Los padres del Hobbit ya eran “Hobbitos”

Se especuló hasta decir basta: que si eran unos humanos modernos, pero muy deformados, enanos, que si era una evolución divergente de homínidos cercanos a nosotros o, mucho más rocambolesco, que si todavía afirmaban los viejos del lugar haberlos visto rondando por aquellas sierras indonesias… Hablamos del Hobbit, el Hombre de Flores o, técnicamente, del Homo floresiensis.

Tras aquellos descubrimientos del 2003, ahora, nuevos hallazgos fósiles –no muy abundantes, la verdad- parecen apuntar a que estamos hablando, realmente, de una especie nueva, muy distinta de la nuestra. Paleontólogos australianos, japoneses, indonesios y españoles del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, en Burgos, están recomponiendo el puzle de este homínido –creo que no hominino-. Según parece, estos habitantes, bajitos, ya vivían por aquellas islas indonesias –como la de Flores- allá por el Pleistoceno, hace unos 700.000 añitos. Al igual que ocurrió con otras especies, como algunos elefantes, el hobbit sufrió también el fenómeno evolutivo llamado enanismo insular. Estos trabajos han sido publicados en la revista Nature.

Hasta la fecha, los nuevos fósiles encontrados hacen referencia a un pequeño fragmento de la mandíbula inferior de un adulto, junto a seis dientes –incluso alguno de leche- de varios individuos. El lugar de la nueva excavación se encuentra separada de la cueva donde, hace ya más de una década, se encontraron los primeros restos de hace tan solo unos 50.000 años. De aquí el cúmulo de especulaciones.

Ahora, los autores pretenden convencer a la comunidad científica que los nuevos restos, datados, como señalé, hace unos 700.000 años, serían los antepasados directos de los más recientes. Los investigadores se sorprenden que, de ser así, estos homínidos hubieran encogido hace ya tanto. ¿De dónde, a su vez, provendría el Hobbit? Pues al parecer, del Homo erectus, de mucho mayor tamaño, desde el que habría comenzado una divergencia evolutiva hace algo más de un millón de primaveras.

El Hobbit medía poco más de un metro y su capacidad craneal era de unos 420 centímetros cúbicos, frente a los 165 centímetros de altura del Homo erectus y el doble de capacidad craneal. Además, en comparación, el Homo floresiensis, aunque estaba bien proporcionado, mantenía rasgos más primitivos.

Siempre según los autores, tenemos que imaginarnos a estos pequeños seres, evolucionados desde el abuelo erectus, más hermosote, viviendo en una isla, aislados, cientos y cientos de miles de años, encogiendo poco a poco en un ambiente parecido al de las sabanas actuales, utilizando siempre las mismas herramienta, sin apenas cambios en este sentido; anclados tecnológicamente. De hecho, y aquí está parte de mi extrañeza, se han hallado en otros yacimientos de otros fósiles de más de un millón de años utensilios más sofisticados que los de las cuevas del Homo floresiensis. Quizás, estas dos velocidades evolutivas desde el punto de vista de la tecnología se deba a una simple cuestión de necesidad –vamos, lo que viene siendo apoltronarse cuando las circunstancias son favorables-.

Sea como fuere, la polémica está servida. Además de la hipótesis del enanismo insular paulatino, algo comprobado en otras especies animales, otras teorías sobre el origen de nuestro pequeño hobbit lo situarían al margen del Homo erectus, en especies todavía más primitivas que habrían llegado a la zona –me gustaría saber cómo- por su cuenta y riesgo, siendo ya, o no, enano… Para aclarar todas estas incógnitas… claro está, hacen falta más estudios, más fósiles… más hobbits.

Y ya puestos, y para los amantes de mitos y leyendas, como dije antes, hay quien sigue diciendo –entre los ancianos del lugar- por Indonesia, que el famoso Hobbit sigue entre nosotros. Hablan de una criatura, el Ebu Gogo, un humanoide que aparece en la mitología de Flores, que secuestraba –con fines gastronómicos- a los niños de los poblados cercanos. Ebu Gogo, que en lengua Nage de Flores central significaría algo así como “Abuela Glotona”, vamos, casi como la mía, que en paz descanse…

JAL (DCC-CBMSO)

 DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 09 DE JULIO DE 2016

Esta semana mi+dtv trata sobre un nuevo estudio sobre el beneficio del ejercicio en la fibromialgia; las bases genéticas de la migraña y un modelo animal de estudio del autismo.

Miércoles 00:05 h en Radio 5

No se alarme, no queremos acabar siendo esa emisora pesada que solo sabe hablar de sus libros. Este miércoles queremos presentar la difusión de todas las enfermedades raras en estado puro. Para ello, entrevistamos a Antonio González Armas, director y presentador del programa de radio Enfermedades raras, un programa que trata sorprendentemente y a pesar de su título sobre enfermedades raras. También hablamos con Fernando Almazán, virólogo experto en virus raros, raros, raros.

El LAB de JALL,X y V a las 10:05h en Radio 5

 …

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*