Archivo de noviembre, 2018

Brote de Listeriosis vinculado al consumo de salmón en Europa

La Agencia Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) publicaron ayer un informe técnico sobre el brote de Listeria monocytogenes que afecta a varios países europeos y se ha vinculado al consumo de productos de salmón. Los productos listos para el consumo, como el salmón ahumado en frío y el salmón marinado, son la fuente probable de este brote de Listeria monocytogenes que ha afectado a Dinamarca, Alemania y Francia desde 2015. El estudio se basó en la secuenciación del genoma completo (WGS) para identificar el brote.

Hasta octubre de 2018, se han notificado 12 casos (incluidas cuatro muertes) desde que en agosto de 2017, Dinamarca informara sobre el primer grupo de casos relacionados con el consumo de salmón ahumado listo para el consumo producido en Polonia. Desde entonces se han implementado medidas de control e informado a los estados miembros de la UE y autoridades competentes. En octubre de 2017, Francia informó de la detección de la misma cepa de Listeria en salmón marinado procedente de la misma empresa procesadora polaca que se identificó en la investigación del brote danés. El caso más reciente relacionado con el brote se notificó este mismo año en Alemania. La identificación de la misma cepa de Listeria en los recientes casos sugiere que la fuente de contaminación aún puede estar activa y que los productos contaminados se han distribuido a otros países de la UE.

Debido a la falta de datos de secuenciación del genoma completo de las muestras ambientales y de alimentos tomadas en la planta de procesamiento de Polonia, en la actualidad no es posible confirmar si la contaminación ocurrió en la planta sospechosa. Además, se requiere una evaluación de los productores primarios noruegos del salmón utilizado en los lotes contaminados para poder excluir la posibilidad de contaminación en el nivel de producción primaria.

Listeriosis

La listeriosis es una enfermedad causada por Listeria monocytogenes. La enfermedad causa principalmente problemas en mujeres embarazadas, recién nacidos, así como ancianos y personas inmunocomprometidas. Esta bacteria está presente en el medio ambiente y se han detectado brotes transmitidos por los alimentos en todo el mundo. Muchos animales portan Listeria en sus heces. Después de la exposición a través de alimentos contaminados, la mayoría de los adultos sanos no desarrollan ningún síntoma, excepto en el caso de mujeres embarazadas. Después de un período de incubación de aproximadamente tres semanas, las mujeres embarazadas pueden sufrir una enfermedad autolimitada parecida a la gripe que puede afectar al útero. En ese caso, puede provocar la muerte del feto y el consiguiente aborto o listeriosis congénita en el recién nacido. Además, la listeriosis en adultos con sistema inmunitario debilitado y en los ancianos puede provocar meningitis e infección cerebral. Las presentaciones clínicas pueden tratarse con tratamientos prolongados de antibióticos, pero el pronóstico de los casos más graves es malo.

Medidas preventivas

Las medidas de control deben dirigirse a la granja y a el procesado de los alimentos, a fin de evitar la contaminación de los productos alimentarios. Las medidas preventivas incluyen proporcionar información apropiada para los consumidores sobre cómo minimizar el riesgo de ingerir alimentos contaminados por Listeria:

  • Cocinar a temperaturas elevadas los alimentos crudos de origen animal, como el pescado y la carne, y no beber leche no pasteurizada ni consumir quesos blandos o frescos elaborados con leche no pasteurizada.
  • Lavar a conciencia los alimentos que se consumen crudos, como las verduras, hortalizas o las frutas.
  • Después de manipular alimentos crudos, lavarse las manos y los utensilios de cocina antes de utilizarlos con alimentos cocinados.
  • Conservar los alimentos crudos separados de los cocinados u otros que ya estén listos para consumir.
  • No conservar demasiado tiempo productos de charcutería una vez abiertos. Limpiar la nevera de forma frecuente.
  • Recalentar de manera correcta los restos de alimentos y platos precocinados antes de consumirse.

