La cultura científica que nos merecemos…

Soy director de una Unidad de Cultura Científica; investigador y profesor universitario. Me apasionan, divierten y ayudan a formarme, a partes iguales, como persona y divulgador, todos y cada uno de los proyectos tendentes a construir esos puentes necesarios entre los productores de ciencia y la sociedad. ¿Son conscientes nuestras Administraciones de esta vital necesidad social?

A juzgar por la experiencia que, a título personal –cada uno que se responsabilice de sus actos y que informe según vea los toros- estoy teniendo (sufriendo), tengo mis dudas de si aquello que irónicamente manifestara Unamuno, “que investiguen ellos”, y que yo extendería con “que divulguen ellos”, no se lo están tomando demasiado al pie de la letra… en la FECYT.

 

Si nos parecía que habíamos tocado fondo con la sorpresiva cancelación de la internacional Feria de la CienciaMadrid es Ciencia 2009-, con una incomprensible justificación presupuestaria, la forma de proceder de la FECYT tras, como he indicado anteriormente, el esperanzador año de la Ciencia, 2007, deja serias dudas de la sensibilidad de esta institución oficial con la divulgación científica.

 

Mientras que la Comunidad de Madrid ha apostado por establecer convenios directos, justificados y con el correspondiente seguimiento de gastos y actividades con cada una de las universidades madrileñas, sin exigirnos batirnos a muerte entre nosotros por un trozo de pastel presupuestario, desde la FECYT, las convocatorias de ayudas al fomento de la cultura científica son claramente insuficientes (en torno a los 4 millones, según afirman, para una necesidad próxima a los 40) para todas las interesantes propuestas de universidades o centros públicos y privados, entre otros muchos solicitantes. Claramente, la bolsa que se nos pone sobre la mesa es insuficiente, nos obliga a los centros a “luchar” entre nosotros, en vez de ser evaluados directamente por nuestras propuestas, su pertinencia e innovación, de forma individual.

 

Además, claramente, la evaluación de dichas propuestas de actividades se me antojan arbitrarias, poco objetivas y sujetas a leyes no descritas en la convocatoria y que, después, permanecen ocultas a los ojos del Investigador Principal que propone la actividad y que ve que sus recursos y alegaciones a una más que probable denegación inicial no es, en absoluto, contestada, aclarada y justificada…

 

Actividades que un año serán rechazadas, sin criterio, al año siguiente (y hablo, lógicamente, con conocimiento de causa: varios años de causas…), proponiendo el mismo proyecto, será elogiado por lo que, precisamente, fue rechazado la convocatoria anterior pero, ahora, surgirá otro motivo, inexistente un año antes, por el cual será rechazado. Así de sencillo, así de injusto, así de impotencia para los equipos que trabajan para proponer propuestas que abunden en la calidad de la información científica y técnica de los ciudadanos. De hecho, el hecho de que las bases de la convocatoria, y con esto terminaría, dejen claras las normas del concurso, la realidad posterior será que, probablemente, dichas normas no sirvan de referencia a la hora de que un proyecto sea rechazado o aceptado. ¿Criterios? El puramente subjetivo y dependiente completamente del ánimo del momento…

 

Si queremos dar imagen de un país serio, potenciar la investigación y su proyección social, no solo debemos ser honrados. Como la mujer del César, debemos parecerlo… No pierdo la esperanza. ¿Quién dijo aquello de… I had a dream…?

 

JAL (CBMSO-UAM)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

http://www.christianlouboutinboots.net/
la forma de proceder de la FECYT tras, como he indicado anteriormente, el esperanzador año de la Ciencia, 2007, deja serias dudas de la sensibilidad de esta institución oficial con la divulgación científica.

Vamos, qué este año no te han dado una ayuda ¿no? O mas bien ha sido que estabas apoltronado recibiendo tus ayuditas y te crees con derecho de seguir recibiéndola siempre?
Si se tienen 4 millones y se necesitan 40, entiendo que se vaya variando los destinatarios y los tipos de ayudas.
Qué por cierto, no sé de donde sacas que hacen falta 40 millones en todo el estado. ¿Conoces todas las iniciativas estatales públicas y privadas de divulgación? Eres un crack.
También comentas " debemos luchar entre nosotros, en vez de ser evaluados directamente por nuestras propuestas". ¿Os ponen en un ring u os piden datos de vuestras propuestas para ser evaluadas?
Años atrás participé en la evaluación de las ayudas de convocatorias de la FECYT. No tengo ningún otro tipo de relación con ellos. Y te aseguro que entonces se hacía con criterio y nada de obscurantismo

Por supuesto, totalmente de acuerdo contigo.
Mientras las autoridades y nosotros (los propios científicos) no nos demos cuenta de que el futuro de la ciencia española pasa por aumentar la cultura científica de los ciudadanos de este país, y se proporcionen los medios adecuados, seguiremos siendo un país de segunda fila a nivel científico.
Es necesario que en España haya científicos como JAL con esta dedicación tan grande a la tarea. Felicidades JAL y ánimo: como muchas veces has dicho, esto si es afición y una vez que te entra "el gusanillo", no se puede detener.
En mi blog "Los avances de la química y su impacto en la sociedad" hago una reflexión sobre el papel de los científicos en la cultura científica (http://weblogs.madrimasd.org/quimicaysociedad/).

Querido Agustín,
mi bola de cristal la dejo para los domingos. Para el resto de datos, me baso, como deberías hacer tú, en los informes que se envían. Puesto que has sido evaluador, como yo mismo, sabrás que a todos los participantes nos envían unas tablas con el dinero solicitado en cada apartado y el finalmente destinado a financiación real.
En cuanto a proyectos, en lo único que estoy apoltronado, y pagando con mi dinerito, es en este sillón sintético que me da mucho calor en verano y frío en invierno. Ya ves. Soy PDI, por lo que, como sabrás, tengo mi sueldito, el cual procuro ganármelo honradamente con mi intenso trabajo.

Por desgracia, y como apunta Bernardo, los que nos dedicamos a la divulgación científica, lo hacemos, no por apoltronarnos no sé dónde, sino por pasión, la misma que experimento al coordinar (siempre por amor al arte, nunca mejor dicho) este Blog.

Unos años he recibido ayudas, otros no. Como tú, me imagino. Si has leido correctamente el Post, cosa que no parece ser el caso, lo que critico no es ni al evaluador personal (como tu mismo o yo), cuya honradez no pongo en duda, sino al sistema.

A mi me consta que desde la evaluación del referee y la resolución final de las ayudas hay… otros pasos que nunca me quedan claros.
Considero que, el hecho de que tras las democráticas y legales alegaciones a una resolución PROVISIONAL, que la respuesta sea… "vale, estamos de acuerdo con lo que dice pero nos mantenemos en la decisión" es, cuando menos, poco concisa, no?

El hecho de que un año se critique (como único punto de desestimación de un proyecto) el mismo punto que al siguiente se señala como más destacado (prácticamente del mismo proyecto) es, cuando menos… descorazonador, no?

El hecho de que se deniegue una propuesta presentada por la UCM por "ser una universidad privada y tener sus propias vías de financiación" es, cuando menos, alucinante… no?

Si se crean unas 70 UCC se supone que han sido evaluadas y que, por lo tanto, han pasado los controles de "calidad" y presupuestarias. A partir de ahí, lo que procedería, como ocurre en los países con los que nos queremos comparar (Francia, Inglaterra o Alemania, donde he vivido 16 años) es que se debe seguir y evaluar las funciones desarrolladas por cada una de estas unidades, ver la excelencia de cada una de ellas, no partir de la base de que no hay presupuesto para todas y, por lo tanto, tiene que haber nominaciones, como en esos realities que por tu apuntes pugilístico parece que sigues.

Y puesto que solo has entrado al post, al parecer, para ofender y defender tu honorabilidad, dicho queda que en ningún momento ha sido puesta en tela de juicio.

Sobre lo demás, puesto que seguramente sabes cómo localizarme, podemos charlar tranquilamente, si lo estimas oportuno.
Un saludo.

Hola Agustín
En primer lugar pedirte disculpas por mi post. No sé cómo pude escribir con ese tono y menos decir que estabas apoltronado. De verdad, te pido disculpas.
Sólo puntualizar un par de temas:
1.-Que se soliciten 40 millones no significa que se necesiten 40 millones. ¿Cuantas de las solicitudes son realmente necesarias?
2.-Que un año se den unas razones para financiar y otros años esas mismas razones para no financiar, puede ser perfectamente por cambiar los criterios para que alcancen distintos tipos de iniciativas y así repartir mejor el pastel.
3.-Te doy totalmente la razón si cuando haces una alegación te dicen "estamos de acuerdo pero nos mantenemos en la decisión". Para eso que no se hagan alegaciones.

Por último disculparme una vez más, tendré que vigilar mejor lo que desayuno porque está claro que algo no me sentó bien. Lo siento.

Estimado JAL,
veo que la "frialdad de ánimo" que recomendaba Don Victor Gomez Pin hace unos días en las páginas de opinión de El País, en donde reflexionaba sobre el panorama de la educción y la ciencia en nuestro país, ha tenido un éxito desigual. El tono del comentario de Don Agustín Perez así parece evidenciarlo. A mí me deja boquiabierto.
Si se lee la definición de objetivos del FECYT y se mira la cruda realidad te invade el temor de que lo que se produce realmente es una hipertrofia de la retórica administrativa, una retórica barroca, manierista, arabesca, florida y muy a la española que más bien fomenta el autoengaño. Da la impresión de que esa proporción de uno a curenta que señalas no anda descaminada teniendo en cuenta las necesidades y si se comparan los porcentajes de PIBs europeos dedicados a ciencia y tecnología. Eso referido a las inversiones del Estado, que las privadas son infinitamente peor, más rácanas e infames en España que en los paises de referencia. Porque lo que decía Gabilondo anteayer es inapelable: si las convicciones no se plasman en los Presupuestos se quedan en cháchara. Las ideologías para la farándula.
Un saludo cordial

Hola, Agustín.
Te agradezco tu nuevo comentario. Es cierto que estos temas, en época de crisis, despiertan pasiones, a favor y en contra. Eso está bien, al fin y al cabo, es un ámbito nuevo en nuestro país…
Un saludo muy cordial y a esperar que el tijeretazo que de una forma u otra amenaza la investigación en 2010… nos permita seguir en la brecha en ciencia y difusión. Por supuesto, no dejo de darle todos los votos de confianza que sean necesarios a la FECYT. Me consta que se están produciendo reestructuraciones que prometen…
Un saludo también para ti, querido Francisco.
JAL

Hola José Antonio,

unas breves palabras de solidaridad. Para añadir algo más, tan solo hacer notar que la llamativa falta de correlación entre los totales que se solicitan y el presupuesto del que se dispone, hace que sea más fácil que te toque la lotería que el que te den una ayuda de estas.

A mí también me llevaron hace años para que opinase sobre una veintena de proyectos, de lo más dispar, pues en el mismo cajón se incluían subvenciones a productoras de television y propuestas de divulgadores individuales. Y eso sí, se nos advirtió que casi como que daba igual lo que dijésemos, porque por pura probabilidadd, lo más seguro era que ninguna de las propuestas que evaluábamos viviese hasta el final del proceso, ya que el total de solicitudes era "un montón". Por respeto a las personas, que probablemente tampoco tenían ell@s la culpa, seguí con la evaluación y no me marché.

¿Tiene esto solución? Posiblemente no, porque si algo caracteriza nuestro sistema de I+D+i es que, además de improvisado y escaso de criterios, carece de continuidad. Eso sí, cada día tiene más letras, ahora también "letras de crédito"…

Un saludo

Miguel

Desorganizacion es sinonimo de despilfarro y cobertura es sinonimo de inmovilismo.
Si yo plantease el que el Gobierno debiera echar el cierre a todo tipo de ayudas mientras no se pusiera orden en esta santa casa de la Ciencia, de la investigacion, de la innovacion y de otros nombres,
o si yo planteara libertad responsable a la hora de captar ayudas, sin trabas de ningun tipo ni cuantía, seguramente oiria de todo.

…pero de entre todo lo que se me dijera, podrian extraerse ideas aprovechables.

