Envejecen tus células y envejeces tú: papel de MGRN1…

Si tuvieras que definir en qué consiste el envejecimiento, ¿en qué te fijarías?, ¿en los aspectos físicos, metabólicos, inmunológicos… en la aparición de pelillos en sitios de lo más raros? Vamos a hablar del envejecimiento, desde un punto de vista menos social, como un proceso molecular y celular.

El envejecimiento es el proceso de pérdida de función que ocurre en todos los órganos y todas las células del individuo. Sin embargo, este proceso no es el mismo en todos los tejidos del cuerpo. Mientras que las células que recubren nuestro intestino, nuestra piel, el hígado, y así sucesivamente, son reemplazados constantemente tan pronto como se vuelven disfuncionales, otras células como las neuronas no. De hecho, cuando una neurona nace y su conectividad se establece funcionalmente durante el primer período de vida, entonces esta neurona tendrá que vivir y, posiblemente, funcionar correctamente durante toda la vida del individuo.

Con el aumento de la esperanza de vida, por ejemplo, una sola neurona ahora puede llegar a necesitar mantenerse viva y funcional durante cerca de los 100 años… ¡o incluso más! Esta “necesidad de sobrevivir” para toda la vida es de tal relevancia para la especie que las neuronas poseen mecanismos muy robustos para contrarrestar la mayoría de los factores que llevan a la pérdida de función –a ese proceso que hemos denominado envejecimiento-.

Sin embargo, los mecanismos que proporcionan dicha robustez no han sido, hasta ahora al menos, bien entendidos, especialmente aquellos que operan durante el susodicho envejecimiento, período que se caracteriza por la acumulación de elementos dañinos.  Por ello y en este sentido, en el reciente trabajo de neurobiología de Benvegnù y colegas –colegas en términos científicos, se entiende- se ha aclarado uno de estos mecanismos. En dicho trabajo, publicado en la famosa revista internacional Molecular Cell, este grupo investigó la función de una proteína muy concreta en el contexto del envejecimiento cerebral fisiológico. El nombre técnico de dicha proteína es MGRN1, por si tienes curiosidad.

Estos autores, primero identificaron que en ratones envejecidos los niveles de expresión de esta proteína disminuyen en comparación con los ratones jóvenes, un hecho que puede ser una etapa previa para la disfunción neuronal. Sin embargo, lo que desconcertó a los autores fue que, aparte de la disminución, esta proteína también cambió la localización dentro de la neurona. De hecho, mientras que en condiciones normales la proteína se localiza en el citoplasma neuronal, en las neuronas viejas se trasladaba al interior del núcleo, sugiriendo que MGRN1 podría estar intentando realizar una función importante para la supervivencia de las neuronas envejecidas.

Mediante una combinación de enfoques genéticos, celulares y moleculares, los autores identificaron que el estímulo que empuja a esta molécula dentro del núcleo es un fenómeno común a cualquier célula envejecida, como es el deterioro de lo que se conoce como proteosoma, una especie de factoría molecular encargada de la degradación de las proteínas no necesarias, tóxicas o dañadas. Su degeneración es parte del envejecimiento. De alguna forma, que la proteína estudiada por este grupo de científicos, recuerde, MGRN1, se desplace al núcleo celular estaría contrarrestando los efectos de la deficiencia del proteasoma. Es, en definitiva, un intento de contrarrestar algunos de los síntomas del envejecimiento celular.

Asimismo, el aumento de los niveles de MGRN1 lleva a una reducción de los signos de envejecimiento neuronal y, más sorprendentemente, mejora la capacidad de aprendizaje y memoria en los modelos de animales ya viejecillos. La identificación de este mecanismo que contrarresta signos de envejecimiento puede por lo tanto abrir vías que conduzcan a un diagnóstico precoz del envejecimiento patológico. Así de grandioso…

JAL (DCC-CBMSO)

 DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 05 DE MAYO DE 2017

Esta semana Mi+dTV comienza el programa hablando del estudio de la UPM que ha medido la relación de la capacidad de resistencia al ejercicio con la salud. Después se prosigue exponiendo el estado actual de los humedales españoles, que están en riesgo a causa del cambio climático. Y para finalizar, Mi+dTV habla de la última investigación, liderada por científicos españoles, sobre el papel de los linfocitos T contra las enfermedades autoinmunes.

Miércoles 00:05 h en Radio 5

Hace más de 25 siglos que Hipócrates determinó las cuatro cualidades fundamentales que debe tener un buen médico: conocimientos, sabiduría, humanidad y honestidad. Sobre éstas y otras cualidades más humanas hablaremos hoy con el urólogo y cirujano oncológico Salvador Esquena, autor del libro En la piel del paciente.

Asimismo, viajaremos imaginariamente a bordo de la sonda Cassini para observar los chorros de vapor que emanan de una de las lunas de Saturno, algo que podría ser un indicio de la presencia de agua líquida y quién sabe si también de vida.

El LAB de JAL
L,X y V a las 10:05h en Radio 5

 …

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (25 minutos de intensa y entretenida ciencia). Radio 5

EL LABORATORIO DE JAL (Píldoras científicas en 3 minutos). Radio 5

MARCA ESPAÑA (A CIENCIA CIERTA) Radio Exterior de España

A HOMBROS DE GIGANTES RNE

UNEDtv

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*