Más información:

Sergio González Domínguez

Servicio de Informática y Comunicación
Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET)
Universidad Complutense de Madrid

 

Etiquetas:
Categorias: General

Nutriscore: la etiqueta relacionada con la calidad nutricional de los alimentos

nutriscore

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, anunciaba ayer lunes la futura implantación en España de un etiquetado frontal en referencia a la calidad nutricional de los alimentos y bebidas, siguiendo las recomendaciones de diversas sociedades científicas, la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea. El modelo elegido ha sido el Nutriscore, también conocido como logotipo de 5 colores.

Instaurado en Francia hace seis meses y pendiente de introducirse en Bélgica y Portugal, el código Nutriscore consiste en un gráfico con coloración gradual del verde al rojo en cinco niveles. Cada producto destacará el color que le corresponda en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas. Así, los colores verdes identificarán los alimentos más saludables y los rojos, a los de menor calidad nutricional. Como explicó la ministra, la información del nuevo etiquetado permitirá a los ciudadanos “comparar productos semejantes de forma sencilla y tomar una decisión informada y motivada para seguir una dieta más saludable”.

El anuncio se ha producido durante el acto de entrega de los XI Premios NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) que ha tenido lugar este lunes en la sede del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Así durante este acto se han anunciado otras medidas como limitar la publicidad de los alimentos poco saludables dirigida a menores de 15 años, impedir la venta de alimentos y bebidas poco saludables en el entorno escolar, convertir en promotores de la calidad nutricional a centros públicos como hospitales o universidades y lograr acuerdos para la reducción de azúcares añadidos, sal y grasas saturadas en más de 3.500 productos.

Este etiquetado se empezará a ver en los supermercados en breve, siendo esta medida obligatoria dentro de un año, plazo en que estará aprobado el real decreto que la regula.

¿Cuál es el algoritmo que se esconde tras el logotipo nutriscore? 

nutriscore

NUTRISCORE. Algoritmo y puntuación FSAm/HCSP

El algoritmo que sirve de base a nutriscore es un sistema desarrollado por un equipo de investigación de Oxford en 2005  que fue validado posteriormente por la Food Standards Agency (FSA) del Reino Unido.

Este sistema se basa en la atribución de puntos en función de la composición nutricional por 100g de producto. El algoritmo tiene en cuenta los elementos considerados como “desfavorables” nutricionalmente, a los que se atribuyen de 0 a 10 puntos según su composición en calorías, azúcares, grasas saturadas y sodio, y elementos considerados como “favorables”, proteína, fibra y porcentaje de frutas y verduras, a los que se les asignan de 0 a 5 puntos también según su composición. Se calcula una primera suma de los puntos correspondientes a los nutrientes “desfavorables” (puntos A). En función del nivel de estos puntos A y del porcentaje de frutas y verduras, se sustrae el total de puntos favorables (puntos C).

La puntuación permite clasificar los alimentos en 5 clases de calidad nutricional representadas en forma de una cadena de colores que va desde el verde oscuro al rojo (mejor y la peor calidad nutricional, respectivamente).  La asociación de los colores a letras (A/B/C/D/E) garantizaba una mayor legibilidad. El algoritmo y sus elementos de cálculo son universales para todos los productos alimenticios. Sin embargo, para tres grupos alimentarios (bebidas, materias grasas y quesos) fueron necesarias algunas adaptaciones a la puntuación inicial para garantizar una mejor coherencia con las recomendaciones nutricionales de salud pública. El Haut Conseil de la Santé Publique (HCSP) en Francia fue el encargado de establecer en 2015 los elementos del cálculo, sus límites y las adaptaciones del algoritmo que condujeron a la puntuación definitiva modificada FSAm/HCSP.

Mas información:

Sergio González Domínguez

Servicio de Informática y Comunicación
Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET)
Universidad Complutense de Madrid

 

 

Etiquetas:
Categorias: General