Archivo de marzo, 2014

Biología sintética. Cromosoma a la carta…

No quiero engañarles. No se trata de una tecnología conceptualmente novedosa. La síntesis química de un nuevo cromosoma de levadura es una consecuencia, tremendamente importante, pero consecuencia, del desarrollo de la biología sintética en virus y bacterias que ya habían sido descritas a lo largo de la última década… pero esta vez, la proeza se acerca mucho a nosotros…


Alimentos mejorados: naranjas más saludables y un pan para todos…

Tal y como “amenacé” la semana pasada, se han producido varios avances en la mejora de los alimentos que merecen la pena comentar a continuación…







Dos historias con virus: Nuevos tratamientos contra la hepatitis C y el nuevo virus gordo gordo…

En las últimas semanas, hitos científicos como la posible producción energética rentable mediante fusión –no fisión- nuclear, la elaboración de naranjas más saludables o, ya puestos, de un pan apto para intolerantes al gluten, han saltado a los medios… Ya me iré encargando de su divulgación… Ahora, y hablando de meter las manos en harina, “panadero, a tus panes”: resumiré dos noticias que, sobre virología, mi campo de investigación, me han llamado la atención –aun sabiendo que no están todas las que son-: avances decididos sobre los últimos antivirales contra el HCV y la caracterización de un gigante entre los Giruses -gíruses si los castellanizamos-, precisamente virus gigantes…







Metabolismo energético y muerte de neuronas

La mitocondria desempeña funciones esenciales para la fisiología de la célula entre las que destacan su actividad metabólica y bioenergética, así como la de ejecución de la muerte celular, entre otras muchas…







Se avinagran las células madre estresadas

Mucho me parece que ha tardado. Hace un par de semanas comentamos el extraordinario descubrimiento de un grupo de japoneses al observar cómo incubando células adultas de ratón en un medio ligeramente ácido obtenían, en solo media hora, células madre pluripotentes. El trabajo se publicó finalmente en dos artículos de Nature tras haber sido varias veces rechazado. Las razones de dicha reticencia eran, al parecer, más que fundadas…