Incentivos negativos

Los últimos años hemos visto múltiples acciones de gobierno, tanto del PP como del PSOE, y del gobierno español y de los gobiernos autonómicos, para incentivar la ciencia, como la introducción del programa Ramón y Cajal, del programa Torres Quevedo, del programa Ingenio, los incrementos en los presupuestos de proyectos y los incentivos autonómicos. También hemos visto mejoras en la evaluación, aunque a veces con un incremento innecesario de la burocracia. No obstante, y como la zanahoria, los incentivos “positivos” por si solos no son del todo efectivo. Ahora que ha cambiado el rumbo de la economía, quizás es interesante pensar en medidas para mejorar la ciencia que no cuestan dinero, y que incluso pueden ahorrarlo. Aquí propongo, con algo de fantasía, algunos ejemplos de incentivos negativos: - hacer una evaluación de todos los centros del CSIC cada 5 años y cerrar unos pocos como resultado de estas evaluaciónes. Los funcionarios de estos centros se prejubilarán o se colocarán en otros centros, pero solo si estos otros centros los aceptan. Así los buenos encuentran una salida, los malos no, porque los otros centros no pueden arriesgarse a acogerlos. - hacer los sexenios caducables. Por ejemplo, si uno en los últimos 6 años ha tenido menos de 2 aportaciones relevantes, se le quita un sexenio. Si ha tenido entre 2 y 4 aportaciones relevantes, mantiene los sexenios que tiene, y si tiene 5 o más, obtiene un sexenio más. - hacer “rankings” de la investigación de todos los profesores de los áreas cada 5 años, empezando por los catedráticos, y prejubilar al último 0.1-1% de cada área. - recordar a todos los profesores universitarios que la LOU les obliga a investigar, y prejubilar a los que no lo han hecho nada durante los últimos 10 años. - evaluar todas las carreras universitarias duplicadas en cada comunidad autonómica, empezando con las que no tienen suficiente alumnado, y cerrar las peor evaluadas. - implementar un modelo de uso de espacio basado en necesidad, pagando un “alquiler” de los costes indirectos de los proyectos y el abandono obligatorio de espacios después de 2-3 años sin obtener proyectos, para evitar el actual despilfarro en nuevos edificios innecesarios. - eliminar los trámites de homologación de diplomas, al menos para títulos obtenidos en estados miembros de la Unión Europea.- poner un porcentaje tope de tesis “cum laude” (p. ej. el 10%), para que sólo los que realmente lo merecen obtienen esta distinción. - empezar evaluaciones de docencia universitaria, además de los hechos por los alumnos, por evaluadores que entran en las aulas y que observan la práctica y el plan de estudios. Los incentivos positivos de ahora han tenido como resultado que un porcentaje significativo de los investigadores han incrementado la cantidad y calidad de su trabajo, pero otros muchos han seguido igual que antes. Aunque estas medidas “negativas” sólo afectarán a unos pocos, habrá muchos que “espabilarán” para evitar ser uno de estos pocos en el futuro, dando como resultado otro salto importante de la ciencia y tecnología española. Una excusa para no tomar este tipo de medidas muchas veces es la supuesta inmunidad de los funcionarios, pero si no se toman ahora, habrá un futuro, quizás bastante cercano, en que sobren funcionarios que tendrán que ser despedidos independientemente de su valía. Estas medidas seguramente serían impopulares entre algunos científicos, pero serían probablemente bienvenidas por el resto de la sociedad. Mark van Raaij, tesorero de la AACTE

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

No puedo sino estar en total acuerdo con las sugerencias de Mark van Raaij. Desde luego serán impopulares para muchos, pero no para los que no tienen miedo de competir y que muchas veces ven con desasosiego como la tan manida política de "café para todos" les deja sin espacio suficiente para lleva a cabo su labor investigadora. Es esa política la que convierte nuestras universidades en lugares donde los más productivos carecen de espacio para investigar porque muchos que no hacen apenas nada mantienen espacios sin ocupar simplemente porque se les ha asignado en su momento, y a lo mejor un día aún se les puede ocurrir hacer algo de investigación como "hobby" entre clase y clase.

Desde luego, si no se toman medidas valientes nunca seremos suficientemente competitivos/productivos por muchos nuevos edificios para investigación que se construyan.

Estoy totalmente de acuerdo. Un modelo "por objetivos" no puede sino fomentar y motivar la excelencia en I+i, dado que el modelo actual, tipo "café con leche para todos", desmotiva a los jóvenes investigadores cuando se dan cuenta de que sus esfuerzos no tienen una traducción curricular.

Sólo me permitiré una puntualización. Creo que es clave para cualquier país fomentar la cooperación entre centros públicos y privados de I+i y empresas, y eso se da en las narices con la no adecuada consideración curricular de las actividades desarrolladas por funcionarios del MEC en pro de esta actividad. Por eso creo que se debería incluir en la valoración del curriculum investigador (y por tanto su transformación en un curriculum I+i, no sólo I) de aquellas actividades desarrolladas para foementar la colaboración en I+D+i con empresas. No sólo hablo de proyectos europeos, sino también de colaboraciones puntuales.

