Astronomía, Astrología y Música: Los planetas de Gustav Holst

Susana Asensio Llamas
David Barrado y Navascués

Ayer Plutón perdió su lugar en el Olimpo de los planetas. Pero incluso su influencia cultural ha sido siempre escasa. Como muestra, veamos un ejemplo en la excelente y conocida obra musical de Holst.


Los Planetas, de Gustav Holst, se estrenó públicamente en Londres en 1919. Mezcla de suite y de poema sinfónico, su gran difusión se debió probablemente a la temática mística y cosmogónica que tanto interesaba al compositor. El orden de las piezas obedece a la ley del contraste expresivo, repartiendo en siete planetas las sensaciones que intenta transmitir: Marte – la guerra, Venus – la paz, Mercurio – el mensajero alado, Júpiter – la alegría, Saturno – la vejez, Urano – el mago, y Neptuno – el místico. De esta manera, la obra no aspira tanto a representar al sistema solar que a principios del s. XX se consideraba como referencia, como a explotar musicalmente los significados esotéricos asociados a ciertos planetas en el imaginario popular. Plutón, descubierto en 1930,  no aparecía entre los mismos. Pero por su cercanía y falta de misterio, tampoco la Tierra mereció un lugar en la obra del músico.

La “respiración del universo” que según los antiguos filósofos estaba representada en la música de las esferas, se intenta evocar, por ejemplo, en el místico Neptuno, mediante el uso de armónicos en violines y flautas; la violencia de la guerra, elegida para el inicio, será un conjunto de percusiones siguiendo ritmos irregulares. Lo que logra Holst en Los Planetas es la recreación de un clima, un ambiente, una conexión sonora evocadora de espacios siderales. El programa preestablecido de estados anímicos astrales ha sido sin duda parte fundamental del triunfo de la obra entre crítica y público, ayudado también por los “recuerdos” a melodías de Dukas, Berlioz, Rimsky-Kórsakov, D’Indy o Stravinsky, que se desgranan entre planeta y planeta. La actitud de Holst cuando compuso esta obra, sin embargo, no era sólo la de un curioso, sino la de un activo e interesado participante en dichas creencias.

Iniciada en 1914, fue finalizada durante la Primera Guerra Mundial, a pesar de que sus poderosas imágenes de violencia nunca tuvieron relación con el evento, según el autor. Holst era un gran aficionado a la astrología, y reconoció que la idea había sido alentada tras un encuentro fortuito con Clifford Bax durante un viaje por España en 1913. Con él conversó acerca de astronomía y de la -supuesta- influencia de los astros en la vida de los seres humanos. No cabe duda de que, en dicho encuentro la astrología predominó sobre la astronomía, ya que más que reflejar el sistema solar, la música de Holst se asocia con el esoterismo de los signos zodiacales. Acaso sea esa la clave del éxito que acompaña a su obra desde entonces, incluso hasta hoy.


Susana Asensio Llamas, CSIC

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Estimada Susana:

Deduzco por su escrito que es usted una persona correcta, lo cual es muy difícil de encontrar en estos días. Como astrólogo aficionado, es delirante la saga de "comentarios" agresivos e insultos que dirigen hacia la Astrología innumerables indocumentados. Lo digo por el entresacado "-supuesta-" al hablar de la influencia. Gracias.

Como matemático (disciplina que he impartido durante 20 años), agradezco su interesante artículo. La conexión matemáticas-música-ajedrez algún día encontrará su hueco correcto en el sistema educativo, como ya lo tuvo en su momento.

Por último, como astrónomo aficionado le recomiendo que lea mi resumen del congreso de Praga, en mi blog http://www.santosrios.com. Los que aún creemos en una ciencia guiada por la filosofía (como así ha sido hasta hace bien poco), no podemos sino reírnos un rato del desastre que nos han ofrecido, aunque simplemente sea eso.

La risa siempre viene bien, afortunadamente.

Estimado Santos

Estoy de acuedo contigo en la necesidad de mantener un mínimo de educación y corrección al mantener una conversación, al debatir sobre cualquier tema. Yo siempre respeto (o al menos lo intento) a la persona con la que debato.

Eso no quiere decir, ni mucho menos, que todas las opiniones tengan el mismo peso. Lo que es aun más, que la Astrología, una actividad acientífica, se pueda poner al mismo nivel que la Astronomía.

La Astrología tiene cierto interés histórico, psicológico y antropológico, tal vez social. Pero, repito, ni es Ciencia ni posee ninguna verdad que la apoye.

