Los resultados de dos sistemas educativos: Chile y España

David Barrado y Navascués


Durante esta semana, el Observatorio Austral Europeo (ESO) está celebrando unas jornadas de puertas abiertas, con objeto de divulgar sus actividades. Veo desfilar un gran número de gente por el observatorio de La Silla. Incluso durante estos días se celebra una escuela para niños y jóvenes, que muestran un gran interés por la ciencia.

El caso más curioso, desde mi punto de vista, aconteció el pasado lunes, cuando subía en un pequeño autobús junto a varios chavales chilenos. Justamente tras de mí conversaban y jugaban dos niñas de unos 11 años y un chico de unos 15. Su juego no era con playstations, ni estaban aislados escuchando música a un volumen ensordecedor. No, los tres participaban en una versión sui generis de un conocido concurso televisivo. Uno de ellos sugería una letra del abecedario, y cada uno de ellos tenía que escribir en un papel un nombre de animal, una ciudad, un país, una marca comercial, etc, que comenzasen por esa letra. Conseguía puntos quien no repitiera palabra (la misma ciudad en dos o más personas no proporcionaba puntuación, con lo cual se evitaba la memorización de jugadas anteriores). En definitiva, un juego muy educativo.

Me sorprendió la cantidad de ciudades que conocían, y la madurez y la elegancia del lenguaje. ¡Qué diferencia con los jóvenes españoles que conozco, incluso con aquellos que ya han alcanzado la universidad. Destacan por la pobreza de su lenguaje, el total desconocimiento de la geografía más elemental, incluyendo la de España, el solipsismo de sus juegos, la estrechez de sus miras.

El sistema educativo chileno, por lo que sé, se basa esencialmente en la educación privada, algo que no comparto. Creo sinceramente en la igualdad de oportunidades cualesquiera que sea el nivel socioeconómico del individuo, y eso solamente se puede conseguir con un sistema educativo público de calidad. Pero, contrariamente a los que ocurre en España, las familias chilenas sí se toman en serio la educación de sus hijos, si invierten tiempo, y no solo dinero, en su futuro. Por la gente que conozco aquí, siguen creyendo que la responsabilidad de la educación recae, esencialmente, en los padres, en las familias. No han renunciado a este deber, trasladándolo a las escuelas y a los profesores, como en nuestro país (donde, sin embargo, no se proporcionan a los profesores de las herramientas adecuadas para ejercer su labor formativa).

En definitiva, tengo la sensación de que la sociedad chilena tiene futuro, porque los más jóvenes se forman de verdad. Lamentablemente, no creo que sea el caso de la española. Estamos a tiempo de evitar problemas importante, aun que hayamos perdido ya a una generación de españoles, debido a nefastas reformas educativas, luchas políticas, regionalismos obsoletos y provincianos, y a la actitud negligente de los padres. ¿Tenemos la voluntad de poner remedio?

ENLACES:



Página principal del “Cuaderno de Bitácora Estelar”

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Ese juego era muy popular en mis años de instituto (mediados de los 80) con lo cual no creo que la educación pública/privada tenga nada que ver. Es mas bien la nula diferenciación a la que se ha llegado entre alumnos que aprovechan el tiempo y los que se dedican a mafiosear (antes había suspensos, repeticiones, sensación vergonzante al llevar a casa malas notas, etc) unida al total derrumbe de la imagen del profesor como autoridad a la que indepenedientemente de lo bien o mal que cayera había que respetar SIEMPRE, pues tenía en sus manos recursos para deshacerse sin problemas de aquellos elementos que alteraran el normal funcionamiento de la clase.

Lo que ocurre es que hoy día no interesan ciudadanos educados, protestones, impertinentes y con capacidad de raciocinio, lo que interesa son máquinas de cosumo compulsivo que no se cuestionen cosas mas trascendentales que cual va a ser la marca de su próxima crompra.

Concreto, conciso agudo y dando en el centro de la Diana. Hablamos mucho de nuestro nefasto sistema educativo: ¡Que lo es!. Pero sobre la indefensión del profesor y la vagancia y falta de respondabilidad de muchos padres se dice menos (se pierden votos si se taca a los papas). Baja tasa de natatidad y desinterés de los padres (generalmente la falta de tiempo, al trabajar los dos) juntos tienen el resultado que vemos. Deplorable y que compromete el futuro de un país

Nadie puede reemplazar a los padres, y la dejadez de concienciarlos es evidente. Y para mí ese es el meollo de la cuestión.

Y ya se que se me alegará un machismo encubierto. ¡Pues va a ser que no!. El machismo es el social. Los crios necesitan educación, atención y disciplina. Y eso lo puede hacer la mujer o el hombre (con amparo de la legislación) y no solo la mujer (más que en periodo de lactancia).

En una sociedad desarrollada no es que deban trabajar y lo que es peor trinfar los dos miembros de la pareja.

El mejor indicador de la falta de machismo no es que los dos curren, sino que el que curre menos o no curre (durante algunos años) se reparta por igual entre varones y mujeres.

