interactúa con, y aprende de la historia principalmente a través del cine. Lo que podemos hacer en lugar de ello es hablar sobre los hechos del pasado reflejados en las películas y utilizar ese diálogo como un entorno para el aprendizaje. Como personas que hemos estudiado tanto cine como historia a lo largo de toda nuestra vida, hemos tratado de encontrar algún recurso interactivo que no solo explore la relación entre historia y cine, sino que también inicie una conversación y proporcione la posibilidad de interactuar. Sin embargo, no existe nada similar que sea abarcador y auténticamente interactivo. Por eso, un pequeño grupo de amigos apasionados nos hemos reunido para crear FilmStory.

¿Cómo puedo usar FilmStory?

FilmStory le invita a tener un sentido de exploración y curiosidad a la hora de adentrarse en la relación entre historia y cine. FilmStory es un sitio en el que se puede escarbar e interpretar por sí mismo yacimientos de información histórica. ¿Qué historias (stories) son importantes para la historia (history) de una nación en particular? Investigue observando esos relatos que han sido contados y vueltos a contar por múltiples generaciones. ¿Cómo se reinterpretaron esas historias cada vez que fueron reelaboradas – si es que lo fueron? (Sugerencia: eche un vistazo a las muchas veces que se ha reelaborado la figura de Cleopatra. ¿Por qué piensa que ha sido así?). ¿Cómo les va a rostros familiares como los de Romeo y Julieta o los guerreros samuráis del Japón cuando sus historias son interpretadas por culturas diferentes? Mire más allá de la representación de la historia que hace una película e indague sobra la historia de la película misma. ¿Qué nos dice esto sobre los tiempos en que se hizo? (Por ejemplo, fíjese en la representación de Chinggis “Genghis” Khan el Conquistador que hace John Wayne en The Conqueror). Haga clic por aquí y por allí, explore, destape, descubra, y discuta.”

FilmStory (www.filmstory.org) permite buscar películas por países, regiones, materias y géneros, lo que resulta muy práctico cuando se trata de ilustrar alguna conferencia o clase con fragmentos cinematográficos: ese tipo de situaciones en las que uno se pregunta si no habrá alguna película ambientada en, digamos, Senegal (y FilmStory tiene ocho sugerencias al respecto en el momento en que escribo este post).

Además está abierto a crecer a través de las aportaciones de los usuarios con la incorporación de nuevos títulos y de ensayos breves sobre aspectos históricos presentes en la filmografía. Este aspecto es fundamental, porque como proyecto recientemente iniciado, FilmStory tiene todavía mucho camino por delante. Cualquier lector puede comprobarlo explorando las películas incluidas en el, o los, países cuya historia mejor conozca: echará en falta títulos importantes, o se sorprenderá con algunas atribuciones de temática-nacionalidad un tanto discutibles . Pero para áreas del planeta que no le resulten familiares o sobre las que no tenga información a mano, este portal puede aportar ideas de forma muy práctica y sencilla.

Otra importante limitación del portal estriba en que recoge sobre todo títulos filmados en inglés o que están subtitulados en este idioma. Pero no se excluye que se puedan incluir cada vez más títulos en otras lenguas, para lo cual resultará fundamental la colaboración de los internautas. Los impulsores de esta iniciativa pretenden que sea participativa y abierta según los principios de la Web 2.0 y así lo explicitan en el portal.

P.S.: Otras webs y blogs en castellano con recursos sobre cine e historia:

Un mundo de Cine (http://www.unmundodecine.com/)

Historia y Cine (http://www.historiaycine.com/)

CineHistoria (http://www.cinehistoria.com/)

Historia de Cine (http://historiadecine.blogspot.com.es/)

Cine y resistencia (http://cineyresistencia.blogspot.com.es/)

Imagen en Historia (http://imagenehistoria.blogspot.com.es/)

Etiquetas: , , ,

Historiana, un proyecto educativo de historia de Europa en la red

 ”Tu portal al pasado” es el lema del portal educativo europeo Historiana que comenzó su andadura en octubre de 2012. Todavía en fase “beta”, esta iniciativa pone al alcance de los internautas materiales docentes sobre la historia de Europa con una perspectiva comparativa y plural.

Historiana es un portal dirigido especialmente a estudiantes y profesores de historia de Europa, aunque sus contenidos se ofrecen al público más amplio. Ofrece una amplia colección de fuentes y documentos, incluyendo imágenes, fotografías, discursos, caricaturas, etc, en constante aumento. Los recursos se presentan organizados en siete apartados temáticos que tratan de superar los marcos nacionales y culturales habituales. Aquí se trata de identificar temas de relevancia universal, como bien reflejan los títulos de los apartados: “Conflicto y cooperación”, “Ideas e ideologías”, “Derechos y responsabilidades”, “Vida y ocio”, “Gente en movimiento”, “El medio ambiente” y “Trabajo y tecnología”.

Precisamente, según sus promotores, “Historiana” pretende distanciarse del enfoque nacional de los libros de texto y portales de internet de contenido histórico al uso. Tampoco se trata, nos aseguran, de establecer como alternativa un relato canónico o un discurso oficial sobre la historia de Europa. El objetivo del nuevo sitio web es más bien aprovechar las posibilidades que ofrecen los medios digitales para ofrecer distintas perspectivas sobre la historia europea. En última instancia, lo que se persigue es reflejar la riqueza y variedad cultural de Europa, a la vez que se estimula el debate sobre la historia común del Viejo Continente en desde una perspectiva transcultural.

