¿Mujeres en la Ciencia? Su papel como madres e investigadoras

David Barrado y Navascués

Ayer recibí un mensaje de mi amiga Almudena, con un foto de su hijo. El bebé tiene  pocos meses; la madre es una excelente investigadora.

En verdad, ella como científica está en la élite. Docenas de artículos publicados en revistas con sistema de árbitro, charlas invitadas en congresos y centros de investigación, estancias postdoctorales en centros de prestigio (Oxford y Hertforshire en el Reino Unido, el Steward Observatory en Arizona, EEUU). De hecho, formó parte del equipo que realizó las calibraciones para uno de los instrumentos del telescopio espacial Spitzer, de la NASA. Ella, como yo, es otra contratada dentro del programa Ramón y Cajal. Además, compartimos proyecto: la contribución española a MIRI, un instrumento del próximo telescopio espacial (“James Webb Space Telescope” o JWST). Ella, como especialista en galaxias; yo, como astrónomo estelar y subestelar, y como responsable de los fondos que el Plan Nacional del Espacio ha asignado al proyecto. Ella, como yo, tiene su carrera científica pendiente de un hilo. A pesar de la promesa implícita de gobiernos de distinto signo nuestra estabilización dentro del sistema de Ciencia Española no está  resuelta.  

Pero su problema es más agudo, mas espinoso. Más importante, me atrevería a decir. Como madre tiene unas responsabilidades que yo, por fortuna o desgracia, no tengo. A los niños hay que llevarlos a la guardería. Se ponen malos y necesitan médicos y cuidados. Están las reuniones de padres (¿o madres?) en los colegios.¿Y quien estudia con ellos, quien les lee cuentos? En la mayoría de los casos son mujeres, son las madres.  Por supuesto, esto tiene un coste en la vida profesional de la madre. No están, por lo general, ni tan disponibles ni tan centradas como el padre. Desde mi punto de vista éste es un problema muy grave de la sociedad española: como conciliar la vida laboral con la vida profesional; como equilibrar el papel del padre y el de la madre.

Cuando estamos hablando de una investigadora la situación se torna bastante sombría. Aunque la Ciencia da mucho, exige más. Almudena no piensa tener más hijos. Como ella,  la mayoría de las científicas que conozco o no quieren tener hijos o, como mucho, solo uno. Y solo se atreven cuando se acercan a los cuarenta. Antes es prácticamente imposible, salvo que renuncien por completo a su carrera y cambien de trabajo. La Ciencia, entre  otras cosas, demanda dedicación, tiempo, concentración. Cuando se tiene un niño enfermo es difícil, muy complicado, estar pensado en tus ensayos, en tus análisis; en publicaciones y en congresos científicos. En un mundo tan competitivo como el científico, esto se paga. Se paga con una menor producción  científica, con menor impacto (los resultados se defienden en reuniones científicas, y difícilmente se puede hacer si no se tiene tiempo para viajar). Se paga cuando se quiere acceder a un puesto permanente, durante una oposición.

Almudena y yo ya hemos competido por la misma plaza de investigador. De hecho, fue una experiencia interesante para los dos. Casi diría que divertida. Quedamos empatados en el primer ejercicio junto a otros dos compañeros, aunque al final fue uno de éstos quien se hizo con la plaza. Eso ocurrió hace ya tres años. No creo que volvamos a competir por un puesto. Nuestros campos de  trabajo son muy distintos y las plazas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas salen ahora  muy perfiladas.  Pero si  llega a ocurrir yo me sentiría  mal, francamente afectado por la situación. Creo sinceramente que como sociedad, debemos apoyar a las familias. Tanto económicamente como con otras medidas sociales. ¿Significa esto que se debería dar preferencia a una madre investigadora frente, por ejemplo, a un hombre soltero, sin responsabilidades, aunque éste tenga mejor currículum?  ¿Debería yo desistir y no competir con Almudena, debería ella tener prioridad sobre mí? ¿Sería justo para mí, que he renunciado a otras cosas? No estoy diciendo que mi currículum sea mejor, vuelvo a enfatizar que ella es un investigadora con nombre internacional bien asentado.

