Cuando los insecticidas fallan, la música habla

Blázquez García, Irene

Limpo Torrente, Nuria

“Cuando las palabras fallan, la música habla.” – Hans Christian Andersen

 

Aunque en los últimos años se han conseguido grandes avances en el control de enfermedades transmitidas por los mosquitos de la especie Aedes (Zika, chikungunya y dengue), siguen siendo un problema serio de salud pública mundial. Las aproximaciones tomadas para prevenir o reducir la incidencia de este tipo de enfermedades consisten, principalmente, en la utilización de insecticidas que, históricamente, han resultado útiles, pero en las últimas décadas no se han descrito grandes éxitos en este terreno: el incremento de resistencias, la pérdida de biodiversidad, efectos adversos en la salud animal y humana o el alto impacto medioambiental que poseen estos compuestos ponen de manifiesto la necesidad de desarrollar nuevas estrategias de prevención.

Figura 1. Etapas de comportamiento en el proceso de apareamiento de Ae. aegypti [2].

 

Para conseguir una prevención efectiva debe conocerse el proceso por el cual se produce la transmisión del patógeno que, en este caso, es durante la absorción de sangre por los mosquitos hembra. En este tipo de mosquitos, el virus también se transfiere en el apareamiento. Este apareamiento requiere un determinado ritual de comportamiento (figura 1) en el que el vuelo es un componente esencial. Los machos y las hembras producen sonidos a través del aleteo que generan vibraciones. Para conseguir un apareamiento exitoso, el macho debe armonizar su tono de vuelo con el de su pareja utilizando su sensibilidad auditiva. Por ello, se pretende examinar si la música interfiere sobre la actividad de búsqueda de alimento, de absorción de sangre (picadura) y en el éxito de apareamiento del vector del dengue, Aedes aegypti [1].

En esta investigación se utilizó una cepa de Ae. aegypti establecida en 2017 en la Universidad Sarawak de Malasia. Se colocaron flotando muestras de huevos sobre agua de grifo durante 24 horas dando lugar a larvas que fueron criadas durante el periodo larvario. En la etapa de pupa se separaron individualmente los organismos en tubos distintos y una vez en estadio adulto se determinó el sexo de cada caso. De esta manera, se dispusieron en diferentes cajas los individuos vírgenes machos (Virgin Males, VMs) y hembras (Virgin Females, VFs).

Figura 2. Archivo de audio de la canción Scary Monsters And Nice Spirit empleado en el estudio.

 

Como música a utilizar en el estudio se seleccionó el género de la electrónica con la canción Scary Monsters And Nice Spirit de Skrillex ya que se caracteriza por una base ruidosa, visible en el perfil de audio (figura 2), con una fuerte vibración/presión de sonido y constantes elevaciones de tono (factores considerados como contribuyentes en la producción de ruido).

Todos los ensayos se realizaron en una caja (figura 3) en la que se alojó un hámster como hospedador, retenido por una malla metálica. El altavoz se posicionó en la proximidad de la caja, pero sin llegar a tocarla, de manera que el sonido fuese apreciable evitando cualquier posible efecto de vibración no deseado sobre la caja. Todas las observaciones duraron 10 minutos y se hicieron en condiciones controladas (26-28 °C, 75-85% de humedad relativa y relación 14:10 luz:oscuridad de fotoperiodo). De esta manera, se introdujeron 10 VFs que no habían sido alimentadas durante 12 horas y 1 VM en la caja con el hámster retenido y la música encendida (ON). Se recogieron los tiempos en los que las VFs tardaban en realizar una primera visita al hospedador (hámster) y en intentar alimentarse (picar al hámster), el número de visitas, el número de veces que se alimentaban y el número de cópulas en 10 minutos. Para el grupo control se sigue el mismo procedimiento, pero sin poner la música (OFF).

 

Figura 3. Esquema de los ensayos realizados para determinar si la música influye en el comportamiento de Ae. aegypti.

 

En general, se pudieron observar variaciones en las distintas respuestas de los mosquitos hembra de Ae. aegypti en presencia de un huésped y un estímulo musical. En todas ellas siempre se observaba una respuesta más negativa (figura 4) para el mosquito en presencia de música en comparación de aquellas respuestas que se obtenían sin reproducir la música.

Figura 4. Resultados obtenidos de A. Tiempo medio del mosquito en realizar su primera visita, B. Tiempo medio para llevar a cabo el primer intento de picadura, C. Número medio de visitas que realiza el mosquito, D. Número medio de veces que el mosquito se alimenta del hospedador.

 

A pesar de ser el primer estudio que se realiza sobre el impacto de la música en el vector del dengue, se ha obtenido información concluyente. Se ha podido determinar que el uso de la canción de electrónica de Skrillex cerca de un hospedador de sangre caliente es capaz de retrasar el ataque, reducir la alimentación e interrumpir la copulación de Ae. aegypti. ¿Por qué utilizar música y ese género musical en concreto como elemento disuasorio del mosquito vector del dengue? El ruido ha sido ya asociado anteriormente como un posible causante de efectos perjudiciales en el conjunto de actividades que llevan a cabo los insectos para alimentarse. Por ejemplo, la exposición de unas mariquitas a canciones de rock como ‘’Back in Black’’ de AC/DC junto con distintos sonidos urbanos ha sido causante de una reducción de su alimentación. Esto se vio porque como resultado, se produjo un aumento de la población de pulgones, presa común de las mariquitas. Se sugirió entonces que las vibraciones sonoras que provenían de los altavoces en los que se reproducía la música ‘’golpeaban’’ a las mariquitas provocando una disminución de sus actividades depredadoras. Este tipo de comportamiento de cierta pérdida en la habilidad de alimentarse de los insectos ha sido observado también en otros animales en presencia de ruido. Los resultados del presente estudio llevaron a proponer que las vibraciones sonoras y los continuos tonos ascendentes de la canción inducían un estrés y miedo que generaba un estado quiescente del insecto provocando todas las respuestas anteriormente mostradas. Desde un punto de vista epidemiológico, un retraso en el ataque al huésped por parte del mosquito hembra se traduce en una alimentación fallida, una absorción de sangre prácticamente inexistente y por tanto una disminución en la probabilidad de transferir o captar el virus. Así también, atendiendo a los resultados de este estudio, este ruido va a ser responsable de interrumpir el ritual de apareamiento que realizan los mosquitos para copular. La falta de actividad sexual en Ae. aegypti es explicada por la interferencia de las frecuencias de la música electrónica en los intentos de sincronización del vuelo.

Se concluye entonces que la música electrónica puede actuar tanto como un inhibidor del ataque del mosquito como un agente disruptivo de apareamiento. Estas propiedades sugieren a este género musical como una posible estrategia para el control de mosquitos como vectores de enfermedades y abre la puerta al análisis de la aplicación de frecuencias imperceptibles para el oído humano que frenen la actividad de estos insectos.

 

  • Bibliografía
  1. Dieng, H., The, C. C., Satho, T., Miake, F., Wydiamala, E., Kassim, N. F. A., … & Morales, N. P. (2019). The electronic song “Scary Monsters and Nice Sprites” reduces host attack and mating success in the dengue vector Aedes aegypti. Acta tropica, 194, 93-99.
  2. Aldersley, A., & Cator, L. J. (2019). Female resistance and harmonic convergence influence male mating success in Aedes aegypti. Scientific reports, 9(1), 1-12.
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..