Asimismo creo que debería permitirse a departamentos de universidad la contratación de personal no docente para cubrir las necesidades de este tipo de colaboraciones.

Desgraciadamente parece que la realidad, como comentaba en estos artículos,

(

http://jm.sunico.org/2008/06/30/%c2%bfpor-quien-doblan-las-campanas/

http://jm.sunico.org/2008/07/02/%c2%bfuniversidad-empresa-o-empresa-universidad/

),

lejos de fomentar estas sinergias, elimina los pocos catalizadores que las favorecían.

No, querido colega…, la cosa es al revés.

Primero hay que ordenar la casa; con una casa desordenada poner incentivos negativos me parece un contrasentido.

Lo primero y principal debería ser dotar al CSIC con recursos en los cuales los únicos esfuerzos dinerarios provienen de los investigadores, sobrepasando sus atribuciones como funcionarios. Como pasa en otro entes investigadores fuera de nuestras artificiales fronteras, primero debería existir un mínimo de dotacón, dineraria y de recursos que permita la investigador no ser un mero empresario desesperado buscando fondos para sobrevivir.

Una vez solucionado ésto, homologable a otros Organismos extranjeros, pongamonos a otorgarles incentivos positivos y negativos, que discrimen el grano del trigo. Los bueyes primeros, detrás el carro; me niego a que sea al revés por ir contra la buena intencionilidad de las personas, muchas veces maniatadas en un a forzada penuria.

Propongo una prueba: Vaya a un Ministerio y digales a sus altos funcionarios que trabajen con nada (como en el CSIC) y que se busquen sus fondos: Obviamente les sacarían a patadas por lunáticos….

Pero, queridos colegas ¿cual es la actual política de cafe con leche para todos?, ¿Sabeis el esfuerzo que cuesta conseguir financiación por medio de proyectos especialmente de La UE?, Sabeis que cerca de la mitad del presupuesto del CSIC la conseguimos los cientificos en concurrencia competitiva? Ademas, estaría muy bien analizar en que se gasta la otra mitad. ¿Sabeis que muchas veces los directores de los centros del CSIC tienen que arreglar las goteras o la calefaccion de sus institutos con dinero de proyectos de investigacion?. Llevo 32 años trabajando en el CSIC y mientras que el número de cientificos, tanto de plantilla como contratados, se ha multiplicado por cuatro o más, el de personal auxiliar es practicamente el mismo, excepto en la Central, claro. ¿Sabeis las horas que dedica un cientifico a tareas burocrátricas despues de conseguir un proyecto? ¿sabeis cuantas horas y disgustos cuesta conseguir que la auditoria final de un proyecto financiado por la UE llegue a su fin? Por supuesto, despues de haberte matado para estirar lo más posible el dinero y de aprenderte las miles de burocracias necesarias para no cometer errores y no verte, casi amenazado, por malversación de fondos?. Podria seguir enumerando temás y haciendo preguntas hasta completar varios folios, pero quiza lo mejor ya se ha dicho. No pongais el carro delante de los bueyes. Aún estando de acuerdo en algunos de los argumentos que expone Mark van Raaij, soy totalmente contrario al fondo de su propuesta. ¡Ah! y por si alguien se equivova ya que Mark menciona ese nefasto sistema de evaluación, tengo todos los sexenios posibles y etc. etc etc.

Una aclaración – no estoy en contra de los incentivos positivos. Por supuesto hay que aumentar el presupuesto para la ciencia, y el personal de apoyo, y incluso dar un mínimo de financiación básica (digamos 5-20 kEuro por persona por año dependiendo del área) a todos los investigadores del CSIC y las universidades. Sólo he querido sugerir algunas medidas extra que no cuestan dinero o lo ahorran. Si este dinero ahorrado se invierta en las medidas positivas – mejor que mejor. Cualquier investigador que consigue proyectos regularmente, que publica etc. no tendrá nada que temer de medidas "negativas". Pero estoy absolutamente convencido de sin palo, la zanahoria no tiene toda la efectividad que pueda tener.

No he leido nada sobre la Universidad… ¿Propone Mark que esto se aplique también a la Universidad? ¿normas iguales o distintas para CSIC y Universidad?

Comparto la necesidad de hacer auditorías (de verdad) de la productividad científica, auditorías que afecten a los sexenios, a los centros, pero también a las adquisiciones de equipos, a los proyectos, etc.

En lo que soy escéptico es en la justicia y fundamentación para que estas auditorías generen conclusiones ejecutivas a corto plazo; es más, más que incentivos negativos a corto plazo (quitar algo), yo propondría negación de incentivos positivos a medio plazo (no adjudicar financiación por el concepto evaluado negativamente durante un periodo de 3, 4 ó cinco años, dependiendo del concepto).