Este portal es una iniciativa de la Asociación de Profesores de Historia EUROCLÍO, cuyos contenidos de momento están accesibles únicamente en inglés.

¿Anticipando el cambio climático” “Vacaciones de verano en el Polo Norte”, una de las estampas de la colección “Historia del futuro”

Fuente: http://historiana.eu

“Historiana”: Online-Material für den Geschichtsunterricht, en Geschichtspuls.de

“Geschichte ohne Grenzen” en Deutsche Welle.

Etiquetas: , , , , , ,

La crisis de los misiles de 1962, tweet a tweet (con una coda sobre la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Civil española)

 

El mundo se asomó al abismo de la guerra nuclear en esos trece días en que Kennedy y Khruschev echaron un pulso aterrador sobre Cuba. En 1962 la guerra fría entró en su fase álgida, en un punto de no retorno a partir del cual nada fue igual. Después se instaló el “teléfono rojo” para mantener abierta la comunicación entre la Casa Blanca y el Kremlin, las dos superpotencias buscaron vías para la distensión, y la doctrina de la destrucción mutua asegurada instaló a la Humanidad en un precario equilibrio del terror.

Eso es lo que sabemos ahora. Pero del 15 al 28 de octubre de aquel año quienes en Washington, Moscú, La Habana y otras capitales tomaban las decisiones que podían desembocar en la guerra o en la paz tuvieron que manejar la incertidumbre, la información fragmentada o incoherente, la imposibilidad de controlar por completo las consecuencias de cada acción.

25 de octubre de 1962: El embajador de EE.UU. ante la ONU, Adlai Stevenson, acusa a la URSS de desplegar misiles balísticos en Cuba ante su homólogo soviético, Valerin Zorin. Fuente: BBC

La historia, como escribió Soren Kierkegaard, se vive “hacia adelante” aunque se comprende “hacia atrás”. Retomando la cita del filósofo danés, la revista Foreign Policy ha puesto en marcha la iniciativa de reconstruir la crisis de los missiles hacia adelante, “tal y como la experimentaron John F. Kennedy, Nikita Khruschev y Fidel Castro” y de retransmitirla tweet a tweet. Se trata de rescatar el carácter impredecible de los acontecimientos, nos aseguran. Asume el reto Michael Dobbs, colaborador habitual de la revista y autor de One Minute to Midnight: Kennedy, Khruschev y Castro on the Brink of Nuclear War.

Aunque la crisis alcanzó su clímax en octubre, la serie de tweets se inició a comienzos de este mes, concretamente con un mensaje lanzado desde un hipotético 6 de julio de 1962 que forja el primer eslabón en la cadena:

“El primer ministro Khruschev nombra a Issa Pliyev comandante de las fuerzas soviéticas en Cuba”.

Al día siguiente, 7 de julio, nuevos tweets:

 ”La primera partida de asesores militares soviéticos sale hacia Cuba en un avión TU-114 para reconocer emplazamientos para missiles”;

“Khruschev se reúne con Fidel Castro en Moscú para negociar el tratado mutuo de defensa entre la URSS y Cuba”;

“‘Así es imposible trasladar a Cuba estas fuerzas en secreto’, afirma Khruschev en una reunión con sus asesores militares”, etc.

Los interesados en acompañar esta iniciativa hasta el final encontrarán los enlaces correspondientes en www.foreignpolicy.com/cubanmissilecrisis y en twitter en la cuenta https://twitter.com/missilecrisis62.

El pulso nuclear entre Khruschev y Kennedy, en una caricatura de la época

 

No es la primera vez, por otra parte, que se transmite un proceso histórico por twitter. Desde 2011 Alwyn Collinson, un joven graduado en historia por Oxford, está narrando la segunda guerra mundial “en tiempo real”. Todo comienza con el siguiente tweet, que se podría haber escrito la noche del 31 de agosto de 1939:

 ”Tropas de las SS vestidas como fuerzas polacas están atacando una estación de radio en Gleiwitz para proporcionar a Alemania un pretexto para atacar Polonia”

Cuando escribo este post, la cuenta de twitter de Collinson, https://twitter.com/realtimewwii, lleva acumulados 3.511 tweets y 250.143 seguidores, y ha conseguido convertirse en un fenómeno social en internet. El propio Collinson cuenta en esta conferencia pronunciada el mes pasado su experiencia:

Alwyn Collinson: ‘Realtime World War II’ from The Lost Lectures on Vimeo.

Sabemos también de la iniciativa de narrar la guerra civil española por twitter, iniciada en la cuenta http://twitter.com/guerracivil_tr aunque interrumpida desde el 20 de mayo, tras 345 tweets. Los dos últimos tweets de la serie (los conecto para reconstruir la frase completa) informan de lo siguiente:

Un grupo de 65 Escoceses se unió  a las fuerzas Republicanas, provenientes de Glasgow partieron el 22 de Septiembre de 1936 formando parte de un grupo de seis ambulancias que ayudarían a las fuerzas Republicanas en el frente. Hoy continúa vivo uno de sus miembros, con 91 años.

Experiencias como esta pueden contribuir a divulgar la historia y demuestran que existe un interés por conocer el pasado que puede canalizarse combinando imaginación y rigor con el uso de las redes sociales. Las posibilidades parecen infinitas y estos son solo algunos ejemplos pioneros. ¿Conoce el lector otras experiencias de reconstrucción histórica y narración “en tiempo real” en twitter?

Etiquetas: , , , , , , , , ,