La ciencia acusa a Greenpeace de crímenes contra la humanidad

Tanto va el cántaro a la fuente que, al final, se rompe. El refranero español es muy rico. A veces, además, es muy preciso. Llevo varias décadas preguntándome por qué, desde el mundo científico, se viene tolerando sistemáticamente tanta intromisión, en la sociedad, de la pseudociencia, de las pseudoterapias, de buhoneros vendedores de elixires… pero también de alarmistas, de la ciencia exagerada, de fraudes científicos, de falsos agoreros, de conspiraciones antivacunas o, como en la siguiente noticia, de biotecnolofóbicos. En este caso, al menos, más de un centenar de Premios Nobel parecen decir… ¡Basta!

Tal y como te acabo de anunciar, un centenar largo de científicos, galardonados con el Nobel acusan a Greenpeace de “crimen contra la humanidad” firmando una carta conjunta contra la oposición de la conocida macroasociación ecologista a los organismos modificados genéticamente o, si lo prefieres, transgénicos.

En dicha carta, los investigadores piden a Greenpeace que ponga fin a su oposición a estos productos biotecnológicos, especialmente, a la introducción del arroz dorado, una variedad de arroz transgénico que podría reducir la deficiencia de Vitamina A que padecen millones de niños en todo el mundo, llevando a la ceguera o la muerte a más de medio millón de ellos al año en las regiones más pobres del planeta.

Asimismo, la carta insta a dicha organización, junto a sus seguidores y simpatizantes, a conocer la experiencia real de los agricultores y los consumidores de todo el mundo con los cultivos y alimentos mejorados, manipulados genéticamente o transgénicos –cada uno que asuma la connotación que prefiera-. De paso, se ruega encarecidamente a los ecologistas y a los verdes que se consideren responsables a que acepten las conclusiones de todos los metaanálisis y evaluaciones de riesgo sobre estos productos alimenticios.

El famoso arroz dorado es una variante genética creada a finales del milenio pasado que porta los genes de precursores de la vitamina A, vitamina de la que carecen, según la OMS, unos 250 millones de niños. Tal y como comentan los científicos firmantes de la petición, hay que detener la oposición basada en emociones y dogmas, en contradicción con los datos. Muchas de estas contradicciones, especialmente en lo referente al arroz dorado, están siendo defendidas sistemáticamente, al menos en Europa, por Greenpeace –junto a otras asociaciones denominadas ecologistas-, rechazo que pone en peligro la vida de muchos niños en las zonas más pobres de África y el sudeste asiático, principalmente. En su carta, los premios Nobel firmantes no pueden ser más contundentes: ¿Cuántas personas pobres deben morir en el mundo antes de que consideremos esto un crimen contra la humanidad?

Desde luego, y si me permites una frase hecha, “¡se puede decir más alto… pero no más claro!”. En la carta se acusa a Greenpeace –acusación que se hace extensiva a otras asociaciones ecologistas antitransgénicos- de tergiversar los riesgos, beneficios e impactos de estos productos, apoyando la destrucción criminal de cultivos de experimentación. Los alimentos transgénicos, dicen los firmantes, son, según las evidencias científicas, tan seguros como cualquier otro alimento, si no más, puesto que, hasta la fecha no se ha podido confirmar ningún efecto negativo en la salud de humanos o animales.

El manifiesto se ha publicado en la web supportprecisionagriculture.org, donde instan a todos los ciudadanos a que apoyen el lema, es decir, una agricultura de precisión. Dicho manifiesto ha sido presentado, como carta abierta, en Washington, en un acto retransmitido on line. Mientras tanto, ¿cómo ha reaccionado Greenpeace? Pues como se esperaba; negando la mayor. ¡Lástima! Podría haber sido una magnífica oportunidad para, de una vez y en serio, abrir un debate productivo basado en evidencias científicas y no en ideologías o miedos ancestrales como aquello de… “que viene el coco”.

JAL (DCC-CBMSO)

 DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 02 DE JULIO DE 2016

Esta semana mi+dtv trata sobre un nuevo estudio sobre los peligros de las pseudoterapias; las cualidades positivas de las isoflavonas de soja y lascaracterísticas distintivas de la leche materna.

Miércoles 00:05 h en Radio 5

Lo miremos como lo miremos, ya estamos de lleno en el verano, la época del año con la lluvia de rayos solares más directa y, por lo tanto, más peligrosa. Para hablar de sol, de cuidados básicos y de los efectos adversos que su exceso representa, tenemos hoy, en Entre Probetas, a Ángel Pizarro, dermatólogo de la Clínica Dermatológica Internacional y especialista en vigilancia de lunares con dermatoscopia digital.
También, Entre Probetas, apoyará la iniciativa Apadrina la Ciencia.

El LAB de JALL,X y V a las 10:05h en Radio 5

 …

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Se te ve muy implicado en la defensa de los transgénicos, colega.
También a esos premiados científicos.
De donde vendrá esa implicación? Quizás del mismo lugar que la comida?

en mi opinión muy demagogo el artículo, cierto los extremos siempre meten la pata, pero por q haya hecho una cosa bien ( añadir la vit A) no quita todo lo malo q se ha hecho con este tema.

No tengo que defender nada como si fuera “el juicio del mono”, colega. El método científico tiene su propio sistema de validación… para lo bueno y para lo malo…
Y aunque no entiendo muy bien tu última parte… algo sí puedo decir… la mayoría de científicos y profesores podemos hablar bien, o mal, de transgénicos, OMGs o de la pera en almíbar… Tenemos libertad para hacerlo, como profesionales de la educación e investigación pública. Nadie me paga por decir lo que digo -ni por decir lo contrario-. Sabes si le pasa lo mismo a los portavoces de los grupos ecologistas? Son libres de decir lo que piensan… y seguir cobrando de la “asociación”… A ver, aquí, dónde está la demagogia…
Pero, lo dicho, no seré yo quien entre en tontunas dialécticas. A quien no le guste la opinión de un científico -o de un aceitunero de la mancha, pongamos por caso-… ancha es internet. Siempre podemos entrar en páginas que nos digan, no la verdad, sino lo que queremos leer…
Un saludo

(requerido)

(requerido)


*