Archivo de febrero, 2012

Nueva Publicación: “La Corte en Europa: Política y Religión (Siglos XVI-XVIII)”

 

Las distintas confesiones surgidas en el siglo XVI (catolicismo, luteranismo, calvinismo) se han estudiado como formaciones ideológicas y religiosas uniformes que resultan útiles para explicar el proceso de confesionalización de las Monarquías europeas. No obstante, una investigación minuciosa demuestra que existieron diferentes corrientes espirituales dentro de la ortodoxia de cada confesión, apoyadas por partidos o grupos políticos que, a su vez, justificaban la práctica política de sus respectivas Monarquías; los ejemplos son numerosos: las facciones “albista” y “ebolista” en la Monarquía hispana, defendían un modo de organización política y estaban apoyadas en sendas prácticas religiosas; el “partido español” en la Corte de Luis XIII, conectaba con tendencias espirituales místicas y se oponía a los valores políticos y religiosos de Richelieu; en la Curia de Roma, los cardenales formaban partidos o tendencias que defendían diferentes modos de entender la espiritualidad. Lo mismo sucedía entre luteranos y calvinistas: la pugna entre “arminianos” y “gomaristas” en los Países Bajos, o las tendencias puritana y presbiteriana en Inglaterra, etc. Asimismo, las Órdenes religiosas se identificaron con las distintas tendencias y tuvieron sus valedores, no solo en la Corte de cada Monarquía, sino también en Roma. Las vías a través de las que podemos estudiar tales influencias y relaciones son variadas: en primer lugar, la Capilla Real (estructuras, oficiales o sermones que en ella se pronunciaban, así como la evolución del estilo y contenido de la música); y también a través de las corrientes espirituales y Órdenes religiosas que había en la Corte; con frecuencia, sus miembros escribían los libros que definían las teorías políticas que debían justificar la actuación de las Monarquías, al tiempo que eran apoyadas y sostenidas por las faccionescortesanas. Todos estos aspectos se estudian en esta obra (Leer más).

 

 

MARTÍNEZ MILLÁN, J., RIVERO RODRÍGUEZ, M. y VERSTEEGEN, G., La Corte en Europa: Política y Religión (Siglos XVI-XVIII), 3 vols., Colección Temas. Madrid: Editorial Polifemo, 2012.

 

Etiquetas:

Congreso Internacional “Los Jesuitas. Religión, Política y Educación (siglos XVI-XVIII)

Por David Martín López

En los últimos años se vienen desarrollando diversas actividades que han tenido a la Compañia de Jesús como objetivo de análisis, estudio y debate. En esta línea se encuentra el Congreso del que se hace reseña en estas páginas, el cual pone de manifiesto que el estudio de los jesuitas es un tema que en la actualidad se encuentra en alza. Un crecimiento que esperamos se mantenga en los próximos años con la conmemoración del II Centenario de la Compañía Restaurada (1814-2014).

El Congreso Internacional titulado “Los Jesuitas. Religión, Política y Educación (siglos XVI-XVIII)” fue organizado por la Universidad Pontificia Comillas (UPCO), la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y su Instituto Universitario “La Corte en Europa” (IULCE) y la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Tuvo lugar en las aulas del ICADE de la ya mencionada U.P. Comillas durante los días 20 al 22 de junio de 2011.

El principal objetivo que se persiguió en estas jornadas fue, en palabras de los organizadores, “estudiar la labor e influencia que la Compañía de Jesús ha tenido en la sociedad a través de tres facetas claves de su actividad (religión, política y educación) desde su fundación hasta su expulsión en el siglo XVIII”, el cual se desarrolló a través de siete secciones: “Los jesuitas en las cortes europeas”, “Literatura y teatro jesuita”, “Los jesuitas, entre la obediencia y la discrepancia”, “Difusión del modelo religioso en América y Asia”, “El modelo de educación y comportamiento de los jesuitas”, “La expulsión de la Compañía (siglo XVIII)”, “Razón y Teología: la ideología religiosa de la Compañía”. Estas secciones se desenvolvieron de manera simultánea en dos foros por la gran cantidad de especialistas que participaron, procedentes de centros de investigación y universidades de diversas nacionalidades: las ya mencionadas U.P. Comillas, UAM y URJC, a las que se unen las también españolas universidades de Santiago de Compostela, Granada, Complutense, País Vasco, Extremadura, Castilla-La Mancha, Autónoma de Barcelona, Pompeu Fabra, Córdoba, Valladolid, Zaragoza, Deusto, Salamanca, Alicante, Huelva y La Rioja; las italianas de La Sapienza, Gregoriana, Roma Tre, Milán, Turín, Padua, Bérgamo, Udine, el Consiglio Nazionale delle Richerche (CNR) y el Instituto Universitario Europeo de Florencia; del resto de Europa, las universidades y centros de investigación Michel de Montaigne-Burdeos 3 y l’École des Hautes Études en Sciences Sociales (Francia), Lovaina (Bélgica), Silesia (Polonia), Passau (Alemania), Minho y Oporto (Portugal); de América, las universidades de Loyola y De Paul (ambas en Chicago, EE.UU.), Academia Nacional de la Historia (Venezuela), Salta y Buenos Aires (Argentina), Iberoamericana (México), Toronto (Canadá); por último, la Universidad de Sophia (Japón).

 

Leer más en Archivum Historicum Societatis Iesu, vol. LXXX, fasc. 160 (2011).

 

Etiquetas: