¿Cómo suenan las proteínas?

Gracias a David González (compañero del CNIO), me he enterado de que acaba de salir publicado en Genome Biology un artículo titulado “Conversion of amino-acid sequence in proteins to classical music: search for auditory patters”, que trata sobre cómo representar las secuencias de aminoácidos en partituras musicales que sean además agradables. Algun@s de l@s que estais leyendo pensareis ‘¡pues vaya tontería!’, y os puedo asegurar que no lo es en absoluto.

No es nada nuevo que algunos científicos hayan buscado una manera detrasladar el código genético (secuencias de nucleótidos y secuencias deaminoácidos) a sonidos. Los objetivos están claros: permitir quepersonas con problemas visuales sean capaces de “ver” las secuenciaspor otros medios, hacer más atractiva la biología a los jóvenes, etc…Sin embargo, las soluciones encontradas anteriormente, basadasprincipalmente en traducir cada resíduo (ya sea nucleótido oaminoácido) en una nota musical distinta, no eran satisfactorias. Laspartituras generadas por este método a partir de secuencias denucleótidos tienen a ser muy monótonas, por haber sólo 4 nucleótidosdistintos, produciéndose sólo 4 notas distintas. Para el caso de lassecuencias de aminoácidos, las partituras generadas contenían muchosaltibajos entre las distintas notas, lo que llevaba a que no fuera muyagradable de oír.

El artículo publicado intenta solucionar los problemas para las secuencias de aminoácidos. Lo primero es asignar acordes en lugar de notas musicales, de forma que mejora ostensiblemente la musicalidad (para los adictos al móvil, sería un politono ;-) ). Además, en lugar de asignar un acorde diferente a cada aminoácido (20 acordes distintos), los autores del artículo primero agrupan los aminoácidos por sus propiedades fisico-químicas, las mismas usadas para la construcción de las matrices de sustitución, y luego asignan las notas a esos grupos. Usando la propiedad de hidrofobicidad, salen 13 acordes distintos.

Esto último tiene el inconveniente de que aminoácidos distintos agrupados bajo las mismas características suenen igual. Por ello los autores decidieron asignar variaciones del mismo acorde a los aminoácidos clasificados conjuntamente. De esa manera, por ejemplo la tirosina tendría un acorde de Sol Mayor, y la fenilalanina un acorde de Sol Mayor invertido en el esquema de 13 acordes distintos basados en la hidrofobicidad de los aminoácidos. También en el artículo se trató el tema del ritmo. Los autores lo han hecho asignando a cada acorde una duración basada en la frecuencia con que son encontrados los aminoácidos en el genoma del que proviene la secuencia de aminoácidos.

Los autores del artículo tienen una página web con información sobre su proyecto gene2music, y lo más importante, ejemplos de secuencias de proteínas traducidas a partituras. El artículo tiene más información que la que he expuesto en esta entrada, así que si os ha interesado (y teneis acceso) os recomiendo que os lo leais. En cualquier caso, la web del proyecto es de libre acceso.

Enlaces:

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

¡¡¡ IMPRESIONANTE!!!

hola amgos y amigas los quiero a todos

Interesante, pero no me acaba de convencer lo de utilizar inversiones de un acorde: suenan muy parecidas y hay que tener un oído bastante educado para diferenciarlas.

Mejor sería utilizar el mismo acorde con más notas (añadiendo la séptima). Sería el mismo acorde con diferentes grados de complejidad, que, de alguna forma, podría relacionarse con la hidrofobicidad del aa. en cuestión:

Tríada de sol mayor < Cuatríada de sol mayor

Leo en la página del proyecto que sólo se han limitado a tríadas mayores y basados en notas naturales (sin bemoles o sostenidos). Echo en falta el uso de tríadas menores, por ejemplo.

Como músico (aficionado) me parece un sistema demasiado simple ;-)

Saludos.

Nuestro proyecto “Genoma Music-1” ha sido glosado en mas de 200 referencias de prensa general y especializada nacional e internacional, incluyendo la prestigiosa revista Science en Diciembre de 2002, como una iniciativa de gran interés. (www.genomamusic.com)

La música conseguida no ha sido monótona ni dificil de oir.Microorganismos, enfermedades (GM-1), la traducción de la Huella Genética Humana (GM-2), la traducción musical de los genes de levaduras responsables de la crianza de los vinos de Jerez (GM-3), y la traducción de la huella genética a huella sonora de los delfines(GM-4) son algunos de nuestros trabajos editados en CDs.

Hemos participado en la semana de la Ciencia de Madrid 2002, 2003, 2004, 2005, presentando la traducción de la música genómica.

aunque un poco descabellado la verdad me parece que es un pryecto muy interesante y ps les deseo mucha suerte con este proyecto

gracias por su informacion soy de san cristobal zapotitlan municipio de JOCOTEPEC

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..