Archivo de septiembre, 2015

Con sus heces hemos topado: Caca contra enfermedades

En cada gramo de caca existe nada más y nada menos que casi un billón –con b- de bacterias –responsables entre otras cosas de precisamente ese mal olor-. Tenemos casi 10 bacterias por célula de nuestro cuerpo. Al conjunto de nuestra microbiota bacteriana se le denomina técnicamente nuestro microbioma el cual, aunque parezca mentira, juega un gran papel en nuestras vidas…


Noche de los investigadores 2015: Cine y Ciencia

La Noche Europea de los Investigadores es un proyecto de divulgación científica promovido y financiado por la Comisión Europea, bajo las Acciones Marie Skłodowska-Curie – programa para fomentar las carreras científicas en Europa- enmarcado en Horizonte 2020, Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea….
Se propone una actividad de en torno a los 120 minutos con una conferencia sobre la evolución humana -desde la inflexión conceptual de Darwin- hasta un lejano e incierto futuro orgánico-tecnológico: robots e implantes cada vez más sofisticados, siempre visto desde los ejemplos que el cine proporciona. Tras la presentación, se procederá a un debate entre el conferenciante, el público presente en el acto, Concepción Monje Micharet, la investigadora de la UC3M que asesoró en el aspecto científico-tecnológico la película Autómata –una que estará presente en la ponencia- y Enrique Royuela Casamayor, virólogo y director de la revista de divulgación científica Principia.







La vitamina B3 mejora la función lisosomal y la inflamación en enfermedades mitocondriales

Las enfermedades mitocondriales son un grupo de enfermedades raras que implican un defecto en el funcionamiento de las mitocondrias. Las mitocondrias son consideradas las principales centrales energéticas de la célula y se encargan de producir energía en un proceso conocido como respiración mitocondrial…







Virus que vienen o “revienen”: Chikungunya y polio

No es momento de insistir en lo importante que son las vacunas, aunque nunca está de más: por favor, como dicen en los aeropuertos, por su propia seguridad –y la de su familia-, vacune a sus seres queridos. En caso contrario y también echando mano al rico refranero español… “ya nos acordaremos de Santa Bárbara cuando truene”…