El programa Ramón y Cajal: quedan cuatro semanas

David Barrado y Navascués

El próximo día 15 de noviembre expiran los primeros contratos del programa Ramón y Cajal. Empiezan a aparecer las primeras entrevistas, declaraciones y contradeclaraciones de distintos responsables. 

Como muestra, incluimos un artículo en un conocido diario  y una entrevista a Miguel Ángel Quintanilla, Secretario de Estado de Universidades e Investigación.

-Científicos varados
-‘Tomaremos medidas para que nadie se tenga que ir’
-El programa “Ramón y Cajal” y “el traje nuevo del emperador”

 

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

El problema de los cajal, deberia de plantearse al revés, no se trata de "colocar" a esta gente -excelente en algunos casos- con la inane idea de "Alicia en el pais de las maravillas" de que es bueno para la ciencia espanola, y menos aún, colocarla en el saturado sistema público espanol que ha convergido en número de científicos con la media Europa; se trata, por el contrario, de preparar un sistema científico donde la aportacion de los cajales reconvertidos a científico titular o de plantilla pueda ser aprovechada en la empresa privada y en proyectos aplicados que generen patentes, esto es hoy en dia es el auténtico problema de Espana, responsable de nuestra vergonzosa posición en I+D, necesitamos mas profesionales de la ciencia y menos funcionarios de la misma.

Es un mal tipicamente espanol que determina la política de lo público, planes ad-hominem para quitarse el marrón de encima, al fin y al cabo el dinero público es dinero de nadie asi se piensa cajales y no cajales, colócame y dame teta papa estado! porque no reclaman los cajales un plan de carrera que permita que las patentes y los proyectos aplicados a la economia, sociedad, medio-ambiente, salud etc cuenten al menos tanto como los papers? y es que esto es lo que necesita Espana, menos funcionarios cientificos y mas cientificos profesionales, menos mandarinato y mas currantes que usen la cabeza como los obreros las manos. Pero esto, me temo que no entra ni en las cabezas ministeriales ni las doctas cabezas cajalianas.

En esto hay un ejemplo claro, en el medio ambiente, como el profesor J.J. Ibanez ha senalado, tenemos un ejercito de miles de biólogos publicando papers de segunda, la mayoria de las veces, como locos mientras Espana carece de un inventario de recursos naturales y de una metodologia que permita coordinarlos entre autonomías. Ejemplos sangrantes como estos a cientos.

Los científicos estamos capacitados en muchas áreas para hacer aportaciones técnicas y tecnológicas a nuestro país que aportarían riqueza y consideración de utilidad a nuestro trabajo. Pero esto es penalizado por el actual sistema de ciencia, que privilegia papers sobre patentes, descubrimientos menores contra innovaciones técnicas.

Mientras esto siga así, los contratos cajal no serán solucion al problema, sino que lo vendrán a agravar creando y reforzando los lobbies públicos, la solución, como siempre, será colocar a los cajales para que no estorben, incrementando el gasto público para publicar aún mas papers de dudosa utilidad con el contacto norteamericano, mientras los problemas urgentes siguen esperando como el sueno de los justos.

(requerido)

(requerido)


*