El origen de las ideas en la tradición científica y un ejemplo con el término evolución

Nuestra ciencia, la ciencia contemporánea que solemos escribir con mayúscula y en la cual solemos pensar también con mayúscula, es heredera directa de la filosofía griega antigua. De ella ha recibido una sólida herencia que comprende, por ejemplo, la creencia que está en la base del humanismo y que consiste en pensar que el Mundo es algo que el hombre puede describir y explicar. El científico comparte con el humanista y con el filósofo la creencia en su propia capacidad para suministrar explicaciones del Mundo que sean más correctas que las que el propio Mundo, a diario, nos va proporcionando. Dicho de otro modo, tanto la filosofía griega antigua como la ciencia moderna se ven a si mismas como este San Cristóbal que José Ribera, el españoleto, pintó en 1637; capaces de transportar al nombre a un mundo mejor. San Cristóbal podría haber sido muy bien, además del patrono de los conductores, como es, el patrono de los científicos.

Visto así, casi todo en la ciencia consistiría en  transportar al hombre, pero no a hombros, en taxi o en autobús, sino de una manera metafórica: suministrarle descripciones y explicaciones. Describir y explicar,……..

Hay quien ve diferencias importantes entre describir y explicar y se empeña en hacer notar que una explicación nos dará una respuesta a nuestras preguntas, irá dirigida a satisfacer nuestras inquietudes más directamente, mientras que una descripción será puramente eso, un simple relato. Personalmente no creo que las cosas sean así: ni confío demasiado en las explicaciones, ni tomo a los relatos por artes de menor importancia. A mi entender, describir y explicar son cosas parecidas; ambas son lenguaje oral o literatura.

Describir hoy cualquier aspecto del mundo requiere ante todo un estilo literario y, creo haber leído que fue Voltaire quien dijo que todos los estilos literarios son válidos menos aquellos que  aburren a los lectores. Los relatos necesarios para describir el mundo y explicarlo se construyen con ideas que van surgiendo a partir de otras ideas anteriores. Todas nacen y se expresan en el lenguaje y, desde los griegos, por escrito. Ninguna idea que no haya sido escrita puede ser considerada como digna de haber contribuido a la ciencia. Ninguna ha sido creada, es decir, que sepamos, hasta hora, ninguna idea surge de la nada, sino que normalmente todas tienen una filiación muy precisa cuyo descubrimiento corresponde a la historia. Al hecho de haberse encaramado sobre hombros de gigantes, como niño Jesús sobre este San Cristóbal de la imagen, dijo Newton que debía sus éxitos. Las ideas más geniales proceden de ideas anteriores; todas expresadas en un lenguaje, del que dependen. Y es que no hay ideas sin palabras. Aunque a veces pueda haber palabras sin ideas o largas frases mucho más vacías de contenido que lo que sus autores suponen.

Ahora vamos con el ejemplo: Evolución. La evolución de los seres vivos, que para muchos es una idea moderna, es ni más ni menos que el viejo concepto del devenir, fundamento y base en los textos de Heráclito. Evolución es sinónimo de la châine des êtres, tal y como lo empleaban los escritores de la ilustración y de metamorfosis, concepto este acuñado por Goethe, o de transformación, un término originado en Francia y del que hablaremos otro día. La prevalencia del término Evolución está sin duda asociada a que este fue el término empleado por Darwin y sobretodo por Herbert Spencer (1820-1903), fundador de la filosofía evolucionista en Gran Bretaña y uno de los más ilustres positivistas de su pais, científicos ambos a los que los tiempos favorecieron cuando se pensaba, precisamente que el positivismo podría dar una explicación de todo y mediante esta explicación hacer al hombre dueño de todo. Hoy, cuando el positivismo ya no es lo que era, podemos analizar por qué el concepto positivista de evolución fué tan importante y marcó una era. Sospecho que el excesivo empeño por ver y hacer ver las cosas como no son tiene algo que ver con esta historia. Si el positivismo contaba con la experimentación para explicar el Mundo, tal vez debió de haberse dado cuenta antes de que la experimentación tiene sus limites. Me sigue preocupando el uso indiscriminado del término Evolución por quien no sabe exactamente lo que dice cuando lo usa. También la terca asociación de evolución y darwinismo. Pero quizás un análisis cuidadoso de la historia de las ideas pueda aclarar ciertas dudas,…….

Share/Bookmark

No related posts.

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Nos complace invitarle a participar en el XVI Congreso Interamericano de Filosofía, que tendrá lugar del 28 de noviembre al 3 de diciembre en el Mazatlán International Center (Sinaloa, México).

Con los subtemas:

• Democracia, diálogo y argumentación.
• Globalización y multiculturalismo.
• Reflexiones sobre la filosofía latinoamericana.
• Las humanidades hoy.
• Problemas de filosofía moral y política.
• Ciencia, técnica y sociedad.
• Las Américas a la luz del Bicentenario de sus independencias.

Por favor si es posible nos gustaría comunicarnos con usted por otro medio para enviarle nuestra convocatoria.

Saludos cordiales.

(requerido)

(requerido)


*