Quo vadis, Ciencia?

No podemos decir que lo peor se ha materializado, porque no creo que nadie dentro del sistema español de I+D+i llegara a pensar que los nuevos presupuestos generales de estado incluirían… ¡reducciones del 25% para Ciencia!, y de más del 30 para Fomento y Coordinación de la Investigación Científica y Tecnica, que incluye el Plan Nacional de I+D+i (en donde se financia la mayor parte de la ciencia básica). No es lo peor, es una pesadilla.

Varios diarios de ámbito nacional se hacen eco de la noticia, en sus distintas versiones. No puedo entenderlo. Cuando nuestros socios (y competidores) en la UE invierten en Ciencia y Tecnología, nosotros nos obcecamos en modelos económicos desfasados, en riqueza instantanea (y nada peor que el juego y todo lo que conlleva).

No entiendo en qué se gastan el dinero de mis impuestos, de todos nosotros (como no lo he entendido en los últimos 20 años, durante esta orgía del ladrillo que parece ser que se quiere retomar).  Comprendo que la situación económica española es complicada (en buena medida, fruto de esa conducta negligente por diferentes agentes sociales, gobiernos y ciudadanos entre ellos), pero si hay que hacer recortes, que sean con inteligencia, con razones poderosas. Y sin demagogias o inconsistencias  (pues así me lo parece el descenso  del presupuesto de la Agencia Tributaria cuando se va a realizar una amnistía fiscal, o cuando se aumenta el presupuesto del Consejo Superior de Deportes, cuando en los últimos cuatro años se ha reducido en más de un 30% el del Consejo Superior de Investigaciones Científicas).

Espero que en algún momento durante la tramitación en el Congreso esta barbaridad cambie. Que como en la película del título, se rectifique esta huida hacia adelante que no conduce a ninguna parte, salvo al suicidio como sociedad moderna.

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] sí, pero para todos. Y si que hay que recortar, recordemos que sí hay prioridades, que hay que empezar por mejorar la eficiencia, y que los problemas de la sociedad española no [...]

(requerido)

(requerido)


*