Archivo de enero, 2020

Teniosis y cisticercosis: enfermedades olvidadas

Taeniosis / cysticercosis NTD VISAVET

El jueves día 30 de enero es el día elegido para celebrar el primer día mundial de la lucha frente a las enfermedades tropicales desatendidas (Neglected Tropicals Diseases, NTD), ya que coincide con el aniversario de la histórica Declaración de Londres de 2012, donde compañías farmacéuticas, inversores, países endémicos y organizaciones no gubernamentales se comprometieron a controlar, eliminar o erradicar enfermedades para 2020 y mejorar la vida de más de mil millones de personas.

World NTD day

Estas enfermedades prevalecen en condiciones tropicales y subtropicales y se denominan desatendidas porque, teniendo una baja prevalencia en los países desarrollados, afectan a las regiones más desfavorecidas del mundo donde prosperan debido a una baja calidad del agua, un mal saneamiento y un limitado acceso a la atención médica.

La teniois y la cisticercosis son dos enfermedades causadas por cestodos incluidas en la lista de NTD como transmisibles por los alimentos. Si bien las especies de tenias que pueden causar enfermedad en humanos son tres: Taenia solium (presente en cerdo en su forma larvaria), Taenia asiática (cerdo) y Taenia saginata (ganado bovino), solo T. solium causa problemas de salud importantes.

Los seres humanos se infectan después de ingerir alimentos contaminados, en particular carne de cerdo poco cocinada o cruda con los estados larvarios del parásito (cisticercos). Cuando estos se desarrollan al estado adulto en el intestino delgado, provocan una infestación conocida como teniosis. Los síntomas generalmente son leves y no específicos: dolor abdominal, náuseas, diarrea etc.

La transmisión al ganado porcino se produce en áreas donde las prácticas de cría y las condiciones higiénicas son tales que los cerdos entran en contacto con agua, suelo o comida (generalmente vegetales) contaminados con las heces de humanos infectados (donde se encuentran los huevos de T.solium). Por esta misma vía humanos sanos adquieren el parásito, pudiendo desarrollar cisticercosis.

Esta enfermedad, la cisticercosis, está producida por las larvas en desarrollo, que migran a través de los tejidos y se enquistan en músculos, piel y ojos. Si el sistema nervioso central se ve afectado, hablaríamos entonces de neurocisticercosis, Los síntomas pueden incluir dolores de cabeza crónicos, ceguera, convulsiones, hidrocefalia, meningitis y demencia. La neurocisticercosis es la causa prevenible más frecuente de epilepsia en todo el mundo.

“la OMS identificó a T. solium como una de las principales causas de muerte por enfermedades transmitidas por los alimentos”

La teniosis y la cisticercosis son zoonosis de importancia para la salud pública y el sector de la industria alimentaria en los países en desarrollo, generando pérdidas económicas e inseguridad en el consumidor. Ya en la antigüedad, se conocía que la cisticercosis podía afectar al cerdo y se cree que debido a esto los cerdos se consideraron impuros en la antigua Grecia y el Corán prohibió el consumo de su carne. En 2015, el Grupo de Referencia de Epidemiología de la Carga de Enfermedades Transmitidas por los Alimentos de la OMS identificó a T. solium como una de las principales causas de muerte por enfermedades transmitidas por los alimentos.

En los países desarrollados y áreas urbanas, las prevalencias han decrecido debido a las inspecciones en mataderos, a las buenas medidas higiénicas y a las costumbres culinarias. Generalmente, los casos de cisticercosis son importados y fruto del aumento del turismo a los países endémicos, si bien no suponen un problema de salud pública. En España, la enfermedad no es de declaración obligatoria y no hay datos de animales infectados ya que la Directiva 2003/99/EC recomienda su vigilancia en función de la situación epidemiológica.

Taenia solium 2018 WHO

Algunas de las intervenciones que se están llevando a cabo en los países en desarrollo son el tratamiento con fármacos antihelmínticos, tanto en hospedadores humanos como en cerdos, la vacunación del ganado porcino y la mejora y educación en las medidas de higiene. Los modelos de transmisión están ayudando a conocer el impacto de estas intervenciones a largo plazo.

En conclusión, es necesario contar con una estrategia común para avanzar en la erradicación de la cisticercosis en humanos y animales. La OMS agregó la teniosis y cisticercosis por T. solium a la lista de las principales enfermedades tropicales desatendidas en el año 2010 y está incluida dentro de los objetivos para el 2030.

Más información:

World NTD Day

Taeniasis and cysticercosis. World Health Organization.

