Los derechos humanos también son cultura: in memoriam Pedro Zerolo

La civilización, verdaderamente, es un frágil construcción, como es la cultura. Sin embargo, hay multitud de personas que la apuntalan cada día, con su esfuerzo cotidiano. Algunos de manera anónima, otros más expuestos. Ayer se nos marchó alguien cuya vida estuvo dedicada a la defensa de los derechos civiles, derechos que todos disfrutamos. Sirva este breve texto como homenaje a Pedro Zerolo.

Sí, la barbarie, y lo vemos ahora con demasiada frecuencia, está siempre a las puertas. Son estos centinelas los que defienden las murallas frente a las agresiones. No he podido evitar pensar en el discurso del político ateniense Pericles dedicado a los caídos de sus ciudad. Sus ideales siguen siendo actuales. Así que aquí van unos extractos, que se aplican perfectamente a alguien quien, como Pedro, ha dado tanto a la res publica:

… Tenemos un régimen político que no se propone como modelo las leyes de los vecinos, sino que más bien es él modelo para otros. Y su nombre, como las cosas dependen no de una minoría, sino de la mayoría, es Democracia. A todo el mundo asiste, de acuerdo con nuestras leyes, la igualdad de derechos en los conflictos privados, mientras que para los honores, si se hace distinción en algún campo, no es la pertenencia a una categoría, sino el mérito lo que hace acceder a ellos; a la inversa, la pobreza no tiene como efecto que un hombre, siendo capaz de rendir servicio al Estado, se vea impedido de hacerlo por la oscuridad de su condición. Gobernamos liberalmente lo relativo a la comunidad, y respecto a la suspicacia recíproca referente a las cuestiones de cada día, ni sentimos envidia del vecino si hace algo por placer, ni añadimos nuevas molestias, que aun no siendo penosas son lamentables de ver. Y al tratar los asuntos privados sin molestarnos, tampoco transgredimos los asuntos públicos…

… brindaron su más bello tributo: dieron, en efecto, su vida por la comunidad, cosechando en particular una alabanza imperecedera y la más célebre tumba: no sólo el lugar en que yacen, sino aquella otra en la que por siempre les sobrevive su gloria en cualquier ocasión que se presente, de dicho o de hecho. Porque de los hombres ilustres tumba es la tierra toda, y no sólo la señala una inscripción sepulcral en su ciudad, sino que incluso en los países extraños pervive el recuerdo que, aun no escrito, está grabado en el alma de cada uno más que en algo material. Imiten ahora a ellos, y considerando que su libertad es su felicidad y su valor su libertad…” Discurso fúnebre de Pericles, “Historia de la Guerra del Peloponeso”, Tucídides.

Si, ellos son parte de esa defensa de los derechos de todos. Ayer perdimos a uno de sus sillares más sólidos. Nos queda el consuelo de su amistad y de sus hechos.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Muy bueno el artículo pequeño pero lúcido estratégias de aprovação funciona

é por isso que sempre vale a pena acompanhar os conteúdos deste site, sempre são matérias muito bem explicadas e claras, parabéns.

Hi. Very nice thank you so much

here you can read more about it MOI QAter

here you can check all the information about iqama
https://www.iqama-expiry.com/

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..