Archivo de febrero 12th, 2010

CICLO SOLAR

El Sol es una estrella activa (magnética) y variable. Desde 1849 se contabiliza diariamente el número de manchas solares y existen registros de manchas desde 1610, cuando Galileo las observó por primera vez con telescopio. Así se ha comprobado que el número de manchas observadas aumenta desde prácticamente ninguna hasta más de cien, decrece de nuevo, y así sucesivamente, con un periodo de unos once años: el ciclo de actividad solar.

Durante cada ciclo, los grupos de manchas bipolares del hemisferio norte solar muestran una orientación magnética opuesta a la de los grupos del hemisferio sur, y ésta se invierte en el siguiente periodo undecenal: el auténtico ciclo magnético solar es de veintidós años. Al comienzo de un ciclo las manchas aparecen entre unos 30 y 40° de latitud y, según éste avanza, van surgiendo más cerca del ecuador. En 1902, W. Maunder publicó una representación de la distribución de la latitud del lugar de nacimiento de las manchas solares durante el periodo 1877- 1902. Recibió el nombre de «diagrama de mariposa de Maunder».

ciclo solar

«Diagrama de mariposa» de Maunder, que muestra la latitud a la que aparecen las manchas solares a lo largo del ciclo solar. Se aprecia que las manchas suelen aparecer en latitudes extremas al inicio de los ciclos, y que luego se van acercando al ecuador a medida que el ciclo solar avanza. Diagrama original de Note on the Distribution of Sun-spots in Heliographic Latitude, de Walter Maunder.

También la ubicación, frecuencia e intensidad de otros fenómenos magnéticos varían a lo largo del ciclo solar. Aunque se conocen muchos detalles sobre el ciclo de actividad, su naturaleza y causas son todavía una de las grandes cuestiones abiertas de la física solar, y no disponemos de un modelo que permita predecir con fiabilidad el número de manchas en el futuro.



Glosario: “100 conceptos básicos de Astronomía”

Etiquetas: