Sobre metas inalcanzables: pensamientos en los Andes

David Barrado y Navascués

(2 de mayo del 2006)
A 5200m, junto al refugio de piedra del pequeño promontorio, contemplo nuevamente el cielo austral. Más limpio, más profundo si aun cabe. Recortado sobre el horizonte irregular de esta noche sin Luna, veo el perfil del Huayna Potosí, 900 metros más arriba. Una cumbre que yo no alcanzaré hoy.

No es la primera vez que me siento  derrotado. Ahora es el mal de altura,  que puede aparecer en cualquier momento. En otras situaciones son distintas circunstancias. En mi carrera profesional me encontrado ante momentos similares. Una propuesta de observación, muy importante desde mi punto de vista, muy trabajada, que es rechazada por un comité de asignación de tiempo. Mal tiempo durante una campaña crucial, que impide la recolección de observaciones. Algún que  otra posición como investigador  postdoctoral cuando era más joven. Resultados científicos que no salen, datos que no sé cómo interpretar, que no comprendo; cuya esencia se me escapa. Un problema más sin respuesta. Un grupo competidor que es más rápido, más afortunado. O tal vez mejor. Y que encuentra soluciones antes que yo  a las mismas  cuestiones sobre las que trabajo.


El Huayna Potosí, un pico andino de 6088m localizado en las cercanias de La Paz, en Bolivia. La foto fue tomada a 4700m.

Miró a las estrellas y me interrogo por la razón, si existe. Ellas titilan en ese cielo  prácticamente negro. Esta vez callan.


Los últimos 900m del Huayna Potosí, vistos desde cerca del último campamento a 5200m.

No, hoy no superaré esta meta. Como otras en ocasiones diferentes.  En la montaña, en la Ciencia, en la vida, hay que saber cuando, momentáneamente, te han superado. Y volverlo a intentarlo más tarde.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Las metas y la competitividad son dos caras de una misma moneda falsa. No hay metas inalcanzables sino deseos irracionales, expectativas excesivas. Quizá lo más importante cuando te has superado es precisamente, no volverlo a intentar más tarde. El pasado finde vie la peli de King Kong (qué intelectual soy!) y me gustó la frase del protagonista "Defeat is always momentary"

No estaría yo tan seguro, Jesús. El azar y otros imponderables pueden jugar en contra del proyecto mejor planteado, del más realista. Por otra parte, se puede competir con el mundo o con uno mismo. Creo que es algo muy distinto.

¡Hola David y Benjamín! No sabía que teníais un blog, gracias por dejarme el aviso en el mío. Estoy muy perdido últimamente terminando de redactar la tesis (uff). Ánimo con la montaña, la próxima vez no se te resiste. ¡Un saludo!

Pues ánimo con la tesis. En ocasiones, parece que es peor que escalar el K2, pero se termina haciendo cumbre.

Thanks for taking the time to discuss and share this with us, I for one feel strongly about it and really enjoyed learning much more about this topic. I can see that you possess a degree of expertise on this subject matter, I would very much like to hear much more from you on this subject matter – I’ve bookmarked this page and will return soon to hear a lot more about it.

Los Andes la tierra de los Hombres Andinos, pues se sabe que hemos existido hace más de 15.000 años, estos hombres aprendieron y estudiaron la tierra y el cielo, siembre cuidando la madre naturaleza, si un vemos la historia esta en las vivencias y aun existe ese pensamiento de cuidar y hablar con la madre tierra con el padre sol y el universo que nos a dado la vida. Hermanos cuidemos nuestra madre tierra utilizando el pensamiento comunitario.

(requerido)

(requerido)


*