Creo sinceramente que el sistema debería articular unas medidas específicas para compensar la maternidad de una investigadora (medidas que,  por supuesto, deberían ser extensibles a otras mujeres con hijos, aunque en algunos casos deberían estar pensadas para el ámbito científico). No sé si es una cuestión de cupos, de plazas reservadas (aunque no tomadas del exiguo número que se crean cada año). Tal vez sea una cuestión de puntos, u otro tipo de medidas que no imagino ahora. Hay otras complementarias, como guarderías dentro de los centros de investigación y colegios cercanos de calidad, de muy fácil implementación. Sé que por el camino  actual no debemos seguir. No solo en lo que respecta a las mujeres investigadoras, sino, en general, al papel de la mujer en el mundo laboral y la dificultad que tiene para conciliar éste con su maternidad.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

mu bn

Querido David, creo que tu reflexión da en el clavo, traer un hijo al mundo no es tan solo crearlo o mecerlo nueve meses en el seno materno (como dice Febrizzio de André: "poi la voglia svanisce ed il figlio rimane, tanti ne uccide la fame!"), sinó que desde el mismo instante en que respira nuestra querida y algo contaminada admósfera, hay que acompañar a este hijo, y los padres y madres, creo, nunca dejan de serlo para el resto de su vida!

Lo que pasa, es que en los primeros años de vida de un ser humana, para que ésta comience con buen pié, requiere que "alguien" o "algunas personas" le dediquen el tiempo suficiente no tan solo para que aprenda a andar a comer a hablar… sinó tambien para que se sienta querido, seguro, arropado, aconpañado, que se sienta parte de un grupo, un clan, una familia, y a tavés de ella forme parte de una sociedad. Pienso, cuendo escribo estas líneas en la canción de Ives Duteil "Prendre un enfant par la main…" Es una tarea hermosa taer un hijo al mundo y ser responsable de esta personita (tarea compartida por padre y madre y a veces más gente) hasta que pueda andar ella misma por la sociedad, pero no de cualquier manera, sinó como una persona adulta, equilibrada y responsable. Pero este trabajo también exige tiempo, concentración, predisposición, y algo de formación (porque no).

Y ahora, volviendo a la cuestión que planteas, yo creo que todo trabajo bien hecho requiere su tiempo, y por ahora la ciencia en España lo pone crudo a las madres. Que la maternidad fuera compatible con la investigación científica de primera línea debería de ser una realidad pero no lo es. Por falta de medios, de recursos o por propia naturaleza… yo tampoco lo se. Lo que sí te puedo decir es que en su día dije cerré la pueta del laboratorio de la universidad sónde estudié y ahora soy una madre y esposa feliz con dos hijos preciosos además de una más o menos buena profesora de tecnología. Con este trabajo me siento plenamente realizada profesionalmente (procuro no pensar "dónde hubiera podido llegar") y dispongo de tiempo suficiente para dedicar a mis hijos.

La vida es una elección contínua.

Hasta pronto!

Ah te recomiendo un libro: Peces luminosos de Lyn Margulis!

Ojalá que en un futuro se puedan abrir plazas exclusivas para hombres y plazas exclusivas para las mujeres, que lleven apoyos como guarderías y/o escuela para sus hijos, la competencia para una plaza entre ambos sexos no se me hace pareja, por los motivos que usted tan amablemente cometó.

Le felicito mucho por su artículo.

No estoy de acuerdo con ese tipo de segregación. Pero algo hay que hacer.

Felicidades por el articulo, es bueno que suenen estas palabras .La ciencia deberia ser asexual,lo importante es la aportación científica ( no solo a la humanidad si no a todos los seres vivos) mas que el sexo al qual pertenecen las personas que lo hacen posible; pero no se puede ignorar la biologia(sobretodo si son cientificos) y comprender a las madres trabajadoras,haciendo posible una complementariedad entre vida personal y profesional , y no una compatibilidad negativa.

Fuerza!

There is visibly a bundle to know about this. I assume you made various good points in features also.

385669 442291You created some decent points there. I looked on the internet for that issue and located many people will go in addition to with the web website. 739584

Guau, increíble diseño de weblog! ¿Desde hace cuánto bloggeas?
haces que los blogs parezcan simples. El aspecto general de su sitio
es excelente, ¡y mucho menos el contenido! ¡Volveré, en tanto que he marcado esta página como preferida y lo he twitteado a mis seguidores!

(requerido)

(requerido)


*