La organización de Bitácoras, anillos y planetas

David Barrado y Navascués

Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos,  y atarlos en las tinieblas
“.
No, no voy a escribir sobre el Anillo Único y Tolkien. De hecho, me gustaría   relacionar dos ideas diversas: la variedad de anillos planetarios y los “blogs”, que tal vez se organizan de una manera análoga.

Diferentes misiones de NASA (en algunos casos  apoyadas por la ESA) nos han proporcionado espectaculares imágenes de los anillos de Saturno, ya intuidos  por Galileo en 1610 y confirmados por Huygens en 1659; de Júpiter (observados por primera vez por la sonda Voyager I en 1979); Urano (casualmente en 1977 al ocultar la estrella SAO 158687) y Neptuno (cuya rocambolesca historia merece ser contada de manera detallada en otra ocasión). La estructura de los mismos puede ser bastante compleja y sus papeles en la formación en las cohortes de mini-satélites que órbitan en torno a los planetas exteriores (y vice-versa) no están claros. Parece ser que existen satelites pastores, que “cuidan” de los anillos planetarios, proporcionándoles definición, dándoles estructura.


Los anillos de Júpiter, fotografiados por la sonda Voyager II (crédito NASA).


Urano y sus anillos, tambien observados por la sonda Voyager II varios años más tarde (crédito NASA).

Los anillos (discos en el argot apropiado) también aparecen en torno a planetas exosolares, como parece ser el caso de 2M1207b. Si este objeto, que estaría ligado a una enana marrón de  unas 20 veces la masa de Júpiter, es un planeta es una cuestión que aún se debate (el nombre, no su naturaleza, ya que parece tener una masa de unas 5 veces la de Júpiter).

También los discos o anillos se encuentran en torno a estrellas. Más masivos y densos si éstas son muy jóvenes,  más tenues y evolucionados (químicamente y en los tamaños de las partículas) si son algo más viejas. Forman parte del proceso de formación de la estrella central y de sus sistema planetario (este sería el caso de la archiconocida estrella  Beta Pictoris o de Vega o Fomalhaut). Entre otras cuestiones, estos discos regulan la evolución del momento angular (la rotación) de la estrella y la transferencia inicial de masa durante los primeros millones de años, condicionando su ulterior evolución.


Imagenes del disco protoplanetario de Fomalhaut, tomadas con el satélite Spitzer, muy sensibles,  y por la antena de ondas submilimétricas  JCMT, de gran resolución espacial.

Tal vez sea por la deformación profesional, pero también veo yo ahora anillos en otro mundo bien distinto y más intangible: el de los “blogs”.

Cuando comencé a escribir entradas en esta bitácora,  y a enlazarla con  otras de contenido similar, me percaté que en realidad existe un núcleo de “blogs” que aparece en casi todas las páginas de un mimso contenido. Probablemente fueron de los primeros que trataron temas de Astronomía  y se han asentado en el sistema. Supongo que el mismo fenómeno aparece en otros ámbitos. “Blogeros” posteriores los citan, aumentando así la  influencia y difusión de los primeros. Por otra parte, tampoco parecen actualizarse, bien sea porque ya han ocupado todo el espacio físico disponible en sus páginas respectivas para los enlaces, bien porque ya no tienen incentivos para hacerlo.

Constituyen así en un núcleo cerrado,  en un anillo. Sus creadores serían los pastores que cuidarían del estado del sistema… Son la élite de la blogosfera, la referencia. Crean  opinión, realidades emergentes; crean VERDAD. Y esto es inquietante.

Antonio Lafuente, en la bitácora “Tecnocidanos”,   proporcionaba el otro día un ejemplo claro: wikipedia. Son  miles los participantes en este interesante proyecto enciclopédico, abierto a todo el mundo. Verdadera  democracia directa. Los artículos se han editado y reeditado en numerosas ocasiones. Los errores son detectados en minutos y corregidos. Pero, ¿qué ocurriría si un grupo decidido quisiera forzar “su verdad”?¿si editara una y otra vez de manera consistente todos los artículos relacionados con un tema, tratando de imponer su visión? Terminarían dominando, forzando su concepto de realidad en la red, imponiendo esa “verdad”,  que se convertiría en LA VERDAD.

Cierto es que los procesos académicos  en buena medida están sujetos a una dinámica semejante, pero al menos hay responsabilidad, cada acto está asociado a un individuo que es el responsable último de lo que hace,  de lo que dice o escribe.