Adelante.! Para eso estamos.!

Gracias, Miguel, por tu comentario, enormemente valioso por mi convencimiento de que, al igual que el que escribe, eres un enamorado de la divulgación científica, además de un científico enormemente activo.
De alguna forma, es lo que quería comentarle a Agustín quien también ha pasado por la fase de evaluador…
Quién puso de moda aquello de… Yes, we can!
Pues eso…
Un abrazo.

Sr. investigador privado,
es usted un pillín. Supongamos que el Gobierno-mejor dicho, el Estado-echara el cierre a todas las instituciones públicas que sostienen la educación y la ciencia en nuestro país ¿Qué quedaría? La Iglesia Católica. En este país casi la totalidad de las llamadas universidades privadas son la Iglesia Católica; o nacionalistas de reciente creación. ¿Donde están los equivalentes a la Universidad de Stanford o Chicago? Ocurre igual con el trabajo y la crisis. La única entidad que responde con iniciativas reales es el Gobierno-o sea el Estado. La iniciativa privada, es decir, los institutos de crédito y los empresarios, está desaparecida en una sociedad que se llena la boca con soflamas sobre la economía libre de mercado. De manera que puede usted ahorrarse sofismas como el de que "cobertura es sinónimo de despilfarro". El 80% del presupuesto de la Sociedad Max Plank lo financia el Estado alemán y eso no impide que sea la instutición más galardonada con el Nobel. Eso sí, su logo no es un crucifijo, sino la efigie de Minerva con su lechuza insomne. ¿Y el lema de la Stanford Uni? "Die Luft der Freiheit weht". Es decir: Reforma+Ilustración. Viento desconocido en la España escolástica.

Hola Francisco:
Creo que no, aunque estamos llamados a entendernos.
Ni la ciencia, ni la investifacion, llevadas sin orden ni concierto nos libran de la Iglesia con la que ya "toparon" D. quijote y su escudero Sancho" . Mas bien todo lo contrario, si es que existe alguna relacion entre desorden y Estado, o entre el orden y la Iglesia que, personalmente, no termino de ver, aunque tú la veas tan clara.
Las "investigaciones" desenfocadas en el tiempo, en la dimension, las no aplicables y por tanto de dudosa rentabilidad, pueden no ser otra cosa que un despilfarro detractor de medios para otras mejor enfocadas, mejor encuadradas y rentables.
¿De acuerdo?
Eso es lo que he dicho.
Pero tambien he dicho, mirando a la otra orilla, que el pretender desde el Gobierno poner barreras al campo nos lleva a donde puede llevarnos el inmovilismo. No se trata de "no dar por si me engañan" sino de impedir que le engañen despues de haber dado.
¿De acuerdo?
Tambien eso es lo que he dicho.
Y otra cuestion. Estamos oyendo con demasiada frecuencia que en nuestro pais se desprecia la ciencia.
Fuera vendas de los ojos. Toda esta gente no es tonta. Sencillamente duda de unos cuantos cientos de "cientificos" y si es así, no le faltará razon para ello.
¿De acuerdo?
Pues esto todavia no lo habia dicho.

Por ultimo, amigo Francisco, si a una pulga tú, el Gobierno o el Estado, le cortaseis las patas y le pidierais de un grito que saltara, comprobariais que se habia quedado sorda y que esa amputacion a las pulgas excitaba a los gatos, al comprobar el salto que dio el felino, que dormitaba, ajeno a todo, a vuestro lado.
¿A que no estás de acuerdo?
Ya lo suponia, porque, segun tú, soy muy pillin.

