EL GRAN TELESCOPIO CANARIAS AMPLIA EL HORIZONTE DE LA POBLACIÓN MÁS ANTIGUA DE LA VIA LÁCTEA

Un equipo de astrónomos europeos del Instituto de Astrofísica de Canarias (Tenerife) y del Centro de Astrobiología (Madrid), liderado por el investigador Nicolas Lodieu, descubre un objeto celeste de muy baja masa y escasa metalicidad.


Concepción artística de la trayectoria y posición de ULAS1350 en la Galaxia. La elipse de color rojo señala la órbita galáctica de la subenana; y comparación de ULAS1350 con las subenanas de tipo L que se conocen hasta ahora.

ULAS1350, tal y como se denomina el nuevo objeto, posee una décima parte de la masa del Sol encontrándose en el límite subestelar justo en la frontera entre las estrellas y las enanas marrones. El descubrimiento va a ser publicado en Astrophysical Journal en lo que será la primera publicación científica en revistas arbitradas basada en datos del Gran Telescopio Canarias (GTC), el mayor telescopio óptico-infrarrojo del mundo ubicado en el Observatorio del Roque de los Muchachos de la isla de La Palma.

ULAS1350 ha sido clasificado como una subenana de tipo L y representa la quinta de su clase conocida hasta la fecha y la primera confirmada con GTC. OSIRIS, el instrumento de primera luz del GTC, ha permitido determinar que ULAS1350 se encuentra a una distancia del Sol de 350-500 años luz (1.5 veces más distante que la subenana de tipo L más lejana descubierta hasta hoy) y que su contenido en metales oscila entre 3 y 10 veces menos que el del Sol. Las subenanas de tipo L, además de buenos candidatos para la búsqueda de planetas extrasolares, pueden ser objetos extremadamente viejos (con edades de miles de millones de años) lo que los convertiría en piezas clave para entender las primeras etapas de la historia de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

ULAS1350 fue identificado utilizando el catálogo Large Area Survey de UKIDSS (UKIRT Infrared Deep Sky Survey), un proyecto de observación de grandes áreas del cielo en el infrarrojo cercano realizado con el telescopio de 3.8m UKIRT situado en la isla de Hawai. Información adicional proporcionada por el catálogo SDSS (Sloan Digital Sky Survey), un proyecto similar a UKIDSS pero en el rango visible y llevado a cabo con un telescopio de 2.5m en Nuevo Méjico, confirmó la relativa deficiencia respecto del Sol de elementos metálicos en la atmósfera de ULAS1350. Observaciones espectroscópicas realizadas con el instrumento OSIRIS de GTC permitieron estimar su baja temperatura y luminosidad. Finalmente, el cálculo del movimiento propio (a partir de datos SDSS y UKIDSS) y de su distancia (a partir de datos GTC) confirmaron que ULAS1350 es un objeto con velocidades típicas del halo de nuestra galaxia.

La existencia de objetos como ULAS1350 en la vecindad solar es extremadamente rara por lo que su identificación ha requerido la inspección de cientos de miles de objetos en diferentes archivos astronómicos. Para poder realizar este estudio se ha utilizado el Observatorio Virtual, una iniciativa internacional que en España es gestionada por el Centro de Astrobiología, cuyo principal objetivo es el de proporcionar un acceso y análisis eficiente del gran volumen de información existente en los centros de datos. ULAS1350 es un excelente ejemplo del enorme potencial que el Observatorio Virtual posee para el descubrimiento de objetos exóticos que requieran de un estudio en diferentes longitudes de onda para su caracterización.

Los investigadores que componen el equipo que ha realizado este descubrimiento son: Nicolas Lodieu del Instituto de Astrofísica de Canarias y María Rosa Zapatero Osorio, Eduardo Martín, Enrique Solano y Miriam Aberasturi del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA).

ENLACES:


Página principal del “Cuaderno de Bitácora Estelar”
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*