MTS: la contribución española al nuevo telescopio espacial JWST (I)

David Barrado y Navascués

“¿Desarrollos tecnológicos? No, vaya a Alemania…” Al menos ese  era el tipo de respuesta que se recibía hace tiempo cuando un equipo de investigación español se planteaba construir instrumentación científica o colaborar es un gran desarrollo tecnológico. Afortunadamente, la situación está cambiando.

No nos engañemos, España no es Alemania o Francia, por citar dos países de nuestro entorno. Todavía nos queda un larguísimo trecho por recorrer, tanto en los organismos públicos (desde los ministerios pasando por las OPIs, organismos públicos de investigación) como en las empresas privadas. Sobre todo, falta formación a nivel básico (una formación profesional como en Alemania) y un apoyo social. Pero en nuestro país hay muy buenos equipos de investigación y desarrollo formados por científicos e ingenieros.


El James Webb Space Telescope.

La semana pasada, sin ir más lejos, nosotros pasamos con éxito el CDR (“Critical Design Review”) del MTS, la participación española en el próximo telescopio espacial. Procuraré explicar qué es cada cosa.

El Mid-Infrared Instrument (MIRI)

El actual telescopio espacial Hubble, construido por NASA y ESA (la agencia espacial europea), está destinado a terminar su vida útil dentro de pocos años, después de una larga vida llena de éxitos científicos. Para sustituirlo, desde hace mucho tiempo se está desarrollando un nuevo tipo de telescopio,  el James Webb Space Telescope  (JWST), de mayor tamaño y que operará en el infrarrojo cercano y medio. Constará de tres instrumentos, construidos por NASA,  ESA y un consorcio de los Estados Unidos y Europa. MIRI, el nombre de este instrumento (“Mid-Infrared Instrument”),  operará en el infrarrojo medio y realizará imagen, espectroscopia y coronografía. Entre sus objetivos científicos está el origen del universo, la formación de galaxias, y el descubrimiento y estudio de sistemas planetarios fuera del sistema solar.  

MIRI y el MTS, unidos para la realización de las pruebas de calibración.

MIRI es un instrumento de una gran complejidad. Uno de los puntos clave es la calibración, tanto en tierra (pre-lanzamiento), como una vez esté funcionando en el espacio. Por tanto,  una de las piezas esenciales es el banco óptico de pruebas, el MTS (“MIRI Telescope Simulator”), que permitirá la caracterización de MIRI y su calibración. El MTS, que operará en alto vacío y a temperaturas criogénicas (35 K, equivalentes a unos -238 C)  está siendo diseñado y construido por INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), en colaboracion con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El proyecto comenzó a finales del 2002 y está previsto que  lo entreguemos al consorcio de MIRI dentro de un año, para el comienzo de las pruebas con MIRI.

Hace unas semanas terminamos el diseño del MTS y presentamos toda la documentación tanto al consorcio como a  ESA,  que se encarga de supervisar y coordinar todo el proyecto. Además, invitamos a varios expertos independientes a examinar todo el proyecto.  Hace una semana tuvimos una reunión con todo el equipo español, los  expertos internacionales y los miembros del consorcio y de la  ESA. A este tipo de proceso se le denomina CDR. El  objetivo era criticar el diseño, buscando puntos débiles y sugiriendo posibles alternativas. Durante este proceso recibimos 250 preguntas de éste comité, que fueron contestadas satisfactoriamente. Así, tanto el consorcio como la ESA han aceptado nuestro diseño y nos han dado luz verde para comenzar la integración. Además, hemos recibido las felicitaciones del comité de revisión por la eficiencia con la cual hemos manejado todo el proceso, la gran cantidad de documentación de gran calidad presentada y la rapidez en facilitar las respuestas alas preguntas enviadas por las distintas partes.

Como responsable último del equipo de INTA y de los fondos que aporta el MEC, quiero también felicitar a todo el equipo por su actuación, muy profesional, que creo que  garantizará no solo el éxito del MTS y de la participación española en MIRI y el JWST, sino también futuros proyectos científico-tecnológicos que impliquen tecnologías criogénicas, un área tecnológica prácticamente nueva en nuestro país y con un gran número  de aplicaciones industriales.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

No estoy en nada de acuerdo contigo sobre:

"Sobre todo, falta formación a nivel básico (una formación profesional como en Alemania) y un apoyo social."

Yo diría que falta iniciativa: la iniciativa de las empresas, de las instituciones y de los emprendedores por invertir en desarrollos punteros. Hoy en día salen ingenieros a mansalva de las Escuelas, con mayor formación teórica y más completa que en Alemania, pero sin posibilidad de desarrollar en la práctica esa formación al no existir la trama universidad-empresa que existe en Alemania.

Esos Praktikum-Werkstudent y la posterior carrera profesional en la empresa (alemana) no existe en este país.

En fin…

Si, bueno… aquí siempre decimos que la culpa es del estado, las empresas, de las instituciones, etc. Además se nos llena la boca de alavar la "gran" valá e nuestros investigadores, mejor preparados que los alemanes (comenta Otravid). Personalmente creo que son milongas, sólo hay que ver el nivel que exhibimos en competiciones internacionales de conocimiento y a donde vamos (si hay posibles) a estudiar.

Estimados David y Tixolo.

Gracias por participar.

Cuando hablaba de formación profesional, me refería a la educación secundaria. En España se sigue viendo como un fracaso que un adolescente estudie para ser un técnico (un mecánico o electricista), aun cuando desde el punto de vista económico sea más atractivo que, por ejemplo, la carrera investigadora.

Sin embargo, una parte muy importante de la productividad de las empresas (esto es, de su competitividad) proviene de su capital humano, de la educación de todo su personal. Desde obreros hasta ingenieros. Todos cuentan, y la educación y formación son muy importantes. Su capacidad para trabajar en equipo, su compromiso y dedicación, su profesionalidad a la hora de hacer su trabajo. Muchas de estas características faltan aquí, creo.

hola me parece muy interezante su investigacion sobre la astronomia ja bueno chauu

[...] número de ingenieros y tecnólogos que han participado durante varios años en el desarrollo de MIRI Telescope Simulator, nuestra contribución, y a las empresas LIDAX y Álava Ingenieros, que han colaborado con nosotros [...]

(requerido)

(requerido)


*