Archivo de abril 22nd, 2014

Miguel de Cervantes, Galileo Galilei y Simon Marius: sobre el nombre de los satélites de Júpiter

 

Con la publicación de “Sidereus Nuncius”, el mensajero sideral, en marzo de 1610, Galileo Galilei inició una verdadera revolución no solo astronómica, sino del pensamiento, al presentar sólidas evidencias que rompían interpretaciones del mundo asentadas desde hacía siglos. En esta obra nos presenta Galileo una Luna irregular e imperfecta, identifica gran cantidad de estrellas nuevas más débiles que las que se ven a simple vista y revela la naturaleza compleja de la Vía Láctea, y descubre cuatro cuerpos que orbitan alrededor de Júpiter, desbaratando la cosmología tolemaica de una manera devastadora. En sucesivas cartas continua su demolición de la visión estática aceptada por la ortodoxia aristotélica: observa las fases de Venus y los anillos de Saturno, sin llegar a identificarlos como tal (“Discorso intorno alle cose che stanno in su l’ acqua”, Florencia 1612); e interpreta correctamente que las manchas solares son máculas en su superficie (“Delle macchie del sole”, fechada el 1 de septiembre de 1612 pero publicada al año siguiente). En estos y en otros de sus descubrimientos, Galileo estuvo sumergido en grandes polémicas, que estuvieron cerca de costarle la vida al enfrentarse con la Inquisición (censurado en 1616 y condenado en 1633). Una de estas disputas, circunscrita al ámbito académico, y no resuelta hasta el siglo XX, involucró al astrónomo alemán Simon Marius (versión latinizada del nombre alemán Simon Mayr o Mayer), quien reclamó el co-descubrimiento de los satélites jovianos y que fue atacado de manera demoledora por Galileo debido a ello. El supuesto plagio, aceptado durante 300 años, se desmontó hace décadas, aunque todavía se pueden encontrar citas al mismo en diferentes texto. Veamos la secuencia de eventos:

(más…)

Etiquetas: