Una cañita, por favor…

“Una cañita, por favor…” esta frase que con tanta frecuencia oímos en los bares de nuestro barrio, aparte de servirnos para refrescarnos y saciar nuestra sed, resulta que nos aporta una serie de beneficios de los que mucha gente no es consciente…

 

 

Y es que la cerveza, según estudios recientes posee unas propiedades antioxidantes destacadas que favorecen el retraso del envejecimiento celular y disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además su consumo moderado mejora el perfil lipídico plasmático, ya que aumenta los niveles de colesterol HDL y no modifica los triglicéridos. Potencia la inmunocompetencia, tanto a nivel inespecífico (capacidad oxidativa leucocitaria) como específico (inmunidad humoral (IgG y IgA) y celular (subpoblaciones de linfocitos T)).

 

Diversas investigaciones sugieren que la aportación calórica de la cerveza es muy inferior al de otras bebidas alcohólicas y ligeramente inferior a la de refrescos, por lo que un consumo moderado de esta bebida supondría un porcentaje bajo de las calorías totales de la dieta. En la bibliografía el consumo moderado se fija en 10-12 g de alcohol/día las mujeres, y 20-24 g los hombres, lo que correspondería a una lata de 33mL las mujeres y dos latas los hombres. Esta diferencia entre sexos se debe a la mayor susceptibilidad de las mujeres para metabolizar el alcohol.

 

Lo que aún está por determinar es cómo influye el consumo moderado de cerveza en la composición corporal. Cómo influye el consumo de esta bebida en la estructura de nuestro cuerpo.

 

Y es que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas junto con el CEU están haciendo un estudio sobre la relación entre el consumo moderado de cerveza y la composición corporal, y busca voluntarios que quieran participar. En el estudio se utilizará una máquina que se denomina BOD-POD, y que solo hay 4 en España, y es extremadamente precisa para el análisis de la estructura del cuerpo, dando una información valiosa.

 Si estás interesado en formar parte del estudio, y así saber cómo te afecta a ti, de manera personalizada el consumo de esta bebida, puedes pedir información en la siguiente dirección: mailto:amveses@if.csic.es

  

Ana Mª Veses

Lcda en Biología y Bioquímica

Insto del Frio (CSIC)

Madrid

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

es la mejor noticia que he recibido en años…. desde hoy solo tomare cervecita……

Y no olvidemos su contenido en vitaminas y otros antioxidantes. Incluso mayor contenido en vitamina B1 que la mayoría de las bebidas "bioactivas" que venden por ahí:
http://dx.doi.org/10.1016/j.chroma.2008.02.054 Journal of Chromatography A Volume 1188, Issue 2, 25 April 2008, Pages 234-241

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*