Una vez más enhora buena David. A mi parece ser que cuando hablo con los padres "casi nadie quiere entenderme".

Lo malo es que en esta economía no se fomenta tal actitud, sino la contraria.

David, te he citado como aficionado al alpinismo en mi último post. Por si quieres verlo. Es hacia l final.

Buen fin de semana

Juanjo

Es un error sacar conclusiones por dos, o dos cientos escolares chilenos. La educación en Chile es privada de calidad solo para la clase social rica, el 80% de los demás educandos tiene una pésima educación municipal. No se cumplen los planes de estudio. El tiempo lo pasan asistiendo a clases sin aprender. Los alumnos ausentes suelen aparecer como presentes en las planillas, para no perder subvenciones estatales. Los profesores inflan las notas: si sus alumnos tienen buenas notas, entonces los profesores son catalogados como buenos maestros; adicionalmente las buenas notas son tomadas en cuenta para ingresar a las universidades. La casi totalidad de los padres se desentiende de la educación de sus hijos y culpa a los profesores de sus malos rendimientos. En sectores populares es peligroso para el profesor tener conflictos con los apoderados, que pueden ser delincuentes. Un vecino debía pedir a la policía que acudiera al colegio, cuando sancionaba a un alumno, y no es un caso extremo. Los profesores concilian y transan. No son respetados por sus alumnos y son mal pagados por sus empleadores. Se dan casos de profesoras golpeadas por sus alumnos. En fin, el problema demográfico de España también está presente en Chile: las clases acomodadas no tienen hijos, solo los pobres salvan la natalidad y ya se acerca Chile al punto en que la natalidad no compensará la mortalidad. Muchos de los problemas de Chile son los mismos de España hace 20 años. A los chilenos nos gusta mucho engañar al extranjero y mostrar solo lo mejor del país, si vas a Santiago te llevarán por rutas concesionadas a visitar los "malls". Pero eso es solo el Chile de los más ricos: intenta tomar la locomoción colectiva normal o visitar cualquier comuna que no esté en el "barrio alto" de Santiago. En el norte estás en la zona de la abundancia minera: los sueldos de los pocos miles de mineros del cobre son elevadísimos, y no tienen ninguna relación con los sueldos de los 15 millones de chilenos.

No puedes generalizar. Hay buenos y malos ejemplos por ambos lados. En todo caso este año 2007 y tras la Pueba de Selección Universitario (PSU) la educación pública permanece en deuda.

Saludos!

Se nota que no conocen el sistema educativo en Chile, yo soy profesora de un colegio municipal, y les puedo decir que el dinero que ha invertido el gobierno y la vocación que nosotros como profesores tenemos hacen que cada dia sea mejor la educación en chile. El instituto nacional colegio publico es el mejor de Chile de donde salen la mayoria de los hombres politicos. El problema que los alumnos son unos flojos que se le dan las herramientas necesarias para poder ser mejores y ellos , como tienen todo no son capaces de esforzarse ni un poco.

En españa la educación a nivel mundial esta por abajo de los standares internacionel y Chile esta en el nº26………A demas lo que sucede que hay una diferencia entre colegios privados y publicos en cuanto a infraestructura pero en cuanto a calidad de profesores

Se nota que no conocen el sistema educativo en Chile, yo soy profesora de un colegio municipal, y les puedo decir que el dinero que ha invertido el gobierno y la vocación que nosotros como profesores tenemos hacen que cada dia sea mejor la educación en chile. El instituto nacional colegio publico es el mejor de Chile de donde salen la mayoria de los hombres politicos. El problema que los alumnos son unos flojos que se le dan las herramientas necesarias para poder ser mejores y ellos , como tienen todo no son capaces de esforzarse ni un poco.

En españa la educación a nivel mundial esta por abajo de los standares internacionel y Chile esta en el nº26………A demas lo que sucede que hay una diferencia entre colegios privados y publicos en cuanto a infraestructura pero en cuanto a calidad de profesores la mayoría son excelentes.

1º ese juego se llama bachillerato, y es muy popular aun en Chile

2º Estoy de acuerdo con lo que decía el segundo post, acerca de que en Chile solo la clase rica tiene buena educación. Yo soy estudiante universitaria, egresada de la educación privada, y pormi actual carrera he tenido la oportunidad de opbservar el otro lado de la moneda: una clase en la escuela pública. NO HACEN CLASES, y los alumnos tienen un vocabulario tan pobre que cuando les pasamos un cuestionario debimos practicamente llenarlo en grupo, pues, además, no tenían comprensión lectora adecuada.

Por otro lado, la educación privada aquí es muy buena. Puedes egresar con el Firs Certificate of English si quieres, y te aseguran el ingreso a la universidad, ya que la preparación es intensa.

Creo, sinceramente, que el par de chicos con que se ha encontrado el autor de este tópico, no eran precisamente unos más del montón, de los que no pagan por educación. Por lo demás, para viajar a su país no puede haber sido uno de familia sencilla y corriente.

pd: sorry por los errores de tipeo

(requerido)

(requerido)


*