Risoterapia, eficacia probada

Según las investigaciones más recientes, la risa ahuyenta las enfermedades y prolonga la vida, mientras que la tristeza y la depresión atraen los virus, creando enfermedades. Esta es la conclusión más importante a la que ha llegado la novísima ciencia dentro del campo de la medicina, la PSICONEUROINMUNOLOGIA.

No es una nueva técnica, pues ya la Biblia nos dice: “Cuando el corazón está alegre, la vida es más larga….”.

Más tarde en el siglo XVI, François Rabelais, como buen médico, aconsejaba a muchos de sus pacientes, la risa como método de curación. Fue el pionero en “recetar” la risa como método infalible para aliviar los sufrimientos.

Vemos a los niños pequeños, con 2 ó 3 años, cuando se caen y hacen daño, lo primero que hacen es reírse. Somos nosotros los mayores, los seres adultos civilizados, quienes les enseñamos a llorar. Nuestro sistema inmunológico es sabio, y proporciona al ser humano los mecanismos necesarios, que le permiten aliviar el dolor, como la risa, que genera unas neurohormonas llamadas a endorfinas, que contienen una sustancia semejante a la morfina que atenúa la sensación de dolor.

La risa aún creada artificialmente, es capaz de generar estados de ánimos diferentes, que influyen no sólo en el mantenimiento del cuerpo sano, sino que también ayuda a una mejor recuperación de la salud, en casi la totalidad de enfermedades. No podemos considerar a la risa como una técnica o terapia absoluta, que cura por si sola y además cura todas las enfermedades. Tendremos en cuenta que la risoterapia es una terapia de apoyo, que en algunas ocasiones puede ella sola y por si misma, eliminar totalmente la enfermedad.

Es cierto que un estado de ánimo alegre, no elimina el problema que tenemos, pero si nos hace verlo desde otra perspectiva, que redunda en un mejor estado de ánimo cuando vamos a intentar solucionarlo.

Esta teoría hace cierto el hecho constatado estadísticamente, de que las personas con muy poca vida social, y los que están privados de cariño, normalmente son personas poco sanas, siendo propensos a desarrollar enfermedades, sobre todo de tipo mental, teniendo además una vida más corta. Incluso los deportistas de élite, cuando atraviesan etapas de soledad, no deseada, bajan su rendimiento.

Según el investigador Edward Bovard: “El ser humano cuando es receptor de una caricia verbal o física, su hipotálamo, órgano que se encuentra en el cerebro, paraliza la liberación de una hormona específica, que está siempre presente en niveles muy altos, en aquellas personas, que son propensas a sufrir infartos o derrames cerebrales”.

Según la fisiología, sabemos que cuando sentimos placer, existen unas neurohormomas, llamadas ENDORFINAS, que se multiplican y ellas tienen la misión de reforzar nuestro sistema inmunológico, enviando mensajes a nuestro cerebro, a los linfocitos y otras células encargadas de luchar contra los virus y las bacterias que invaden nuestro cuerpo.

En personas que padecen el Sida, es mayor su resistencia, cuanto mejor es su estado de ánimo, por esto se les anima a ser optimistas, a pesar de las dificultades que conlleva la enfermedad, haciendo cierto el lema: “No hay enfermedades sino enfermos”.

Los beneficios de la Geloterapia, (gelos, en griego risa), son muchos, cuando esta risa es franca y sin fatigarse demasiado, produce la contracción de todos los músculos de la cara, mientras que otros del cuerpo se relajan ampliamente, produce contracciones beneficiosas del diafragma, acelera el ritmo cardíaco, en deportistas disminuye la tensión de los músculos, la ventilación respiratoria llega al máximo y el hígado y los órganos digestivos se agitan al máximo produciendo jugos gástricos y saliva.

Los beneficios mentales que obtenemos con la práctica habitual de la risa son muchos, entre ellos: Nos hace ver las situaciones desde un punto de vista mejor, eliminamos el grado de angustia y depresión, nos hace propensos a los cambios emocionales positivos, en casos de insomnio, provoca una fatiga sana, que el sueño repara con naturalidad, aumenta automáticamente una subida del tono de ánimo, nos hace más creativos, nos comunicamos más y mejor, etc.

Es la medicina más natural y más barata, produciendo efectos rápidos en todos los casos. Un minuto de risa equivale a 45 de relajación.

Hay 180 clases de risa, pero sólo hay una buena: LA RISA SINCERA Y ABIERTA, es el medicamento más eficaz y más barato, quizás por ello no lo pueden fabricar los laboratorios, porque además no tienen ninguna contraindicación. La risa puede cambiar el concepto de la medicina, al ser una medicina preventiva y eficaz contra las enfermedades graves y problemáticas.

Si quieres tomar la mejor medicina preventiva sin efectos secundarios, recétate desde hoy 1 minuto de RISA SINCERA, 2 ó 3 veces al día, tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán sanamente durante largo tiempo. La risa prolonga la vida y proporciona además calidad de vida.

Existen técnicas fáciles que te ayudan a recuperar tu risa natural. Si quieres practicar la mejor medicina preventiva, sin ninguna contraindicación, en nuestros seminarios te enseñamos de una forma rápida y efectiva.

 

José Elias Fernández

Psicólogo y Risoterapeuta

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*