Lenguaje y Biología II: El español y la creación

Habrá que volver de vez en cuando a Ortega, a Foucault y al significado de Episteme que parece invadirlo todo. Pero no podemos cambiar de tema sin recordar el que, según Ortega es el verdadero significado del saber, es decir: Saber a qué atenerse. La episteme es el repertorio argumental del que cada época dispone para saber a qué atenerse y va vinculada inexorablemente a un lenguaje. Cada lenguaje con su episteme.

Aunque el esquema es más bien propio de algunos años atrás, todavía sirve y por eso Fernando Fernán Gómez, tan querido representante de una época (de una episteme) dijo una vez:

-Pues para espiar. ¿Para qué si no ha de servir tanto aprender inglés?.

Tan maltratado ha sido el lenguaje español como maltratado ha sido el pueblo que lo habla. Primero la invasión de galicismos; ahora la obra indudable del espionaje. En fin, un milagro es que este idioma, no sólo sobreviva sino que todavía nos proporcione momentos inolvidables, porque el lenguaje es un ser vivo. Cuando parece que va a desaparecer, entonces puede cambiar. Cuando está acosado, se disfraza y sale victorioso.

Como ejemplo de vinculación entre Episteme y lenguaje español, traigo aquí unas líneas tomadas de la Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana de Espasa-Calpe (1908-), de su primera entrada del volumen 16 (Cre/Charg) copio:

Creación (Etim. Del latín creatio, onis, creación, derivado de creatum, supino de creare, crear) f. acto de crear o sacar Dios una cosa de la nada…..

Más adelante:

Nótese que en el sentido de invención, fundación, descubrimiento , imaginación, establecimiento o producción de obra de arte o fantasía, siempre esta voz constituirá un galicismo inadmisible. En buen castellano debe limitarse su acepción al acto de producir algo cuya materia u objeto no existían antes. Los buenos hablistas usan en lugar de esas locuciones galaícas, las castizamente españolas: fundación, erección, invención, descubrimiento, institución, invento, producción, engendro, fijación, fábrica, formación y otras.

Y aún más :

A. la creación (acción, concepto, consecuencias y antinomias). Es la creación la producción de un ser, o sea de una realidad indivídua de la que nada pre-existió a su producción, es la acción productiva por excelencia.

O según Santo Tomás:

Emanatio totus entes a causa universali, quae est Deus (pI, q 45, a1).

Y llegados a este punto, yo me pregunto: ¿Puede ser una lengua creacionista?. O en un estilo más próximo a Fernando Fernán Gómez: ¿Será todo una cuestión de espionaje?.

Iremos viendo,…..

Share/Bookmark

Related posts:

  1. Lenguaje y Biología I: Episteme
  2. Historia y Biología II
  3. Historia y Biología I
Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*