La razón: no soy de los que creen que aumentando la financiación se arregle todo, pero España está lejos de dedicar un % de PIB suficiente a la I+D+i, así que, Mark & Co., no somos nosotros los que tenemos que ahorrar, sino, en todo caso, gastar más, aunque eficientemente (eso siempre, tanto en época de crisis como en época de bonanza, por otro lado).

pero es que, además de que se gasta poco – una parte importante de este poco se gasta mal:

- edificios nuevos cuando no hay falta de espacio en los existentes, solo falta de voluntad para adjudicarlo adecuadamente

- se pagan sexenios a algunos que ya hace años que no investigan

- se pagan salarios a profesores que no saben dar clase, ni investigan

- se mantienen abiertos institutos que no rinden

- etc.

Además, ya se anunció que la oferta pública para el CSIC se va recortar en un 30% para 2009, como el resto del empleo público, entonces, aunque estoy de acuerdo en que la ciencia y tecnología no es precisamente en lo que hay que ahorrar, la verdad que sí se va hacer.

Si ahorramos el dinero malgastado, al menos tendrá algun resultado positivo.

Hola Mark,

estas asumiendo que toda la responsabilidad de hacer una buena labor de investigacion recae en el investigador. En muchos casos, sobretodo en los opis, diferentes de CSIC y Universidad, existe una estructura mas jerarquica que permite llevar a cabo grandes proyectos. Muchas veces un buen trabajo dentro de estos grandes proyectos no dan lugar a un brillante curriculum sino a un exito colectivo. En el mejor de los casos, claro. Porque tambien puede ocurrir que ha pesar de todos los esfuerzos personales del investigador, el proyecto no salga bien por otros motivos (falta de financiacion, mala gestion). Si al final se liquida el grupo, departamento, instituto o lo que sea y ademas por trabajar en dicho proyecto no te has podido labrar un brillante curriculum se produce un verdadera injusticia. De hecho el tema de los incentivos positivos tienen el peligro de que el investigador esta pensando mas en sus sexsenios que en el gran proyecto comun en el que esta metido. Ojo, si los incentivos son negativos esto se acentuara y no habra manera de llevar a cabo un gran proyecto de varias decenas de investigadores si na va a haber "premio".

Saludos,

Luis

Obvio, palo y zanahoria.

Pero poco a poco, como dice Mark, empezar por algo que simplemente transmita el mensaje al resto (worst 0.1-1%), y que eso haga de acicate. No creo que se esté proponiendo penalizar a toda la gente que se esfuerza en hacer su trabajo cada día. El 1% peor de nuestras Universidades y Centros del CSIC, es realmente dispensable.

Me quedo con los científicos a los que les ilusiona la posibilidad de que haya zanahorias, y que además no le tienen miedo al palo.

Si se le tiene miedo al palo… es que lo más probable es que sea merecedor del mismo.

"All that is necessary for the triumph of evil is that good men do nothing."

Edmund Burke 1729-1797

Hay demasiada gente apoltronada protegida por su blindaje de funcionario.

Me ha gustado la propuesta de auditar todos los institutos del CSIC, facultades y universidades. Y cerrar el 1% peor. O, al menos, publicar la clasificación.

Además, la evaluación de centros incentivaría que los centros contratasen a los mejores aspirantes en los futuros concursos, para que no baje el nivel promedio del centro arriesgando su cierre en el futuro.

Contestando a Luis – si, al lo mejor no es solo culpa del investigador. Pero un investigador que está comprometido con su investigación no se quedará parado viendo como en su centro las cosas se hacen mal. Intentará cambiarlas, y si no lo consigue, se irá a otro centro.

Perfecto chico,

pero me hubiera gustado una financiación como la del Max Planck o el NIH, y no la PM que nos han dado a la mayoría desde que tengo uso de razón investigadora.

Tampoco estaría de más que se metiesen sus planes estratégicos en el bolsillo y que se hiciesen mirar sus sistemas burocráticos por si les pasa algo.

Yo te invito a que vengas a trabajar una temporada en mi grupo, puedes encargarte de la relación con nuestro departamento de Administración y rellenarme los formularios de viajes y dietas, porque parece que te has caído de otro planeta.

Tú sigue así con tu espíritu olímpico competitivo y metiéndote con el investigador de a pié, muy del gobierno (de uno u otro color que son como lo mismo), la culpa de los accidentes de coche ya sabemos que es toda del conductor.

Sin acritud, un saludo

Miguel Vicente

no veo donde me meto con los investigadores de pie…

solo me gustaria que las autoridades (directores de centros, rectores, gobierno) se meterian con los que realmente no hacen nada…y si con este dinero, espacio etc. ahorrado se pueden mejorar las condiciones (personal de apoyo, financiacion de base, espacio) de los investigadores de pie, perfecto.

PS y si, la culpa de los accidentes casi siempre es del conductor, o al menos uno de ellos, por no adecuarse a la situacion, pero esto es otro tema.

k mala onda estube toda la maldita noche buscando mas informasion

i no la encontrenoviene toda la informasion k manchados

noce para k la ponen si noviene nada………………

m

mek go pk noviene nada nomanches

kiero informasion de positivas no de negativos

att….sandwich.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*