Dorny, P, Flisser, A, Geerts, S, Kyvsgaard, N.C, McManus, D, Nash, T, Pawlowski, Z, World Organisation for Animal Health (OIE). WHO/FAO/OIE Guidelines for the Surveillance, Prevention and Control of Taeniosis/Cysticercosis.

Herrador Z, Fernandez-Martinez A, Benito A, Lopez-Velez R. Clinical Cysticercosis epidemiology in Spain based on the hospital discharge database: What’s new? PLoS Negl Trop Dis 12(4):e0006316. 2018

 

Irene Martínez Alares

Servicio de Zoonosis Emergentes, de Baja Prevalencia y Agresivos Biológicos (NED)
Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET)
Universidad Complutense de Madrid

Etiquetas:
Categorias: General

Listeria. No bajamos la guardia


El Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid publica esta semana en su revista Profesión Veterinaria el artículo “Listeria: historia de la histeria“. Este titular, lejos de trivializar, encabeza una revisión de la listeriosis como una grave enfermedad bacteriana de transmisión alimentaria con una gran importancia en salud pública, como lamentablemente se ha podido comprobar en el brote del año pasado en España.

Como el artículo concluye, es previsible que el número de infecciones y brotes detectados de esta enfermedad vaya en aumento en el futuro, no tanto porque aumente el peligro, sino por la mejora de la sensibilidad y rapidez de las técnicas de detección y caracterización del patógeno, tanto en las personas infectadas, cómo en los alimentos y plantas de procesado. Como se ha demostrado en los últimos casos, el establecer programas de control en los que se impliquen los distintos estamentos y niveles de los servicios de salud pública, y el escrupuloso cumplimiento de la legislación, que, aunque todavía tiene margen de mejora, ha demostrado sobradamente su utilidad, debe ser suficiente para limitar los terribles efectos que esta bacteria puede causar a personas, animales y empresas.

En los últimos años, se han aumentado los controles en las diferentes etapas de la producción primaria de alimentos, pero aún así, se deben implementar los esfuerzos y desarrollar métodos ómicos que complementen las técnicas actuales de detección y diagnóstico. Es nuestra responsabilidad aunar los esfuerzos de los principales profesionales implicados en la lucha contra este gran problema sanitario.

Datos clave sobre Listeria (EFSA-ECDC, 2019)

El último informe de zoonosis de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), publicado el pasado mes, muestra una tendencia creciente de listeriosis en la UE, siendo la quinta enfermedad zoonósica por número de casos y la más grave, con la mayor tasa de hospitalización y de letalidad. El informe de la EFSA-ECDC destaca los siguientes datos:

