Archivo de abril 1st, 2008

Lecturas románticas I: Jean Paul

La lectura adecuada de los autores románticos reserva grandes sorpresas, tanto para el biólogo aficionado como para el profesional. Hasta  es posible que alguno de sus textos guarde como un secreto oculto el sueño de un genio, esperando a ser re-encontrado por algún lector afortunado doscientos años después, de manera similar a como vimos con las ideas de Geoffroy.

En esta y en la siguiente entrada, propongo dos lecturas como ejemplo. Se trata de textos breves, que hay que leer pausadamente. Tomándose para ello el tiempo que sea necesario y, sobre todo, reflexionando. Abriendo ventanas a la imaginación e intentando participar en el misterio del Mundo tal y como lo entendieron los románticos, que, aunque parezca diferente, es el mismo que puede ser hoy visto a la luz de la moderna tecnología.

Las imágenes son granos de polen vistos al microscopio de fluorescencia. Las dos de abajo proceden del intestino de una abeja.

Acompañando estas imágenes y con más ingenuidad que malicia, propongo para la primera lectura un fragmento de Albert Béguin, un lúcido explorador del mundo de los sueños de Jean Paul:

(más…)

Etiquetas: ,