Reconocimiento antigénico y respuesta inmune innata en la tuberculosis bovina

La tuberculosis en ganado bovino es una zoonosis ocasionada fundamentalmente por Mycobacterium bovis, aunque se han descrito casos en esta especie animal causados por M. tuberculosis y M. caprae. En general, nos referimos a la tuberculosis bovina como a la enfermedad causada por cualquiera de las especies incluidas dentro del complejo M. tuberculosis, y no exclusivamente a la originada por M. bovis. La respuesta inmune innata se produce en los animales tras la infección y previamente al desarrollo de una respuesta inmune adquirida. La relevancia de este tipo de respuesta viene dada por su capacidad para neutralizar el avance de la infección.

   La principal ruta de entrada de la bacteria en el ganado bovino es aerógena, mediante  inhalación (incluso con una carga bacteriana baja), y en menor medida por ingestión de organismos, pastos, agua o fómites contaminados. Otras rutas de infección posibles, aunque muy poco probables, son la vía venérea y la transmisión vertical. Diversos factores como la edad, el régimen de explotación o el clima pueden afectar a la probabilidad y modo de infección.

   Por estudios desarrollados en animales de experimentación se ha observado que el tipo celular más importante en el primer contacto entre el sistema inmune innato del animal y la micobacteria es la célula fagocítica, que en el caso de una exposición vía aerógena es el macrófago alveolar, el cual a su vez forma parte del grupo de las células presentadoras de antígeno (APC). Estas células tratan de fagocitar la bacteria y de destruirla mediante la formación de fagolisosomas. La capacidad para eliminar la bacteria dependerá de factores relacionados con el sistema inmune del animal y de factores de virulencia propios de la bacteria. Como consecuencia de este proceso se puede provocar la destrucción de la micobacteria (en este punto la infección sería neutralizada y el animal no presentaría respuesta positiva en pruebas como la intradermotuberculinización) o bien puede conseguir sobrevivir, multiplicarse y generar la lisis del macrófago alveolar infectado. Cuando esto se produce acuden otras APC: células dendríticas y los monocitos, que volverán de nuevo a intentar la fagocitosis de la bacteria. Resulta paradójico que la APC sea una célula efectora clave en la destrucción de la micobacteria y que, al mismo tiempo, ésta sea la célula hospedadora preferida para su multiplicación.

   Diversos estudios han permitido determinar los receptores involucrados en el reconocimiento antigénico y la fagocitosis de micobacterias del complejo M. tuberculosis por parte de las APC. Entre estos receptores cabe destacar a los receptores tipo Toll o TLR (Toll-like receptors), un grupo de receptores filogenéticamente conservados e importantes mediadores de la inmunidad innata. De los TLR cabe destacar que no están sólo presentes en la superficie de la APC sino que también se encuentran en los fagosomas, por lo que el reconocimiento inmune se produce con o sin fagocitosis previa. Los fagosomas formados se fusionan posteriormente con lisosomas para constituir fagolisosomas. Los lisosomas son vacuolas que contienen potentes enzimas hidrolíticas cuya actividad óptima se desarrolla a pH ácido, condición que se da en el interior de los fagolisosomas (4.5-5) y que es mantenida gracias a una bomba de protones dependiente de ATP. La destrucción de la micobacteria en su interior conlleva la activación de una quinasa que activa el factor de transcripción NF-?b (factor nuclear kappa B), provocando la liberación de diferentes citoquinas (IFN- ?, TNF- a, IL-12…) que juegan un papel muy importante en la respuesta inflamatoria y en el desarrollo de la infección, pues regulan, entre otros fenómenos, nuevas activaciones macrofágicas que permiten destruir a las micobacterias.

Artículo completo en:
Español:
Reconocimiento antigénico y respuesta inmune innata en la tuberculosis bovina
English:
Immune recognition and innate response in bovine tuberculosis: summary


Javier Bezos Garrido

Servicio de Micobacterias
Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET)
Universidad Complutense

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..