GRIPE Y AVES DE CONSUMO

La gripe aviar es un problema de Sanidad Animal. Aunque podría eventualmente ser un problema de Salud Pública para personas expuestas a aves enfermas, no es un problema de Seguridad Alimentaria.

Las aves salvajes actúan como diseminadoras a larga distancia de la enfermedad, pero su intervención potencial como transmisores directos de la misma a la población humana, es, cuando menos, improbable. Más probable, es que actuaran transmitiendo el virus a aves domésticas de consumo criadas en condiciones de semilibertad. Sin embargo son estas las que han recibido una mayor atención de las autoridades veterinarias a efectos de su confinamiento y refuerzo de los sistemas de bioseguridad en granja, tanto en zonas próximas a humedales (inicialmente) como en las que no. Raro sería que en estos días alguien arriesgue su negocio, su medio de vida, contraviniendo las recomendaciones o requerimientos realizados desde las administraciones sanitarias.

¿Hay otros riesgos? Sin duda. Las aves de producción industrial son otro de los focos de atención como eventuales enlaces entre las aves salvajes y las personas. Y sin embargo, aquí, si cabe, la probabilidad de que se adquiera la enfermedad es menor. La bioseguridad en granja en este tipo de explotaciones es tradicionalmente intensísima, debido precisamente a las enormes pérdidas que las enfermedades transmisibles (influenza y otras más frecuentes) pueden ocasionar en estos colectivos. Por tanto este frente parece resguardado. Otra posibilidad, al parecer la causante del brote de Nigeria, es la importación de aves de forma ilegal. El comercio de pollos para su posterior engorde o uso como ponedoras es muy intenso. En palabras de Leon Bennun (BirdLife), “La globalización ha convertido a los pollos en la principal especie migratoria del mundo, y viajan todo el año, no de forma estacional, como las aves salvajes”. Siendo este el caso de Nigeria casi con seguridad, nadie en su sano juicio realizaría este tipo de prácticas en Europa Occidental, donde además la vigilancia veterinaria es siempre intensa, y ahora, casi infranqueable.

Por tanto, y para concluir, la probabilidad de que la gripe aviar alcance aves destinadas a la cadena alimentaria es remota (no nula) y los mecanismos para evitarlo se llevan a cabo en nuestro entorno con las debidas garantías. Yo tomaré pollo, gracias.

 

Victor Briones

 

Laboratorio de Vigilancia Sanitaria (U.C.M.)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola, José Antonio.

Gracias por tus comentarios y cuestiones, muy interesantes, como lo es tu blog, que ya había leido con interés.

Voy por partes, primero los asuntos de términos: No tengo ningún Carlos Briones en la familia; yo uso aviar, término clásico y profusamente utilizado en Medicina Veterinaria en lugar de aviaria, que por otra parte es igualmente válido. Como uso "vírico" en lugar de "viral" (anglicismo ya aceptado, a mi pesar) y algunas otras cuestiones lingüisticas de las que soy curioso husmeador.

En cuanto a tus acertadas preguntas, creo poder responderte sólo en parte, pero lo intento:

El loro británico no era migratorio, evidentemente, sino importado (supongo que legalmente) pero lo detectaron durante la preceptiva cuarentena y por esa razón no se contabilizó como "caso real" a efectos de la presencia del virus en Gran Bretaña. Sin embargo, esto demuestra que la aparente insensibilidad a que te refieres es sólo relativa en psitaciformes. Cómo de sensibles son no es algo fácil de responder pero en el único trabajo que conozco del tema se les considera "raramente infectados". Los paseriformes sí son algo más sensibles. Sin embargo, unos y otros no creo que vayan a jugar un papel determinante en esta representación. Recordemos, no obstante, que el riesgo cero no existe.

Por eso, nos han consultado de varios organismos cómo proceder respecto al hallazgo de animales muertos (sean las cotorras argentinas o muchas otras aves exóticas que ya son habitantes habituales de nuestros parques) y es un tema delicado. En principio, el riesgo de transmisión desde un animal muerto es bajo, lo ciertamente peligroso son las excreciones de los vivos, pero debe procederse con medidas de biocontención y equipos de protección individual. Con respecto a las aves urbanas, como ya sabrás, el ayuntamiento de Madrid ha resuelto confinar las aves de sus parques públicos en una nave como medida preventiva.

En cuanto a los cazadores, la idea es la misma. la exageración sobra y la prudencia hace falta. Mascarillas, guantes … ¿y por qué no gafas protectoras y monos de alta seguridad? Exageraciones. Lo que debería hacerse es informarles de a quién dirigirse (servicios veterinarios oficiales, seprona) en caso de detectar no una, sino varias aves muertas e indicar al personal adiestrado dónde se encuentran para su recogida y análisis.

Y el contenedor. Me preocupa poco, porque demuestra que el sistema funciona aquí. ¡Cuantos kilómetros ha viajado sin que recibiera la inspección debida hasta que por fin ha sido en nuestros puertos donde han detectado una carga ilegal y se ha evitado que llegue a la cadena alimentaria!. No se trata de triunfalismos, sino de la constatación de que aun cuando pueda haber fallos, también hay, en mayor cantidad, aciertos.

Termino: en Italia llevan 3 semanas sin nuevos casos y sólo han aplicado medidas preventivas como las que se recomiendan en España. Eso no garantiza que no ocurran nuevos casos, pero demuestra que lo dificulta mucho.

Saludos cordiales

Victor Briones

Muchas gracias, nuevamente, compañero…

Igual que tú, espero (estoy totalmente convencido…) que todo funcione llegado el momento. Solamente, quizá por ignorancia de nuestros procedimientos aduaneros… me preguntaba si el container ese chino se detectó porque somos muy eficaces y detectamos todos los intentos de introducción de mercancías fraudulentas (me consta que, por lo menos, con la industria textil… no es el caso…), o, simplemente, de vez en cuando detectamos uno de tantos casos…

No es una pregunta baladí, creo, pues estamos todos de acuerdo que la ruta de mercancías, al igual que la migratoria, puede jugar un interesante papel en la expansión del H5N1… aunque, igualmente sabemos, que si en un momento se produce el santo a humanos… éste se hará allí donde la convivencia con estos animales es intensa y contínua…

Otro saludo.

JAL

Hola de nuevo, esto se pone interesante.

Los puestos de inspección fronteriza son realmente buenos, y allí los veterinarios y otros profesionales llevan a cabo un trabajo esencial en la prevención de riesgos alimentarios. Allí paralizan cantidad de mercancías que deben pasar controles rigurosos y más de una vez se han retenido barcos enteros cargados de alimentos. Insisto en que la garantía total no puede darse, pero creo que tenemos que estar muy tranquilos por ese lado.

Tened en cuenta además que a diferencia de otras mercancías, los alimentos y los establecimientos que los manipulan, y hasta las personas que lo hacen, sufren (sí, sufren) controles a varios niveles, lo que tiene como objeto garantizar, de una parte, la idoneidad en origen del produc to, pero, también, todos los procesos que se le aplican hasta llegar al consumidor final. Por eso, la vía alimentaria para la gripe no existe en mi opinión en nuestro entorno social.

Saludos y de nuevo gracias por esta ocasión para hablar de estos temas que a mi me son tan interesantes.

Victor Briones

(requerido)

(requerido)


*