SEGURIDAD ALIMENTARIA Y PLAGAS

   Resulta sorprendente el número y variedad de especies animales que comparten con el hombre los hábitats urbanos. Desde tiempo inmemorial el ser humano ha decidido agruparse como estrategia de supervivencia como especie; Este comportamiento es causa inevitable de modificación, en mayor o menor medida, del medio ambiente inmediato y las ciudades actuales no son sino el reflejo de esa intencionalidad de crear un medio o hábitat teóricamente favorable a sus intereses.

     En ese contexto aparece la cuestión de los animales-plaga. Desde el punto de vista biológico, es evidente (e inevitable) que todo hábitat/circunstancia que genera recursos (alimentos, agua y posibilidades de refugio) resultará atractivo para determinadas especies animales que, consecuentemente, localizarán y utilizarán ese hábitat en su beneficio. Esta circunstancia de colonización y proliferación posterior puede o no ser compatible con el hombre y sus intereses. En este último supuesto, se habla de “plaga”.

   “Plaga” por tanto podría considerarse como la presencia en número inaceptable de uno o varios animales en un entorno y situación dados. Según ésto, a priori ningún animal podría predefinirse como plaga sino en la medida que su demografía esté a un nivel superior al “umbral” aceptable.

 

   Definir este “nivel o umbral de plaga” resulta, a menudo, una cuestión dificultosa. Resulta evidente que la presencia de una sóla cucaracha y que el simple avistamiento de un roedor en un almacén , en una cocina o –sencillamente- en el interior de una vivienda no es aceptable en los términos actuales de salud pública, seguridad y calidad de vida (umbral de plaga cero). Sin embargo, la presencia de cierto nivel poblacional (evaluado y tolerado) de ratas en el interior del sistema de saneamiento público urbano (alcantarillado) no es en absoluto a priori sinónimo de plaga ni motivo directo de riesgo.

 

   La comprensión en su completa dimensión de estos conceptos se estima importante en la medida de las siguientes circunstancias:

  • Aunque pudiera resultar sorprendente, en ciudad y en ciertos entornos resulta imposible en la práctica mantener un nivel de ausencia total de animales. La evaluación riesgo-beneficio y la necesidad de asumir las limitaciones en diseño y mantenimiento de las infraestructuras creadas por el hombre resulta incompatible con, por ejemplo, la ausencia total de cucarachas en el alcantarillado público.
  • En entornos en los que se exige (salud pública) un umbral cero (ejemplo: locales relacionados con la producción, procesado, manipulación, almacenamiento, … de alimentos), deben establecerse requisitos estrictos encaminados a impedir y/o dificultar (en la medida de los técnicamente posible) el acceso de animales (=plagas).
  • Si lo anterior falla y ya se ha producido la entrada de animales en esos entornos, la mayoría de los procedimientos de erradicación disponibles requieren el empleo de biocidas (=plaguicidas). Bien que se utilicen de acuerdo a los estrictos requisitos legales vigentes y los apliquen personal especialmente autorizado, y entrenado en estos operativos, la aplicación de este tipo de sustancias químicas en entornos de higiene alimentaria siempre implica costes y algún nivel de riesgo (exposición laboral, residuos, impacto ambiental, etc…).

   Como corolario de lo anterior, se propone implementar todas las medidas técnicas posibles encaminadas a:

  • Diseñar adecuadamente la ciudad y sus infraestructuras, los locales destinados a vivienda, ocio, … y-especialmente- las instalaciones relacionadas con higiene alimentaria al objeto de convertirlas en los menos atractivas posible frente a animales con potencialidad como vectores y/o plaga.
  • Practicar un mantenimiento preventivo eficiente de estas instalaciones, que facilite la prevención y en su caso, la detección precoz y la solución rápida y eficaz de problemas vectoriales.
  • Aplicar estos principios a todo el proceso productivo (“de la granja a la mesa”).
  • En el contexto de los puntos anteriores, practicar políticas y estrategias de Control Integrado de Plagas (CIP/IPM), que se traduzcan en el empleo racional y minimizado de biocidas.

  

Saludos cordiales

 

JM Cámara

 

UTCV_Salud Ambiental

Madrid-Salud

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La mejor actuación es siempre la preventiva , que incluso en el caso de plaga declarada nos aporta información suficiente para diseñar y ejecutar las medidas correctoras oportunas . Los muestreos son ineludibles y después la aplicación de métodos no toxicos que ya estan probados y desarrollados en toda un a escala de respuestas y alternativas . Si el diseño de los edificios es correcto , guardando una buena estanqueidad ,realizando una limpieza e higiene adecuadas , buen mantenimiento y logistica adecuada la mitad del control de plagas estará conseguida . Nosotros empleamos sólo sistemas no tóxicos y funciona desde la industria alimentaria a las de producción energética sin problema alguno con informes mensuales y mantenimientos específicos según sector .

Habitualmente usamos ultrasonido , trampas de feromonas y luz U.V . , electrocutores para insectos y roedores , electrorepulsión para aves , elementos de sellado específicos contra aves , roedores e insectos …etc.