En contraposición a ello, la Red es anónima (o puede llegar a serlo en muchos casos). Esos anillos, estos círculos viciosos de “blogs”, esos blog-anillos,  pueden llegar a ser un problema real. Después de todo, ¿quién valida el contenido de la Red, de la blogosfera? Una mayoría poco cualificada o una minoría decidida con aviesas intenciones pueden ser peligrosas.

Todo esto me recuerda a la novela de Larry Niven “Mundo Anillo“.  Una gigantesca estructura artificial y habitable que rodea a una estrella. Sin embargo, estéril. Recordemos nuevamente a Tolkien:

Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos,  y atarlos en las tinieblas
“.

Enlaces adicionales:
Perdidos en el espacio: el aislamiento de la Red
Explorando otros mundos: la blogsphera
¿quién teme a la blogosfera académica? por Antonio Lafuente

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Querido David,

es bien sabido que la verdad no es democrática, por muy mal que suene en los tiempos que corren. La verdad es, por definición, única e incuestionable. Ahora bien, averiguar cuál de entre todas las posibilidades es la verdad resulta una tarea difícil, y en muchas de las situaciones, imposible.

1+1=2 es incuestionable, salvo que uno sea un necio o haya tenido la desgracia de nacer en la extensa zona del planeta sin acceso a una formación digna.

Sin embargo, la frase de Mariano Rajoy publicada hoy en el diario El País -Rajoy asegura que su ‘no’ al Estatuto catalán es un "sí a la libertad" y al "sentido común"- seguro que encuentra a más de un detractor (y suscriptor, como no). Para resolver este último dilema booleano se pueden aplicar varios métodos:

1) Análisis de expertos o "comité de sabios" que, una vez estudiada la argumentación, emita un dictámen

2) Recurrir a la lectura del diario "El mundo" y encontrarse con una antítesis mucho más documentada pero con menos talante. Que viva Hegel.

3) Aplicar la democracia. Si Z ganó las elecciones frente a R, Z tiene razón y por tanto su verdad es la verdad. Y si la verdad de Z viene "dictada" por P y su grupo editorial P2, ya tenemos el galimatías. Además de un exceso de Ps, queda patente que algo huele a podrido en Dinamarca…

Como en el bien citado "Mundo anillo", nuestro pequeño microcosmos corre un grave peligro de volverse estéril intelectualmente hablando. Los primeros hechos ya son observables: exceso de Ps y PJs.

Por ello, aunque suene a "facha" (como la intransigente ley de la gravedad) y de mal talante, reivindico que "la democracia" no es un buen sistema para definir la verdad. El diálogo argumentado, los hechos, las pruebas, la falsación, la experimentación y otros muchos ingredientes de lo que llamamos método científico sí nos pueden conducir a ello. Porque, "cuando se ha excluido lo imposible, lo que reste, por improbable que parezca, es la verdad". Elemental, mi querido Watson… A ver si se lo explicas a otros, pero cuidado, "dí la verdad y no te creerán".

Estimado hablador.

Me encantaría discutir de este tema contigo en otro ámbito, pero aquí perfiero no hacer política (en realidad, siempre se hace política, incluso por la innacción). Supongo que te contestaré en tu blog (e invito a todos los interesados a hacer lo propio)

Respeto y acato tu decisión, DByN, aunque reinterpreto tus palabras y asumo que te refieres a cualquier tipo de política que no sea la "científica", ¿verdad?

En efecto, cualquiera que no sea política científica. Gracias por la puntualización.

Pobrecito hablador y DByN parecen conocerse y se dan un par de pataditas por debajo de la mesa. Me pregunto para qué vale dejar comentarios su su contenido está "encriptado".

Por otra parte, me sorprenden los dos ejemplos que se ponen, ambos, según creo, demasiado simplones y alejados de lo que realmente está sucediendo. No se si valen para algo más que enredar.

Sugiero, por si este intercambio, interesa a alguien, tres casos que cumplen dos condiciones: 1) es imposible separar la política de la ciencia, y 2) no se pueden resolver con frasesillas y ocurrencias.

Los tres ejemplos, entre los muchos posibles, serían, por ejemplo: a) la influencia de los campos electromagnéticos en la salud.

b) La importancia/pertinencia de promover misiones a Marte.

c) La relación entre virulencia de los huracanes y cambio climático.

Saludos

los anillos de los planetas y los atmosfera de los planetas me lo mandan ami msm

ME GUSTARIA QUE ME E NVIRAN PLANETAS NEVOS COSAS DISTINTAS LO ULTIMO ENASTRONOMIA E IMAGENES DISTINTAS

I like the valuable data you offer for your articles. I will be able to bookmark your blog and have my children test up right here generally. I am reasonably sure they’re going to be informed a lot of new stuff here than anyone else!

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..