  • En 2018, 28 estados miembros de la Unión Europea confirmaron 2,549 casos de listeriosis invasiva en humanos con una tasa de notificación de la UE de 0.47 casos por 100,000 habitantes, comparable al 2017.
  • Las infecciones por Listeria se informaron con mayor frecuencia en el grupo de edad mayor de 64 años y particularmente en los mayores de 84.
  • Se ha observado una tendencia creciente estadísticamente significativa de casos confirmados de listeriosis en la UE en 2009-2018, así como durante los últimos 5 años (período 2014-2018).
  • La letalidad fue alta (15,6%), lo que hace que la listeriosis sea una de las enfermedades transmitidas por los alimentos más graves bajo la vigilancia de la UE.
  • En 2018, se informaron 14 brotes de listeriosis transmitidos por alimentos que causaron 158 casos humanos en la UE. Tres países notificaron 46 casos relacionados con un brote de  Lmonocytogenes ST6 vinculado a vegetales congelados. Los casos de brotes constituyen el 9.8% de los casos en la UE. Durante 2018, las verduras, zumos y otros derivados fueron el vehículo alimentario de los principales brotes de transmisión alimentaria, mientras que entre 2010 y 2017, los vehículos alimentarios que causaron brotes mas evidentes fueron la comida mixta, el pescado y productos pesqueros teniendo la verduras el mismo protagonismo que los crustáceos, mariscos, moluscos y productos derivados.
  • Hasta el 3,18% de los alimentos procesados de venta al por menor y hasta el 0,48% de las unidades individuales, se consideraron insatisfactorios de acuerdo con el Reglamento N ° 2073/2005. La mayor proporción de resultados positivos se informó para pescado y productos pesqueros, como anteriormente.
  • La presencia de Lmonocytogenes varió en función del alimento, oscilando entre el 0.09% en quesos duros de leche pasteurizada hasta un 3.1% en la carne bovina lista para el consumo.
Tabla resumen de estadísticas sobre infecciones por  L. monocytogenes y muestreo de las principales categorías de alimentos listos para el consumo en la UE, 2014-2018. N: unidades de muestra analizadas, MS: Estados Miembros de la UE.  (EFSA-ECDC, 2019)
  2018 2017 2016 2015 2014 Fuente
Personas
Número total de casos confirmados 2,549  2,479  2,503  2,183  2,217  ECDC
Número total de casos confirmados / 100.000 habitantes (tasas de notificación)   0,47  0,48  0,47  0,43  0,46  ECDC
Número de informes de los Estados Miembros 28  28  28  28  27  ECDC
Infección adquirida en la UE 1,637  1,635  1,532  1,450  1,498  ECDC
Infección adquirida fuera de la UE 8  4 4  6 6  7 7  6 6  ECDC
País de infección desconocido / Situación de viaje 904  40  66  726  713  ECDC
Número de casos relacionados con brotes 158  39  27  233  93  ECDC
Número total de brotes 14  10  6 6  15  13  ECDC
Alimentos listos para el consumo
Leche y productos lácteos N = 59,313; 23 MS  N = 56.428; 25 MS  N = 34,850; 26 MS  N = 45,996; 24 MS  N = 68,497; 24 MS  EFSA
Carne y productos cárnicos N = 57.861; 22 MS  N = 45,219; 24 MS  N = 25,195; 210 MS  N = 25,396; 22 MS  N = 18,720; 21 MS  EFSA
Pescado y productos pesqueros N = 14.081; 22 MS  N = 12,604; 24 MS  N = 6,601; 23 MS  N = 7,986; 25 MS  N = 29,341; 21 MS  EFSA
Otros productos alimenticios listos para el consumo N = 25,179; 22 MS  N = 23,915; 23 MS  N = 21,085; 22 MS  N = 25,544; 23 MS  N = 32,126; 23 MS  EFSA
Alimentos destinados a bebés y para fines médicos especiales N = 1,663; 18 MS  N = 1,462; 20 MS  N = 1,274; 16 MS  N = 1,754; 12 MS  N = 1,233; 10 MS  EFSA



Las nuevas pautas que se han establecido para la vigilancia y tratamiento de las personas en situación de riesgo han disminuido claramente la gravedad con la que cursó el último brote de listeriosis en nuestro país. Asimismo, los consumidores son más conscientes de la relevancia de la alimentación en su salud, demandando cada vez alimentos menos procesados. Esto ha llevado a la industria alimentaria, en estrecha colaboración con investigadores de diferentes instituciones, a desarrollar nuevas estrategias en la elaboración de los alimentos seguros con una menor cantidad de aditivos.

Tabla de principales brotes de listeriosis en los últimos años en el mundo. (VISAVET, 2019)

La vigilancia oficial de los alimentos juega un papel primordial; en las últimas décadas se han implantado tanto a nivel nacional como europeo paquetes de higiene de los alimentos para la vigilancia pormenorizada de su inocuidad, de tal manera que se realizan anualmente miles de inspecciones y análisis alimentarios, lo que lleva a resaltar que nunca ha existido un nivel de vigilancia y seguridad oficial como en la actualidad. Por tanto, nos encontramos en un delicado equilibrio entre un mundo cambiante con nuevos peligros emergentes, muchos posiblemente vehiculados por los alimentos, en los que L. monocytogenes juega un papel muy relevante, y  el mantenimiento de sistemas oficiales de vigilancia de alta calidad que garanticen la inocuidad de aquello que comemos. Es responsabilidad de la sociedad y particularmente de sus dirigentes el mantener este nivel privilegiado de control y seguridad en el que actualmente nos encontramos. Listeria nos sirve en este caso para ejemplarizar unos niveles de vigilancia en la UE por encima de los estándares de seguridad internacionales.

Más información:

Suarez M., Perez-Sancho M., Gonzalez S., Rodriguez-Lazaro D. y Dominguez L. Listeria: historia de la histeria. Profesión Veterinaria. 93:6-21. Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid. 2019. (Artículo de divulgación)

European Food Safety Authority and European Centre for Disease Prevention and Control (EFSA and ECDC). EU One Health Zoonoses Report 2018. EFSA Journal 2019;17(12):5926. 2019. (Scientific report)

 

Sergio González Domínguez

Servicio de Informática y Comunicación
Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET)
Universidad Complutense de Madrid

Etiquetas:
Categorias: General