La supuesta influencia de los planetas sobre los seres humanos es eso, supuesta.

Atentamente,

David

Estimado David:

No estoy de acuerdo en tachar de acientífica la Astrología. En mi caso, le aseguro que tengo bastante en cuenta el método científico para mi trabajo: observo con detenimiento, investigo, encuentro pautas similares, las extrapolo para el siguiente caso, y dicho caso aparece y cumple la pauta. Así que lo aplico con éxito en las siguientes ocasiones.

Dado que no puedo obtener datos de los hospitales (fechas y horas) como astrólogo investigador, porque, obviamente, no me los dan; dado que no puedo acceder a fondos de investigación para experimentar en determinadas condiciones; dado que no tengo acceso a ninguno de los medios de que disponen los astrónomos para comprobar y anotar con exactitud milimétrica las variaciones en la cantidad de radiación o radiaciones que llega a la Tierra procedente de los astros cercanos, ni a experimentar después con los datos obtenidos; dado que, en fin, todas las puertas están cerradas, creo que poco margen tengo para desarrollar el método. Aún así, trato de hacerlo.

Cuando una mente científica encuentra una cuestión determinada frente a sí, y las conclusiones que extrae están contra su propio sistema de creencias o leyes, tiene dos opciones: dejar en cuarentena el sistema de creencias o leyes e investigar mucho más a fondo la cuestión, o mantener su sistema de creencias y desentenderse de la misma. Yo opté por la primera, hace más de 20 años. ¿Qué haría usted?

Necesitaría que me aclarase lo del peso de las opiniones. Usted es científico, así que, por favor, dígame un dato cuantizable para valorar opiniones y, asimismo, a qué valor se refiere cuando habla de que la Astrología no se puede poner al nivel de la Astronomía. Le recuerdo que una de cada tres personas en el mundo utiliza la Astrología en su vida diaria, poniéndole nombre a los años, por ejemplo y sabiendo de antemano sus características. Así, en cuanto al valor "personas que conocen la disciplina", es la Astronomía la que no llega al nivel de la Astrología. El mundo no es sólo Europa y EEUU.

La Astrología no es ciencia, como no puede serlo ninguna disciplina del espíritu: Historia, Filosofía, Literatura, Arte, Psicología. Pero eso no sirve para negar o minusvalorar su validez, aunque exista una corriente cada vez más generalizada que pretende usar el concepto ciencia como referencia para diferenciar lo que es válido y lo que no, o lo que es mejor en todos los casos. Como comprenderá, que la ciencia diga que la ciencia es lo mejor, o lo válido, no parece muy ecuánime.

En cuanto a que no posee ninguna verdad que la apoye, supongo que se refiere a que no hay una demostración científica sobre la influencia de los astros. No confunda demostración científica con verdad: hay demasiadas demostraciones científicas falsas a lo largo de la historia de la humanidad, pero que eran aceptadas y defendidas en su tiempo. ¿Por qué ahora va a ser diferente?

Tampoco confunda influencia de los astros con Astrología: es un error típico cuando no se conoce la disciplina, como era mi caso hace 20 años.

Atentamente,

Santos

http://www.santosrios.com

Hola Santos,

leo en su comentario "observo con detenimiento, investigo, encuentro pautas similares, las extrapolo para el siguiente caso, y dicho caso aparece y cumple la pauta. Así que lo aplico con éxito en las siguientes ocasiones"

Con muchísima curiosidad, me podría poner algún ejemplo sencillo en que su método se haya aplicado con éxito?

Me gustaría tratar de reproducirlos en las mismas condiciones. Sería genial ver como se obtienen los resultados esperados.

Un saludo

Estimado Omar:

Naturalmente, al tratar sobre Astrología debo enfrentarme con dos factores con los que ningún científico se enfrenta, aparte de los que son inherentes a la disciplina.

- El primero de ellos es la sorna, la prepotencia o el aire de superioridad con el que se dirigen a mí por el hecho de practicarla:

"Eso no quiere decir, ni mucho menos, que todas las opiniones tengan el mismo peso. Lo que es aun más, que la Astrología, una actividad acientífica, se pueda poner al mismo nivel que la Astronomía" (del texto de David).

"Con muchísima curiosidad, me podría poner algún ejemplo sencillo en que su método se haya aplicado con éxito?

Me gustaría tratar de reproducirlos en las mismas condiciones. Sería genial ver como se obtienen los resultados esperados" (de su texto).