Hola señor investigador privado,
admito que lo de privado en investigación me produce repelús, evoca a Juan Palomo. Para mi gusto dice usted demasiadas cosas y damasiado rápido. Usted fabrica unas preguntas a la medida de unas respuestas que ya tiene preparadas. Francamente no sé de qué habla, no entiendo en qué funda su dictamen de "despilfarro detractor" ni de poner "puertas al campo" (usted dice barreras) por parte del Gobierno. ¿Podría concretar algo más?
Parece ser que usted divide a los científicos españoles (uy, perdón,del Estado español) en dos categorías: los que vegetan en el seno de las instituciones públicas tipo Universidades Públicas, CSIC y demás, "unos cuantos cientos de científicos" despilfarradores, desorganizados, inmobilistas, desenfocados, anacrónicos, desproporcionados, chalados y caros (la santa casa de la Ciencia) y los que no están ahí, o sea, "toda esa gente que no es tonta y que duda" (¿de la eficacia de la ciencia oficial?) y que parece tener la solución al déficit histórico en producción científica que nos caracteriza.
Usted lo que dice es lo que acabo de transcribir, ademas de un par de cosillas y de traslucir cierto rencor.
La historia de la ciencia en nuestro país está escrita, no vamos a descubrir nada nuevo. Pero resulta curioso que cuando se realizan los esfuerzos mas honestos para superar las tradicionales taras de endogamia y escolasticismo atribuido a la universidad española y adaptarla a modelos anglosajónes, sean los viejos beneficiarios de ese status los que con más furia claman contra los esfuerzos del Gobierno y del propio estamento científico.
Otra cosa son las dificultades originadas por la coyuntura económica, que obligan al Gobierno a barajar.
Siento decepcionarle pero tengo que advertirle que yo no soy científico y por tanto no soy la persona más indicada para discutir con usted de estos asuntos. Soy un jubilado que entretiene su tiempo fisgando en este foro…y quizá metiendo la nariz donde no debe, esto tambien es cierto. Un saludo.

Vaya por Dios! Francisco.
No te pongas asi.
No es por ahi por donde yo queria ir.
,,,y a fin de cuentas no ser Cientifico, tal como el Gobierno ha puesto las cosas, no es como para lamentarlo.
Es una suerte poder evitarlo…. y encima jubilado.
!Que más quisieramos los demas que poder jubilarnos cobrando la pension!
¿Crees que el camino para que los demas podamos jubilarnos es el que nos estan forzando a tomar?

Le aseguro que no es envidiable estar jubilado. Es, como decía Camus, "una tregua melancólica". Lo de la pensión lo escribe usted. Para mí lo envidiable sería tener veinte años y una vida por delante, aún siendo pobre, y campos casi ilimitados de la ciencia abiertos por todas partes para investigar; impregnarse de vardad, de conocimiento, de aventura de futuro. Menudo investigador está usted hecho, público o privado, que tiene como anhelo poder jubilarse cobrando la pensioncita.
Y aquí lo dejo, que usted lo pase bien

Pero bueno, Francisco.
¿De qué mundo vienes o en qué mundo estas?
Se puede ser cientifico, educador, profesor de universidad estatal, nacionalista o catolica y no por eso, ha de ser delito, impropio de esas gentes cultas, pensar en poder cobrar una "pensioncita" cuando te jubiles. ¿no te parece?

Francisco, o te has y sigues forrado a base de no ser cientifico, que sería la condicion necesaria, o te pasas un par de pueblos al pedirnos a los demas que, ademas de cientificos, seamos héroes y martires, desprendidos hasta el limite que pretendes, esclavos al servicio de quienes vayan a beneficiarse de nuestro esfuerzo.
Los cientificos que tu seleccionases no serian capaces de hacer ni la O con un canuto.

¡Que pena que no hayas sido cientifico, como dices!…, habrias aprendido alguna cosa mas aparte de las que ansiabas saber.
No pretendemos una pension como la de un presidente de banco que se retire a los 56 años despues de esforzarse durante diez.
Pedimos al Gobierno, los medios adecuados distribuidos con criterios responsables, haciendonos ademas garantes de los resultados que aun y asi todo se nos niegan , para proseguir nuestro trabajo.
Trabajamos para la sociedad. ¿Te enteras?
No trabajamos para el Gobierno y de ahi emana nuestro derecho a reivindicar su apoyo ya que se trata de una necesidad social como cualquiera de las demas que dice sentirse obligado a apoyar.

Seguramente, en la actual situacion y pensando en el futuro, es mas peligroso reducir las ayudas a la investigacion en un 15%, como se ha hecho, que subir esa misma cantidad a los perceptores de pensiones y subsidios, lo que a juicio de cualquiera sería un desproposito.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*