Estimado Braulio

Totalmente de acuerdo, en algunas ocasiones es necesario utlizar biocidas (insecticidas-rodenticidas) como solución a un problema concreto, pero yo tengo el convencimiento que, en la mayoria de casos, el correcto diseño, un mantenimiento preventivo razonable y diligente y el sentido común evitan muchos problemas de plagas.

Un local o instalación no es necesariamente más segura y saludable por haber sido desinsectada (podría ocurrir -incluso- lo contrario), los tratamientos se realizan sólo si es necesario y con criterior de proporcionalidad, seguridad y eficacia. Te indico que el desarrollo normativo actual va claramente en esa línea de trabajo así como la mayoria de los profesionales que trabajan(mos) en aspectos relacionados con prevención y control de vectores. Ahora bien, tampoco hay que "demonizar" el uso de biocidas; bien utilizados, son una herramienta importante en salud pública que el experto en prevención de plagas decide cuándo y cómo utlilizar.

PROBLEMA PRÁCTICO: Un correcto diseño requiere multidisciplinaridad y el mantenimiento preventivo supone información, costes y procedimientos de trabajo que no todo el mundo realiza con igual criterio y diligencia.

Saludos

JM Cámara

Madrid-Salud

Lo antes expuesto por ustedes me suena muy logico e interesante pero hay que recordar que este tipo de plagas en un determinado momento se hacen inmunes a los productos quimicos y no quimicos que se les apliquen, mi pregunta es cual es la medida exacta para que no pasen estas cosas por otros lado me gustaria saber donde puedo obtener las trampas con feromonas o los electrocutores. por su atencion muchas gracias.

Estimado Martín

Perdona el retraso en contestarte pero he estado en agosto de vacaciones y veo ahora tu correo; Efectivamente, uno de los riesgos de basar la lucha frente a plagas exclusivamente en el empleo de productos químicos insecticidas (biocidas insecticidas) es la posibilidad que estos insectos diana (y otros eventualmente expuestos) desarrollen (por diversas causas y mecanismos) un nivel de tolerancia o resistencia frente a los biocidas; Se trata de una cuestión análoga al caso de la antibiorresistencia en medicina. ¿cómo evitar este riesgo?: 1.- Previniendo las plagas (buen diseño y mantenimiento…. higiene y limpieza, uso de medios físicos (aspiradores…) si posible, etc…. Si no hay insectos no hay necesidad, normalmente, de usar insecticidas. 2.- En caso necesario, utilizando los insecticidas correctamente. Para ello se trabaja con varias premisas: a.- los utilizan las personas o técnicos autorizados, que conocen como usarlos de manera segura para ellos, terceras personas, animales, el entorno, etc… b.- siempre existe un diagnóstico de situación previo, en el que se identifica con precisión el insecto implicado (lo que permite seleccionar el biocida más selectivo, seguro y eficiente, seleccionar la formulación y modo de aplicación idónea, etc…) c.- existe un seguimiento del problema, que detecta errores, problemas, fallos en el tratamiento etc… c.- En caso necesario (aplicaciones preventivas rutinarias), se cuida la "calidad técnica " de la aplicación (tratamientos de "grietas y refugios" por ejemplo) y se rotan los biocidas y se hace el correspondiente seguimiento de eficacia y seguridad.

Respecto a tu duda sobre cómo obtener productos, te recuerdo que, con la excepción de los biocidas registrados por el MSC como "de uso doméstico", no está permitido el empleo de los biocidas salvo por personal técnico adscrito a empresas especialmente autorizadas para ello; ésto resulta absolutamente crucial para el caso de las industrias de higiene alimentaria, que tienen que confiar este tipo de medidas preventivas y/o tratamiento a este tipo de empresas. Se trata de garantizar seguridad (ex. residuos químicos en alimentos), eficacia, profesionalidad, seguridad laboral y otros problemas adicional (ex. resistencia asociadas al mal empleo de estos productos). Respecto a las feromonas, se emplean por profesionales al objeto de facilitar el diagnóstico y, en algún caso, el contro mediante trampeo de plagas, por lo que su empelo suele estar restringido a este ámbito profesional.

Respecto a los electrocutores, son de obligado uso en cierto tipo de locales y se adquieren con facilidad en comercios especializados (hostelería, etc….), pero te aconsejo que se sustituyan por los análogos capturadores de insectos adhesivos (los dípteros atraidos por la lámpara de luz UV no son electrocutados sino que son adheridos a una superficie y se evita el riesgo de diseminación de partes de insectos por el entorno inmediato a la lámpara.

Saludos

JM Cámara

estoy de acuerdo con ustedes pero me gustaria saber todo sobre contro y saneamiento basico en industrias de alimentos muchas grasias a quien me pueda alludar

Buenos diaz

estoy muy interesado en profundisar en el tema de la seguridad alimentaria y el control de plagas, agradezco la informacion que me puedan suministrar

muchas gracias

JESUS ANTONIO

(requerido)

(requerido)


*