Bacterias y ambiente…

Tal y como suelo explicar en mis clases de microbiología, hasta un billón (millón de millones) de bacterias por gramo de heces pueden convivir con nosotros, ¡y sin estar enfermos!… Perdonad que empiece de esta forma tan… escatológica, pero tiene mucho que ver con el tema del que quiero hablarles hoy…

Las bacterias que conviven con nosotros, también podrían hacerlo en otros ambientes diferentes. Por ejemplo, hay bacterias de la flora vaginal humana que, curiosamente, en otras condiciones podrían incluso participar en la elaboración del yogurt  ¿cómo logran las bacterias adaptarse a los cambios ambientales?

 

Un reciente trabajo publicado en Science, dirigido por Matthew Waldor y con la colaboración de los científicos españoles Felipe Cava y Miguel Ángel de Pedro, podría contribuir a la elaboración de nuevos antibacterianos.

 

Trabajando con la bacteria Vibrio cholerae (el agente del cólera en humanos), observaron que estos organismos podían modificar intensamente su metabolismo ante carencias nutricionales, produciendo un tipo de aminoácidos denominados D-aminoácidos. Además, y aquí está la novedad, los cambios en unas bacterias inducían los mismos cambios en las bacterias vecinas, respondiendo, por lo tanto, igual ante el estímulo. Toda la población se adaptaba por igual al nuevo ambiente.

 

Estudiando los mecanismos que hacen que las bacterias modifiquen su metabolismo -estudiando estos procesos de comunicación entre bacterias-, se podrán obtener nuevos compuestos con característica microbicida, por poner un ejemplo que seguro que despierta curiosidad…

 

La vida bacteriana es fascinante. Llevan campando a sus anchas por la Tierra varios miles de millones de años y no dejan de aportarnos nuevas sorpresas. Por cierto y como también le comento a mis alumnos, si tenemos en cuenta que en nuestro organismo hay más bacterias que células… ¿No te has preguntado alguna vez si, en realidad, no seremos simplemente una supercolonia bacteriana… con patas? Ahí lo dejo…

JAL (CBMSO-UAM)

Este Post cuenta con una versión en audio (pincha en “enviar comentario” y en “escuchar”)

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*