Naturalmente, ni usted ni David contestan al resto de mi texto, porque no hay por dónde meterle mano a la forma en que rebato el fragmento entrecomillado de David, por ejemplo. Bien. ¿Sería usted tan amable de reproducirme la demostración de Perelman para que yo vea los resultados esperados o necesita unos conocimientos previos? Pues también necesita unos conocimientos previos para entender lo que yo pueda explicarle.

- El segundo lo resume muy bien el profesor Ricardo Pérez en el siguiente artículo:

http://www.elpais.es/articulo/futuro/blues/pasa/escalera/elpfutpor/20060906elpepifut_6/Tes/

Le explico: no importa lo que yo demuestre, como no importó lo que demostraron Galois, Nash, Adams y tantos otros. Sí la ciencia oficial se comporta así con sus propios científicos, imagínese con los astrólogos, que estamos tachados de antemano. Y eso que no hay documentación seria que desacredite la Astrología, sino experimentos diseñados por gente que no conoce la disciplina, a excepción de los llevados a cabo por los Gauquelin, que más bien demuestran que destruyen. E incluso entre esos mismos experimentos, hay algunos a favor, que se desacreditan como un "sesgo" o una "serendipia".

¿Usted quiere de verdad un experimento de comprobación de la Astrología? ¿Quiere "reproducirlo" o trata simplemente de desacreditarme? En ambos casos, y a pesar de que no tengo el más mínimo interés en demostrar nada, le propongo un experimento que ya expongo en mi blog:

"Cuando hablo de determinados parámetros, me refiero a que hay pautas más claras y precisas que otras. Por eso es importante que sea un astrólogo quien designe los experimentos. No es lo mismo hacerlos sobre características generales de la persona, que habrá mil posibilidades y jamás se demostrará nada usando grupos numerosos de personas, que hacerlo, por ejemplo, estudiando sólo el parámetro Plutón en el ascendente; es decir, Plutón saliendo por el horizonte al nacer. Si tomo un margen de 10 grados de arco, habrá 1 persona por cada 36 que tiene esa posición, es decir, uno cuyo Plutón está en esos 10 grados, y 35 cuyo Plutón está en los otros 350. De esta forma, si usted me presenta un grupo de 1.080 personas, por probabilidad habrá aproximadamente 30 con Plutón en el ascendente. Pues bien, usted me da las cartas de las 1.080 personas, yo les hago un sencillo test, y le aseguro que mi porcentaje de acierto es muy superior al esperado por azar. Hasta el momento, llevo un 100%, y es el parámetro más claro y vistoso que conozco".

Es muy fácil: usted me busca los voluntarios, con las fechas, lugares y horas de nacimiento correctas. Deben ser personas sin conocimientos astrológicos, para que no puedan saber reconocer su carta astral, y mayores de edad. Yo miro sus cartas, localizo cuántos tienen esa posición, y luego los entrevisto uno por uno. Por último, localizaré a los que tienen esa posición de Plutón. Le recuerdo que si hay 30 en un grupo de 1.080, y yo señalo 36 personas posibles, la probabilidad diría que debo acertar 1 y fallar 35. Incluso aumentando hasta una "serendipia", si acertara 2, 3 ó incluso 4, podrían decirme que es debido al azar.

Pero, ¿qué pasa si acierto más de 5? ¿Y si acierto más de 10?

Si tiene tanto interés, estoy a su disposición.

santos, lei todos los comentarios…. no te esfuerces! no te van a entender. no pueden hacerlo. simplemente no pueden ni quieren porque ellos creen firmemente en otra cosa. lastima por ellos. no saben lo que se pierden.

jiji

so0la

pa de jar el rayo0n

jijisle

kue les qedo didbies sibis las pagina

jaj saq informacion byebyeby..

jiji

so0la

pa de jar el rayo0n

jijisle

kue les qedo didbies sibis las pagina

jaj saq informacion byebyeby..

Great article and straight to the point. I don’t know if this is really the best place to ask but do you people have any thoughts on where to hire some professional writers? Thx :)

I image this may well be various upon the written content material? then again I still imagine that it is usually suitable for just about any form of matter subject material, because it could often be fulfilling to decide a heat and delightful face or perhaps pay attention a voice when initial landing.

Have you consider starting an email list. It would take your site to its potential.

Please spot that youre gonna bare this up! Its so excellent and thus important. I cant wait to read simple things more from you finding out. I seem like you already know so much and learn how to make people take note of what you have got to say. This site is simply too cool to generally be missed. Great stuff, really. Please, PLEASE continue!

impresionante escuchar las sinfonias de las galaxias , las estrellas las bandas sonoras relacionadas con las astronomia es grandioso.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..