Un Nobel para la interferencia génica…

Hace tres años solicité un proyecto para investigar la elaboración de ARN interferente dirigido contra el virus de la Hepatitis C. Fue rechazado. ¡Lástima! Unos años antes se había desarrollado esta técnica en el gusano nematodo C. elegans y ahora, 2006, se concede el merecido Premio Nobel por estos y otros estudios

 

Los norteamericanos Andrew Fire y Craig Mello acaban de compartir el Nobel en Fisiología-Medicina por sus sorprendentes resultados cuando intentaban introducir ARN mensajeros que codificaban proteínas de músculo en Caenorhabditis elegans.

Vieron, curiosamente, que con ARN de cadena simple, con “sentido” o “antisentido” no obtenían resultados relevantes, pero cuando se facilitaba la formación de ARN de doble cadena… Voilà, se conseguía suprimir (interferir) la característica genética estudiada.

C. elegans

Por supuesto, no voy a describir el mecanismo del ARN interferente, con sus complejos DICER Y RISC, pero sí repetir la importancia del descubrimiento: además de poder explicar la función de cientos de genes que, hasta la fecha, engrosaban la famosa zona “basura” de nuestro genoma y que ahora podrían estar completamente implicados con el desarrollo y diferenciación de los seres vivos (ahora que estamos en plena era de la Epigenética y su poder de ”mediación” entre el medio ambiente y el genoma…), estos ARN interferente, tal y como se vio inicialmente en plantas, podrían jugar un papel fundamental en la defensa contra ciertas infecciones víricas (con permiso del mecanismo establecido del IFN) y tumores.

Además de las posibilidades en investigación básica (aunque me denegaran el interesante proyecto solicitado) mediante la posibilidad de silenciar “a la carta” los genes deseados, a mil años luz del efecto conseguido hasta hace poco con los ARN antisentido, esta nueva herramienta abre, como se ha sugerido, una nueva puerta terapéutica, lógicamente en un futuro todavía por determinar, hacia infecciones o procesos tumorigénicos.

Estoy convencido, como la Academia sueca y Fundación Nobel, de las virtudes y posibilidades de esta técnica en investigación básica y aplicada. Ahora, como siempre, solo hace falta un mejor empujoncito presupuestario para que no solo… Investiguen ellos…

JAL (CBM-UAM)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*