El aforismo de Virchow, la generación espontánea y la post-modernidad

                     

Decíamos que la Teoría Celular, uno de los fundamentos de la biología actual, había sido expuesta en el siglo XIX y había cristalizado en el famoso aforismo de Virchow: Omnis cellula ex cellula. (Toda célula procede de otra célula). Pero los aforismos en latín tienen los días contados cuando se refieren a la biología (sic transit gloria mundi), y……… el aforismo de Virchow no iba a ser una excepción, porque…..pensándolo bien: Si todas las células proceden de otra célula,…..entonces:
¿De dónde procede la primera célula?
Sólo quedan dos posibles respuestas:

1. Nunca hubo una primera célula
2.
La primera célula no proviene de otra célula.

 La mayoría de los biólogos actuales apoya la segunda, con lo cual su postura es manifiestamente contraria al principio expresado en el aforismo de Virchow. Si admitimos que es posible que una célula proceda de algo que no es otra célula,  entonces estaremos de alguna manera volviendo sobre nuestros pasos. Es decir, negando el aforismo de Virchow y afirmando la generación espontánea. Volveríamos así a abrir el debate en una de las cuestiones que el siglo XIX había dejado zanjadas. Y es que aunque el vitalismo en el sentido estricto del término haya desaparecido del mapa, porque muchos de los componentes de los seres vivos pueden sintetizarse en el laboratorio, la vida escapa a las leyes.

 La aplicación del Método Científico viene en buena medida a poner las cosas en su sitio.  A establecer las condiciones en las cuales las leyes se cumplen. Fuera de esas condiciones ni sabemos, ni podemos aventurar lo que ocurrirá. Por eso, a pesar de que la terminología es confusa, como Juanjo Ibáñez acaba de demostrar en su blog Un Universo Invisible…., debemos intentar salir de esa confusión, que en muchos casos puede ser intencionada.

El Método Científico viene a resolver aspectos cruciales de la ciencia. Su aplicación es fundamental en biología y, por eso hemos de dedicar una serie de entradas a ejemplos de quienes fueron algunos de sus mayores exponentes y tal vez, otros ejemplos de quienes no lo fueron………

 

Related posts:

  1. La Teoría Celular, en la base de la biología
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*