Archivo de febrero 16th, 2010

EL CIELO TUVO LA CULPA (Fotografía “celestial” para aficionados)

Mi pasión por la naturaleza y los animales es desde hasta donde alcanza mi memoria y eso ha propiciado que me incline a viajar a lugares que casi no han sido tocados por el hombre. Pero mi afición por la fotografía fue culpa de una aurora boreal.

Con motivo de un viaje a Groenlandia hace tres años, y con mis escasísimos conocimientos sobre el tema me compré mi primera réflex con el objetivo de fotografiar semejante espectáculo, que dicho sea de paso, todavía no he visto nada que lo supere. Esa noche me emocioné en dos ocasiones, cuando las ví sobre nosotros y cuando las volví a ver en la pantalla de mi cámara.

Pero el día anterior ya había realizado mi primera foto de un objeto celeste, la Luna, y tan feliz que estaba yo con ella hasta que David Barrado la observa y me dice que se me ha quemado (primera vez que oía esa palabra aplicada a la fotografía) y pasa a darme una estupenda clase sobre tiempo de exposición, obturación, uso del trípode, iso… y demás consejos para que no me volviera a ocurrir. Aún así, las características técnicas de mi cámara y los objetivos de los que disponía no daban para mucho más. Ahí quedó esa espinita clavada con la Luna.

Foto 3

Foto 1 – 09/02/09

Long 300 mm, f/5.6, 1/2500 seg, iso 400 y con trípode.


A principios de 2009 decido cambiar a un modelo de cámara y ópticas superiores y mi obstinación tras el desastre de mi primera foto hace que vuelva a intentarlo con la Luna. Me fui a la azotea de mi casa, en una isla de cielo muy limpio, Fuerteventura, y comencé a probar con diferentes obturaciones y velocidades y, por supuesto, trípode, hasta que después de un buen rato conseguí atraparla (foto 1). Otro momento fascinante ligado al cielo, por fin y tras tres años de espera, había conseguido mi objetivo.

Foto 3


Foto 2 – 06/09

Long 300 mm, f/5.6, 1/1000 seg, iso 320 y con trípode.

La foto 2 la tomé la noche en que mi compañero de trabajo y amigo Carlos cumplía cincuenta años, quería regalarle algo especial y como no podía ser la Luna, pues su retrato entonces.

Foto 3

Foto 3 – 06/09

Long 300 mm, f/8, 1/100 seg, iso 400 y con trípode.

La foto 3 es de unos días después, la Luna tenía un color muy rojizo, pero no había calima porque si hubiese sido así no se habría podido observar con tanto detalle. La foto fue tomada anocheciendo, con la Luna quizá demasiado baja en el horizonte.

Al principio intentaba fotografiar la Luna con una velocidad de obturación lenta para captar su luz y, evidentemente se me quemaba, como bien decía David, y se me movía debido a que al estar más tiempo de exposición, el sensor es capaz de captar el movimiento terrestre. Luego aprendí que debía de hacer lo contrario, utilizar una velocidad más rápida. En general suelen aconsejar partir de ISO100, 1/125 y f8 pero depende de muchas circunstancias, es cuestión de paciencia e ir probando partiendo de esos parámetros.

De todas ellas, la que más me gusta es la foto 2, ya que se puede apreciar mucho mejor su relieve. Esta foto llegó a manos de Paco Laguna, amigo de mi tío Juan Luis y gran aficionado a la fotografía y astronomía que comentó que eran estupendas teniendo en cuenta que estaba disparando a sólo 300 mm de longitud focal y, amablemente me ofreció unos consejos que, con su permiso, quiero compartir con todo aquel/aquella principiante que no quiera esperar 3 años hasta obtener una foto digna de la Luna:

- La luna llena queda muy plana, no tiene sombras ni detalles, es mucho mejor fotografiarla en los cuartos que es cuando se producen sombras y todo coge volumen y profundidad. Esto se observa claramente al comparar las fotos 1 y 2.

- Tratar de disparar cuando la luna este alta en el cielo. Cuando la luna está baja o cerca del horizonte la luz tiene que atravesar toda la atmósfera con su turbulencia y esto provoca que la imagen se mueva y no salga nítida. Tampoco conviene fotografiar después de anochecer, cuanto más tarde mejor, pues el suelo ya ha disipado calor y, por tanto, hay menos turbulencia. Esto pasó también en la foto 3, se nota en que tiene menos nitidez.

- Cerrar el diafragma todo lo posible, mejorara el foco, o lo que es lo mismo, usar un número f lo más elevado posible. Yo lo intenté pero llegué sólo a f/5.6 en las fotos 1 y 2, y a f/8 en la foto 3, pero porque en esta última aún no había oscurecido del todo, aún así tuve que utilizar una velocidad más lenta pero perdió nitidez seguramente debido al movimiento terrestre.

Me han comentado que con mi equipo por ahora llego hasta aquí, pero mi objetivo está cumplido, ya tengo la Luna.

Esperanza Campo Martín

Etiquetas:
Categorias: Divulgación, General