El rey (de los observatorios espaciales) ha muerto, que viva el rey

Hoy, a las 14:49:23, se ha agotado el helio líquido que refrigeraba el observatorio espacial Herschel. La temperatura de los detectores infrarrojos ha comenzado a subir y se ha quedado ciego. De hecho, el observatorio ha muerto y la misión científica, una de las más exitosas de la Agencia Espacial Europea, termina. El certificado de defunción se encuentra aquí.

Durante estos últimos años, desde que fue lanzado junto a su gemelo Planck, este observatorio ha sido uno de los pilares de la ESA y ha recopilado una ingente cantidad de datos, que ahora se encuentra almacenada para su libre uso por científicos y cualquier persona curiosa. Es el momento de las bases de datos, que toman el hueco del observatorio.

El rey ha muerto, ¡qué viva el rey!

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Seu blog é excelente amigo. Muito conteudo interessante.

(requerido)

(requerido)


*